Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

01 noviembre 2011

Pedir por alguien más

"Estad quietos y sabed que yo soy Dios"
Tienes una línea directa con tu creador, ¿sabes cuál es? ¡La oración!  Nos enseñaron a orar desde que eramos niños.  Pero estoy seguro que muchos ya olvidamos las oraciones de gratitud que solíamos memorizar en nuestra infancia.

Por lo general, una oración común es más para pedir y menos para agradecer.  Recuerdo que leí una oración que decía: "Dios, por favor dame paciencia ¡pero dámela ya!"  Parece que en este mundo de Yeh dil maange more (el corazón quiere más), Dios se ha vuelto tan sólo un proveedor y un buzón de reclamaciones.  Muchas oraciones tienen el típico "Dios, ¿por qué me hiciste esto a mi?"

Cada quien pide por sí mismo y no hay problema de hacerlo.  Si no has orado últimamente, tienes que empezar.  Y sí, no hay nada malo en pedirle cosas a Dios.  Todo lo que pidas con un corazón sincero se te dará en abundancia.  Pero tienes que pedirlo.

Esto me recuerda la historia de un niño que caminaba con su padre.  En el camino vio una piedra enorme y el niño decidió quitarla.  Trató con todas sus fuerzas hasta que se dio cuenta de que era demasiado pesada.  Finalmente volteo a decirle a su padre:  "Por favor, ayúdame a quitar esta piedra"
El padre sonrió y dijo: "He estado a tu lado todo el tiempo, si lo hubieras pedido antes".

La oración es una forma de liberar al factor Aladino que tienes dentro.  Aladino tenía una lámpara, pero tenía que pedir los deseos -no se le concedieron solitos.  La oración es una forma de pedirle a Dios.  Pero sólo por este día orarás de forma desinteresada, lo harás por alguien más.

Por experiencia, he observado que cuando alguien más pide por ti se vuelve realidad mucho más rápido de lo que tardaría normalmente.  Esa es la magia de pedir por alguien más.  Cuando lo haces estás haciéndolo sin un motivo egoísta y por esa razón es muy efectivo.

¿Por quién orarás?  Mira a tu alrededor y encontrarás la respuesta.  Hay millones en el mundo, las personas que no tienen, los hambrientos, los despojados, los que no tienen qué vestir y que ni siquiera saben que deben orar.  Hay tanta gente enferma que necesita la piedad de Dios.  ¡Sería muy bueno que les hicieras una pequeña recomendación!

La mejor forma de oración es la que viene del instinto y está más allá de las palabras.  Cuando vas a cruzar una calle y un coche se acerca a ti, tu mente no forma una oración, "Por favor, muévete, se acerca el coche..."  Inmediatamente te manda un impulso que te jala hacia atrás.  De igual manera, la forma de oración más grande se hace a través de los sentimientos y no de las palabras.  Observarás el efecto a medida que ores más y más.

Orar por los demás es una de las cosas más nobles que podemos hacer.  Representa nuestra voluntad de añadir valor a la vida de otros y justamente de eso se trata la vida.  Esa oración también hace que te des cuenta de qué afortunado y bendecido eres.  De hecho, una oración honesta es muy poderosa.

Abhishek Thakore



1 comentario:

  1. oe mi a abuelita guzman que se mejore de su ojito, también or sabas siva ela ez de 96 aos

    ResponderEliminar