Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

09 septiembre 2011

No apegarse a las historias

Una mujer acudió al rabí lamentándose de que no podía concebir un hijo y pidiendo al rabí consejo y ayuda.
- Ah- dijo el rabí-, es muy difícil.  Pero ¿sabes?, a mi madre le ocurrió lo mismo.  Pasaron muchos años sin que pudiera concebir un hijo, de modo que fue a ver al gran rabí Bal Shem Tov.  Él solemante le hizo una pregunta: "¿Qué estás dispuesta a dar y qué estás dispuesta a hacer?".
Ella reflexionó acerca de ello.  Era una mujer pobre y no tenía muchas posesiones.  Finalmente, se encaminó a su casa y cogió su más valiosa posesión, el chal que había llevado en su boda, una herencia familiar que había pertenecido también a su madre y a su abuela.  Entonces regresó con él a ver al rabí.  Pero como era pobre, tuvo que regresar andando, y cuando al fin llegó, el rabí intinerante se había trasladado a otro pueblo.  Caminó durante seis semanas de un pueblo a otro, llegando en cada ocasión justo cuando Bal Shem Tov había partido.  Finalmente, le alcanzó.  Él acepto el regalo y se lo entregó a la sinagoga local.  Mi madre regresó caminando hasta su hogar - concluyó el rabí- y un año después concibió un hijo.

- ¡Qué maravilla!- gritó la mujer, verdaderamente aliviada-.  Tengo mi chal de boda en casa.  Te lo traeré, se lo das a la sinagoga ¡y seguro que concibo un hijo!

- Ah- dijo el rabí, sacudiendo tristemente la cabeza-.  Desgraciadamente, eso no te servirá.  La diferencia es que ahora tú has escuchado esta historia, mientras que mi madre no tenía historia alguna a la que ceñirse.

1 comentario:

  1. Buen pensamiento Edith! Siempre hay buscar los principios eternos, y no imitar las historias. Ariel

    ResponderEliminar