Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

23 enero 2014

Una meditación en el optimismo

Siéntate de manera comoda y respira de manera tranquila y natural. Por algunos momentos, concentra tu atención en el ir y venir de tu respiración. Se consciente de la sensación creada por el paso del aire en tus fosas nasales. Date cuenta del pequeño momento en el que la respiración queda brevemente suspendida entre la exhalación y la siguiente inhalación. Ya sea que tu respiración se desacelere o acelere, simplemente toma nota. Como resultado, tu mente se vuelve un poco más tranquila, clara y estable.

Reconoce que hay muchas maneras de experimentar el mundo. Viendo el lado positivo de las cosas es esencial para darnos cuenta que todos los seres, incluyéndonos, tenemos el potencial para una transformación interna y capacidad de actuar.

Entiende que las cirunstancias externas están constantemente cambiando y nada está grabado en piedra. Confía en el hecho de que es posible el alcanzar tus aspiraciones y que, con paciencia, determinación e inteligencia, en la mayoría de los casos, tú puedes eventualmente lograrlos.

Repítete a ti mismo que siempre puedes hacer las cosas de mejor manera, en lugar de sentirte resignado, deprimido o devastado. Limita el daño en lugar de permitirte ir a la deriva. Encuentra una alternativa en lugar de paralizarte a causa del fracaso. Reconstruye lo que ha sido destruído en lugar de exclamar “¡Todo ha terminado!”.

Entiende la necesidad de esforzarte hacia la dirección que mejor parezca y el usar cada momento para progresar mientras se cultiva la libertad interior en lugar de desperdiciar tu tiempo rumiando el pasado y temiendo el futuro.

Al final de esta corta meditación, descansa por algunos momentos en el estado de silenciosa simplicidad sin ningún constructo mental en particular, disfrutando de ese plácido lugar que se encuentra profundamente dentro de ti. Dedica esta práctica para la felicidad de todos los seres, incluyéndote a tí.

Matthieu Ricard

No hay comentarios:

Publicar un comentario