Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

17 junio 2011

Qué hacer cuando todo sale mal

Cuando la rutina cambia bruscamente para mal, uno se siente perdido. El cuerpo se pone rígido y no podemos pensar. Buscamos la forma de recuperar la estabilidad, el suelo, el caminito, las instrucciones, el plan de acción. La sensación de sentirnos perdidos nos mata y hacemos lo que sea para sentir que estamos en tierra firme de nuevo. Pero a veces no es tan fácil.

Es tan fuerte la crisis que nos arroya, nos deprime y nos desmotivamos como nunca. Aunque frente a nosotros esté la salida o la solución, sentimos que no podemos dar un paso. No tenemos fuerzas.
Uno pensaría que podría agarrarse de lo bueno que tiene, pero en ocasiones ni siquiera tenemos la capacidad de disfrutar "lo bueno".

La vida se siente muy pesada. Los demás nos observan y se preocupan porque no saben qué hacer para que nos sintamos mejor. Incluso, algunos hasta se enojan porque nos sentimos mal. Nos regañan o nos dan consejos desesperados que se sienten como cachetadas y nunca como medicina que alivia.

Nuestros días terminan y nos vamos a dormir con un profundo dolor. Los que somos religiosos oramos para que todo mejore. Los que no lo somos dudamos, nos perdemos en un limbo de incertidumbre y deseamos que las cosas cambien pronto. Incluso, el sufrimiento persistente a veces convierte a los creyentes en ateos y a los agnósticos en creyentes. Ante la desesperación, actuamos de las formas más extrañas.

Y entonces vienen las preguntas: ¿Cómo le haces cuando las oraciones no resultan? ¿Qué haces para salirte del hoyo? ¿Qué hago para poder estar bien ya?
Yo lo que hago es: 1) Pienso en mí, 2) lloro lo que tengo que llorar, 3) me valoro y luego 4) comienzo a quererme.
Nada como el amor propio para dejar de sabotearse uno mismo. Para cultivar amor propio haz lo siguiente:
  1. Deja de saborear la depresión y el drama. Aunque en verdad haya sucesos desafortunados, no vale la pena magnificarlos.
  2. Atiende tus necesidades básicas (come, báñate, descansa o llora si es necesario).
  3. Actúa: busca el trabajo que quieres, manda el currículum, busca al ser querido y admite tus fallas, deja de postergar el trabajo, ve al médico, vuélvete una solución y no un obstáculo para ti o los demás, marca límites, recupera tu dignidad.
  4. Pide ayuda, pide ayuda, pide ayuda, pide ayuda...
  5. Lucha, lucha un poco más y luego lucha más.
  6. Incorpora la meditación en tu vida así como incorporaste el hábito de bañarte todos los días. La mente y corazón necesitan higiene diaria.
Si te sentiste un poquito mejor después de seguir los consejos que te damos, NO PARES. Sigue cultivando hábitos saludables, de lo contrario la inercia de la depresión tomará el control de tu vida de nuevo.

Alejandro Serrano

Luna llena en Nepal by Matthieu Ricard

No hay comentarios:

Publicar un comentario