Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

09 mayo 2011

Enfréntate a tus pensamientos con comprensión

Un pensamiento resulta inofensivo a menos que no los creamos.  No son nuestros pensamientos, sino nuestros apegos a ellos, lo que origina nuestro sufrimiento.  Apegarse a un pensamiento significa creer que es verdad sin indagar en él.  Una creencia es un pensamiento al que hemos estado apegados, a menudo durante años.

La mayoría de la gente cree que "es" lo que sus pensamientos dicen que es.  Un día advertí que no estaba respirando:  me estaban respirando.  Entonces también advertí, con gran sorpresa, que no estaba pensando: que, en realidad, estaba siendo pensada y que pensar no es personal.  ¿Te despiertas por la mañana y te dices: "creo que hoy no voy a pensar"?  Es demasiado tarde: ¡ya estás pensando!  Los pensamientos sencillamente aparecen.  Provienen de la nada y vuelven a la nada, como nubes que se mueven a través de un cielo vacío.  Están de paso, no han venido a quedarse.  No son perjudiciales hasta que nos apegamos a ellos como si fueran verdad.

Nadie ha sido capaz, jamás, de controlar su pensamiento, aunque la gente cuente la historia de cómo lo ha conseguido.  No dejo que mis pensamientos se marchen:  me enfrento a ellos con comprensión.  Son ellos los que me dejan marcharme a mí.

Los pensamientos son como la brisa o las hojas en los árboles o las gotas de lluvia que caen.  Aparecen del mismo modo, y a través de la indagación, podemos entablar amistad con ellos.  ¿Díscutirías con una gota de lluvia?  Las gotas de lluvia no son personales, como tampoco lo son los pensamientos.  Una vez que te has enfrentado a un concepto doloroso con comprensión, la próxima vez que aparezca quizá te resulte interesante.  Lo que solía ser una pesadilla ahora es sólo algo interesante.  La siguiente vez que aparezca, tal vez te resulte divertido.  Y la siguiente vez, quizá ni siquiera lo adviertas.  Ese es el poder de amar lo que es.

Byron Katie
(Amar lo que es)

Photo by Edith

No hay comentarios:

Publicar un comentario