Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

01 diciembre 2011

Permanecer contento

La felicidad es el fin último de la humanidad; fíjate en todas tus acciones de cualquier día.  Puedes clasificarlas en dos partes: una para obtener placer y la otra para evitar el dolor.  Piensa en todo lo que estás haciendo en la vida ahora mismo.  Todo se resume a la búsqueda de la felicidad, ¿quién no quiere ser feliz?

Recuerdo una interesante anécdota sobre la felicidad.

Un vagabundo estaba felizmente sentado en la banqueta, sin hacer nada.
¿Qué estás haciendo ahí? ¡Estás perdiendo el tiempo, tonto!  Haz algo de provecho -dijo alguien que pasaba por ahí.
- ¿Y qué crees que debo hacer, oh gran maestro?
- Trabaja, consigue un empleo en algún lugar y no estés ahí sin hacer nada.
- ¿Y para qué? -preguntó el vagabundo
- Para tener dinero para vivir -dijo el transeúnte.
- ¿Y qué voy a hacer con el dinero? -quería saber el vagabundo.
- Podrás vivir mejor, tener un hogar, casarte y tener hijos -el transeúnte estaba impacientándose.
- ¿Y luego? -insistió.
- Serás feliz y disfrutarás la vida. 
El transeúnte estaba seguro de haber convencido al vagabundo.  Pero la respuesta de éste le hizo ver que no era así.
Le contestó con una sonrisa -¿Ser feliz y disfrutar la vida? ¡Eso es lo que estoy haciendo ahora!

No es que te pida que te vuelvas como el vagabundo, que pierdas el tiempo sin hacer nada.  El objetivo de la historia es ilustrar el hecho de que la felicidad no es como la percibimos; es muy diferente y entenderla nos será de mucha utilidad.

Muchos consideramos que la felicidad es un destino.  Hacemos afirmaciones como: Seré feliz cuando...
Gane tal cantidad de dinero
Todos me quieran
Tenga ese aparato
Viaje por todo el mundo
Me asciendan a.....

Tienes que darte cuenta de que no necesitas una razón para ser feliz.  ¿Cuál sería la diferencia si lograras estos objetivos?  ¡Sólo que te darás permiso de ser feliz!  ¿Ves qué absurdo?

La felicidad que buscas no es algo externo, está dentro de ti.  Excepto que estableciste ciertas reglas para cuando "te permitas ser feliz".  Modifica esas reglas y será más fácil alcanzar la felicidad.  Rómpelas y serás feliz para siempre.

Una de las "reglas para ser feliz" más hermosa es de uno de mis amigos.  Dice que todos los días siente una avalancha de felicidad en cuanto se levanta.  ¿Cómo?  Mi amigo dice:  "Estoy vivo y en la tierra, ¡es una razón excelente para ser feliz!"  Con una regla así, seguramente serás feliz por mucho, mucho tiempo.

Date cuenta de que la felicidad es una decisión - puedes decidir ser feliz.  Una vez que lo hagas y que tu decisión sea fuerte, nada podrá cambiarla.  Necesitas tener una fuerte determinación.  Sólo por el día de hoy, toma la decisión mental de permanecer feliz sin importar las circunstancias.  Toma esa decisión ahora.

Una vez que la hayas tomado, felicítate. ¡Mereces una palmadita en la espalda!  Pero espera, tienes que ser fuerte y apegarte a tu decisión.  No dejes que las circunstancias o los eventos echen a perder la maravillosa resolución que has hecho.  Eso vendrá de la conciencia de que tú eres el único responsable de toda la felicidad y de toda tu tristeza.

Abhishek Thakore


3 comentarios:

  1. Edith este post es maravilloso la felicidad a veces cuesta conquistarla cada día.

    Un cordial saludo de…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  2. Una excelente y reflexiva entrada.
    Felicitaciones Edith por tu blog.
    Un cordial saludo desde Mérida -España- y...sé Feliz!
    Ramón

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por sus comentarios!!
    Es bueno recordar de quien depende la felicidad!

    Un abrazo desde Monterrey!

    ResponderEliminar