Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

01 mayo 2014

En la vida no hay finales verdaderos, solo transformaciones

A veces sentimos que todo se ha venido abajo, y todas las palabras del mundo parecen sólo mierda, ¡puras tonterías adornadas! ¡Sí! Perdemos todo aquello que creíamos que nos definía, o lo que nos hacía felices, todo aquello que nos importaba y sentimos como si nunca nos fuéramos a recuperar. Nos quedamos en una total desesperación, decepcionados, desilusionados. Parece 'el fin' de nosotros mismos, sin esperanza alguna para recuperarnos.

Sin embargo, en la vida, no hay finales verdaderos, sólo transformaciones, nuevos comienzos que nacen desde los escombros. Hay viejos sueños que mueren, está todo lo falso que se va desmoronando, y esto puede resultar demasiado doloroso, ¡por supuesto, por supuesto! La destrucción, las rupturas, las interrupciones, los choques, las pérdidas... a menudo se perciben como enemigos, sin embargo, siempre contienen la semilla de lo nuevo, y a veces sólo se requiere de cierto tiempo para lograr una recuperación. Esta devastación por la que estás pasando, la crucifixión de tus sueños que mencionas, es una oportunidad para soltar CADA IDEA que habías tenido acerca de cómo 'se supone' que tu vida debería ser, todos esos preciados sueños fueron falsos, aunque hermosos y útiles al mismo tiempo.

La invitación, hoy, es a que estés presente para tu vida, que despiertes a ella, que voltees hacia esta inmediatez para dignificar lo que realmente está pasando aquí. Si la soledad te está visitando aquí y ahora, no le des la espalda. Si es el miedo el que se presenta, no lo evites ni intentes huir. Si hay frustración, ansiedad o sólo un discreto sentido de desesperanza moviéndose en ti, no rechaces esas energías. Ellas sólo quieren ser sentidas en este momento. No son nada malo. Sólo se trata de tus hijos perdidos, huérfanos del despertar, y sólo desean moverse y ser tomados en cuenta. A veces, la vida nos pone de rodillas para que podamos SENTIR todo aquello de lo que estuvimos huyendo a lo largo de nuestras vidas. Y sí, este 'encuentro' puede ser doloroso. Pero tal vez, sentir ese dolor sea el principio del sanar, y no el fin del mismo.

Y observa la mente. Cómo da vueltas y vueltas, cómo va hacia atrás y hacia adelante, saliendo constantemente de la escena presente de tu vida, del aquí y del ahora. El pensamiento está constantemente huyendo del momento presente. Se adentra en la memoria - de cómo eran las cosas en el pasado, de qué tan maravillosa era tu vida antes. Y anhela volver hacia allá. Y se siente impotente. Y surge la decepción. El arrepentimiento. La nostalgia. La culpa. Y también se adelanta, imaginando cualquier clase de escenario futuro, muchos de ellos oscuros y aterradores. Te arrastra hacia regiones mucho más allá de tu control. Y ambos movimientos, hacia el pasado y hacia el futuro, te desconectan de donde estás AHORA, en donde es todo lo que hay. Te sacan de tu único punto de poder - este momento.

Y este momento es todo lo que hay. Este aliento. Estas sensaciones. Los sonidos y los aromas de este momento presente. Este presente latir de tu corazón, la sensación de tu trasero en la silla. Un pequeño pájaro cantando en el árbol de allá afuera. El zumbido de la televisión por allá. Una sensación de contracción en el pecho, un nudo en la garganta. Esta es una invitación, un llamado hacia una simplicidad radical. Para honrar el no saber. Para admitir la humildad en la cara misma de la vida. ¿Sin la historia del pasado y el futuro, podrías saber realmente que tu vida está 'saliendo mal'? Porque esta es la creencia en el corazón de todo, ¿no? Que tu vida está 'saliendo mal'. Que el 'yo' ha fracasado, en alguna forma. Que el universo es cruel y de alguna manera está en tu contra. Esta es la conclusión más lógica, sí. No te juzgaría por eso. Pero quizás eso no sea verdad. Tal vez la mente no sepa nada.

Amigo mío, tu desilusión, tu incapacidad para creer todas estas enseñanzas espirituales en este momento, incluyendo la mía, no es un error - ¡es pura inteligencia trabajando! ¡Tu desilusión es parte del despertar, no el fin del despertar! Todo esto es una invitación hacia un despertar mucho más profundo del que pudiste haber imaginado. Te estás viendo forzado a cuestionar todo, absolutamente todo, incluyendo todas esas preciadas enseñanzas espirituales que algún día tuvieron un alto valor. Estás siendo llamado a encontrar tu propia autoridad, a dejar ir todas esas ideas de mierda que definían lo que era una 'buena vida'. Estás siendo invitado a dejar ir todo lo de segunda mano, todo lo viejo, todo lo que recibiste - de tus padres, maestros, gurús - todo lo que se encuentra en la memoria con el fin de poder estar presente para la vida, en carne viva y al desnudo.

A veces tenemos que perder todo con el fin de recordar nuestra completa humildad, para recordar que no tenemos el control, y que cada momento está repleto de maravilla y asombrosa incertidumbre. En este momento te encuentras en un camino de devastación - y eso era exactamente lo que Jesús estaba enseñando. Este no es el final para ti - es el comienzo de una nueva y diferente vida, una nueva forma de moverte en el mundo, aunque resulte difícil identificarlo. Este es un momento de renovación, de bajar tu ritmo, de descubrir la abundancia contenida en la vacuidad. Un momento para ser sumamente bondadoso contigo mismo. Hay muchísimo potencial para ti, incluso si de momento te es difícil creerlo.

Han habido muchas ocasiones en mi propia vida en que me he sentido incapaz de seguir adelante, incapaz de siquiera mantenerme de pie. He llegado a sentir que perdía todo, que nada era posible, y que el vacío era la única clase de vida. Pero lo que sucedía era que no sabía lo que el universo tenía reservado para mí.

Aunque te sientas solo y abandonado, espantado y enojado, amigo, sé consciente que muchos otros están caminando a tu lado, y que muchos otros te entienden. Algún día, tú vas a escribir tu propio libro acerca de tu transformación.
Este momento, amigo. ESTE momento.

Jeff Foster



No hay comentarios:

Publicar un comentario