Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

27 abril 2011

Humildad y valentía

La verdadera valentía está entretejida con la humildad.  Al igual que la valentía, la humildad contiene un poder inmenso.  Ser humilde no significa ser débil o sumiso.  La verdadera humildad surge naturalmente cuando reconoces la gran luz, el poder divino que existe no sólo dentro de ti, sino dentro de todos por igual.  Quien es humilde puede parecer muy blando, pero en realidad su fortaleza es grande.  De la misma manera, quien es valeroso puede parecer atrevido y autosuficiente, pero en realidad su corazón está lleno de humildad, pues sabe que la valentía surge de una fuerza divina.  La humildad y la valentía están entretejidas.

No importa lo que la vida te presente: un buen consejo, una beca, comida, la abundancia de la naturaleza o una amable advertencia; recíbelo con un corazón humilde. En todo lo que llegue a tu vida -más responsabilidad, una felicitación sincera, un ascenso, una ganancia imprevista, un sufrimiento inesperado, un vecino desagradable o gente que te haga la vida difícil-, la humildad es siempre la respuesta más noble.  Es también la más constructiva.

Si eres humilde, entonces esas situaciones se expandirán o disminuirán de la manera más natural, dependiendo de lo que sea necesario que suceda en un momento dado.  Lo bueno permanecerá y lo malo se desvanecerá.  Con humildad, te puedes beneficiar de la buena fortuna y liberarte del sufrimiento.  Por eso, sigue los pasos de los valientes.  Sigue el camino de la valentía.

Swami Childvilsananda
(Valentía y contentamiento)

Photo by David Robledo

No hay comentarios:

Publicar un comentario