Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

14 mayo 2013

Orificio en el bote

Un hombre fue llamado a la playa para pintar un bote. Trajo con él pintura y pinceles, y comenzó a pintar el barco de un rojo brillante, como fue contratado para hacerlo. Mientras pintaba, verificó que la pintura se estaba filtrando por el fondo del barco. Descubrió que había un orificio, y decidió repararlo. Cuando terminó la tarea, recibió su dinero y se fue.

Al día siguiente, el propietario del barco buscó al pintor y le entregó un cheque con una suma importante. El pintor quedó sorprendido:

- ¡Pero Señor usted ya me pagó por la pintura del bote!
- Mi querido amigo, usted no comprende. Déjeme contarle lo que sucedió. Cuando le pedí que pintase la embarcación, olvidé hablarle del orificio. Cuando el barco se secó, mis hijos subieron y salieron de pesca. Yo no estaba en casa en aquel momento.
- Cuando volví y me di cuenta que habían salido con el bote, quedé desesperado, pues recordé que tenía un agujero. Imagine mi alivio y alegría cuando los vi retornando sanos y salvos. Entonces, examiné el barco y constaté que usted lo había reparado.
- ¿Se da cuenta ahora, lo que hizo? ¡Salvó la vida de mis hijos! No tengo dinero suficiente para pagarle por su "pequeña" buena acción...


Hay muchas personas que Dios llama a hacer algo en particular, pero su generosidad y sentido de excelencia lo convierte en algo más grande y mejor. No lo hacen por la vanidad, sino por el orgullo, en el buen sentido, que produce la labor bien hecha. Cuando escuché la historia del pintor que fue más allá, caminó metafóricamente la milla extra, vino a mi mente la parábola de los talentos, "el que es fiel en lo poco, Dios lo pondrá en lo mucho".

Según las estadísticas sobre capital humano, más del 90% de las personas trabajan haciendo tareas que no los satisfacen, para la cual están desmotivados, esperando un cheque de salario mensual que no los hará más felices. Sus vidas transitan sin esperanza. Lo que hagamos debemos hacerlo por una visión más grande que nosotros, sin esperar otra cosa que agradar a Dios.

Los milagros se alimentan de pequeñas acciones obedientes


1 comentario:

  1. Nadie sobra en esta orquesta, todos estamos aquí para algo. Gracias, siempre, Edith. Besos de luz.

    http://frasesdedios.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar