Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

21 agosto 2012

La historia de Elissa

En 1996, Elissa Montani visitó Bosnia. Durante ese tiempo, vivía en la isla Staten en Nueva York y sufría de un desorden debilitante de ansiedad. Y recuerda: “Me mostraron una carta de un niño que había perdido sus dos brazos y una pierna cuando explotó una mina terrestre.” Esta carta que este niño había escrito decía, ‘Porfavor ayúdeme alguien a conseguir nuevos brazos y una pierna.’ Conmovida e inspirada, reclutó aerolíneas y hospitales y en menos de 24 horas había conseguido suficiente apoyo como para traerlo a Nueva York. “Yo era soltera y tenía dos perros así que se quedó conmigo durante cuatro meses mientras le ayudaba a conseguir sus nuevas extremidades y mi ansiedad comenzó a desaparecer. Había estado pidiéndole a Dios que me ayudara con mi ansiedad y quien iba a decir que la ayuda iba a llegar en la forma de una carta del otro lado del mundo.”

Hoy en día, la fundación no lucrativa que Elissa creó, Global Medical Relief Fund (Fondo Global de Emergencia Médica) ofrece cuidado médico y prótesis a niños refugiados procedentes de lugares devastados por guerras como Bosnia, El Salvador, Liberia, Nigeria, Iraq y Somalia. “El valor de estos pequeños es absolutamente asombroso,” comentó Montani que parece ajena a su propio valor al visitar lugares desvastados por guerras y salvar a estos niños. “Un niño pequeño que acabo de traer perdió su vista y un brazo. Pedí ayuda y veinte especialistas diferentes lo vieron. Su vista estaba ya muy dañada como para aceptar un transplante de cornea pero obtuvo un nuevo brazo y cuando los periódicos preguntaron, ‘¿Cómo te sientes ahora?’, contestó con una gran sonrisa ‘Ahora puedo buscar mi camino.’ Esto es valor.” El primer niño que ayudó ahora vive con Elissa y su marido y es, como ella dice, “un ejemplo para todos los niños que traigo aquí. Lo ven y dicen, ‘Sí él puede hacerlo, yo también,’ porque es un triple amputado.” Muchos de los niños regresan cada año a medida que crecen para que sus prótesis sean ajustadas.

“La gente me pregunta si cualquiera puede hacer esto. Sí, cualquiera lo puede hacer mientras tenga amor en su corazón. Es todo lo que se necesita.”

Stephen G. Post
(Los Regalos Secretos de Ayudar)


No hay comentarios:

Publicar un comentario