Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

31 diciembre 2016

Enséñanos a contar nuestros días...


Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría –Salmos 90:12

Me encanta la idea de que cada día, mes, o año que pasa seamos más sabios, que estoy segura que sí lo somos, pero tardamos en darnos cuenta, por eso inicia diciendo "enséñanos Dios" a contar los días, es decir, a vivir plenamente cada día, cada momento, cada circunstancia, cada oportunidad tomada con determinación.

Como soy lingüista, me encanta descubrir el significado de las palabras incluso las más cotidianas, como la palabra Oportunidad....es una palabra con mucho significado, pues indica el momento propicio de algo, y cuando un reto se acerca, el hacerlo bien demostrará el potencial de quien lo toma, así que tiene que ver con tiempo preciso y decisión. Así que cada momento hay una oportunidad esperando a ser tomada.

Otra palabra que he comentado anteriormente es, Entusiasmo... viene del griego enthusiasmós.  La sílaba en significa 'dentro de' o 'poseído'; y theos significa 'Dios'.  Así que la palabra entusiasmo literalmente significa 'llevar a Dios dentro'.  Cuando te llenas de entusiasmo, estás lleno de la energía de Dios, de gran poder, de gracia asombrosa.  Hacerte plenamente consciente de lo que llevas dentro es heredar el cielo entero.

Y otra palabra es Vacío...  que significa la parte útil de las cosas... es decir que no se puede agregar más a algo que ya está lleno, necesitamos el vacío para ser útiles... por ejemplo un vaso no es el cristal, sino el vacío de su interior, el vacio de la tela de un pintor, el silencio entre las notas de la música, el suelo libre para un nuevo jardín,  el abrirse a lo desconocido del científico que explora nuevas hipótesis, una estantería sin usar en un armario, o algún tiempo libre de tu agenda, necesitas espacio para actuar efectivamente.  Necesitamos sacar de nuestra vida y corazón aquello que ya no sirve, en todos los sentidos, para entonces poder empezar a llenarlo de mejores cosas.

Mi deseo es que este 2017 lo veas de frente y sin temor, que aproveches cada oportunidad que toque tu puerta, y que esté lleno de nuevas alegrías, nuevos comienzos y con más sabiduría cada día decidas hacer lo mejor, para ti, para los que te rodean, para tu ciudad, tu país y para este mundo que tanto necesita de gente que se interese por el bien común, y siempre habrá una recompensa por esto, pero sobre todo esto deseo que vacíes tu vida y corazón y los llenes de ENTUSIASMO cada día del nuevo año.

Así que hoy, último día del año 2016, doy gracias a Dios por todas la bendiciones, por cada persona hermosa que se cruzó en mi camino, y por mi familia tan preciada para mi.  Siempre el balance del año es positivo.

Gracias por lo compartido en el 2016, brindo por un mejor 2017, lleno de salud, nuevas oportunidades, entusiasmo, sabias decisiones y éxitos.

Que nuestros caminos se crucen nuevamente en este nuevo año que pronto llega. 

Edith Reyna


Tarro vacío

Comienza el 2017 con un tarro vacío, durante todo el año cada que te pase algo bueno, algo lindo, algo que quieras recordar... ¡Escríbelo en un papelito y guárdalo en tu tarro!
 

El 31 de Diciembre de 2017 ábrelo, para que recuerdes y agradezcas todas las lindas bendiciones que recibiste durante el año

Empieza el primero de enero.


Deseo para ti un felíz, pleno y próspero año 2017


30 diciembre 2016

Obstáculos para enseñarte cosas

Vivimos en una sociedad donde cualquier contratiempo, desajuste o obstáculo en nuestra comodidad se convierte en un problema insuperable. Culpamos a los demás de nuestra repentina incomodidad (los que gobiernan, el jefe, los amigos, la familia, los médicos, etc) y esperamos … hasta que alquién viene a solucionar nuestro problema. ¡La mala noticia es que no vendrá nadie a solucionar tus problemas!


Los obstáculos o problemas en realidad son las formas de la vida de enseñarte cosas, son grandes oportunidades para crecer y superarse. Tal como dice en el maravilloso cortometraje El Circo de las Mariposas, “los límites solamente están en tus creencias“.  Muchas veces los obstáculos dan un giro inesperado a nuestra vida.

El poder sortear los obstáculos por tu propia cuenta nos fortalece y nos abre nuevos horizontes. ¡Abre tus ojos y ve tus obstáculos! La transformación espiritual no significa buscar refugio de los problemas de la vida. No se trata de encender velas y sólo tener pensamientos felices. Se trata de encarar el caos de la vida y de tus reacciones frente a éste.

Si estás sentado sobre un cojín en algún sitio sereno con tus ojos cerrados, puede ser que te sientas refrescado temporalmente, pero no arrancarás de raíz ninguna de las conductas o patrones en tu vida que constantemente te traen dolor. Hoy, abre tus ojos. Ve los obstáculos. Agradece que existen. Supéralos uno por uno… Empieza el 2017 renovándote y reconociendo los obstáculos en tu vida.


29 diciembre 2016

Un año más, ¿eres mejor persona?

Ahora que ha pasado mi cumpleaños quiero compartir con ustedes algunas cosas que salen de mi corazón.

Hace algunos años leí un libro llamado "Voces del desierto" donde habla de los aborígenes australianos.  Entre tantas cosas impresionantes que ellos viven, me llamó la atención un punto, ellos decían por qué celebrar que nos hacemos más viejos, ya que eso era inevitable, lo que ellos hacían era diferente, la persona que llegaba a otro año, debía decir a los demás si había algo que celebrar, que si él o ella se había hecho mejor persona o más sabio.

Este año que pasó ha sido de mucho crecimiento, personal, emocional, espiritual.  Hubo demasiados cambios en mi vida, y la mayoría fueron muy positivos.  Hice muchos cambios en mi vida, conocí a nuevas y muy grandes personas, de mi corazón no borré a nadie, solo sumé.  Logramos muchas cosas, y digo logramos porque siempre estuve acompañado de alguna forma por todos ustedes para lograr tantas metas y sueños, pero sobre todo, para construir y seguir construyendo sonrisas...  Me equivoque y crecí, me caí varias veces pero me levanté muchas más... Seguí sacando de mi corazón todo aquello que me aleja de Dios y de mi mismo... Y seguiré haciéndolo.

Sigo aprendiendo, sigo en esa búsqueda de mi salud física... me he sentido muy mal de salud muchas veces, pero esos momentos me han acercado más a Dios.
Sigo pidiendo perdón por mis errores, y agradeciendo a Dios por los aciertos, sigo amando a mi familia, creo que más que antes, a mis amigos, a todos ustedes...
Sigo amando, creyendo, esperando...

Gracias por tanto,  gracias por seguir ahí, gracias por alimentar mi fe y mi esperanza de que lo mejor está por venir.
Creo en la vida, no en la muerte, creo en el cielo desde aquí hasta la eternidad...
Gracias Dios por regalarme un años más, a ustedes por hacerlo que sea incréible, otro año que el cáncer no gana.
Gracias a toda mi familia, amigos, a todos.
Gracias a los que están, a los que se fueron... bendigo desde mi alma... los quiero demasiado.

A sonreir más y a quejarnos menos


Héctor Molina
(Cambiando Historias) 

27 diciembre 2016

El significado del desorden

¿Sabías que el acumulamiento de cosas en el hogar y el desorden están relacionados a diferentes clases de miedos?

Como miedo al cambio, miedo a ser olvidado o a olvidar, miedo a la carencia y simbolizan ademas confusion, falta de enfoque, caos , inestabilidad y puede significar incertidumbre acerca de tus metas, tu identidad o lo que quieres de la vida. Además, el lugar de la casa en el que el desorden o el acumulamiento se encuentran refleja que área es problemática en tu vida. Por ejemplo, se dice que el clóset, o vestidor, refleja cómo te encuentras emocionalmente y que una vez lo organices tus conflictos internos se calmarán, o que una sobrecama desteñida significa que tu vida amorosa ha perdido brillo también.

¿Has conservado objetos rotos o dañados por largo tiempo pensando en repararlos algun día? Simbolizan promesas y sueños rotos y si se trata de electrodomésticos, electrónicos muebles o vajilla y los tienes, por ejemplo, en la cocina o baño significan problemas de salud y riqueza.

Si el desorden lo tienes en tu cuarto significa que eres una persona que deja las cosas inconclusas y que tienes dificultad para tener una pareja o trabajo estable.
Los cuartos de niños normalmente están desordenados porque aún no han pasado por el proceso de saber qué quieren en la vida, pero hay estudios que muestran que los niños que mantienen sus cuartos organizados tienden a ser mejores en la escuela.

❍ Diferentes clases de acumulamiento

• Acumulamiento nuevo: Este acumulamiento indica que estás tratando de hacer demasiadas cosas a a la vez y que no te estás enfocando en lo que debes hacer y que has perdido la dirección. Este acumulamiento o desorden incluye ropa apilada, cd's o películas alredeor de la casa, juguetes o artículos deportivos desparramados, cosas que has usado recientemente pero no has puesto de vuelta en su sitio. La manera apurada en que vivimos tienden a crear este tipo de desorden y casi todos los tenemos en nuestro hogar en alguna medida.
Organizar este tipo de desorden en forma inmediata te ayuda a ser más centrada y efectiva en tu vida diaria.

• Acumulamiento antiguo: Me refiero a objetos que no usaste en un largo tiempo y que estan apilados en el ático, garage, armarios... Papeles de trabajo viejos y documentos en tu computador que ya no usas, revistas de hace más de 6 meses o ropa que no te has puesto en más de un año. Esto es reflejo de que estás viviendo en el pasado y estás dejando que tus viejas ideas y emociones se apoderen de tu presente y esto a la vez evita que nuevas oportunidades y personas entren en tu vida.

❍ 10 cosas que puedes hacer hoy mismo para controlar el desorden:

• Deshazte de lo más grande primero: la bicicileta de hacer ejercicios que ya no usas o el oso gigante de peluche que conservas desde la época de colegio.
• Devuelve las cosas que te hayan prestado, cds, libros, ropa, herramientas.
• Recoge lo que este en el suelo y colócalo en un canasto o bolsa hasta que puedas tomarte el tiempo de ponerlo en su sitio.
• Recoje revistas, catálogos y periódicos en una bolsa o canasto.
• Saca del armario 10 prendas que no hayas usado en el ultimo año y dónalas.
• Limpia las ventanas, es una manera figurativa y literal de dejar entrar la luz a tu vida.
• Vacía los cestos de basura, baños, cocina, oficina; representan cosas que ya no necesitamos o queremos en nuestras vidas.
• Sacar de los cajones de tu armario las medias sueltas que han perdido su compañera, puedes usarlas para limpiar muebles.
• Despeja el escritorio, archiva papeles que ya no uses, revisa y organiza el correo recibido.
• Deshazte de lapiceras y marcadores que no funcionen.

❍ El Significado del Desorden en Nuestro Hogar

Los seres humanos emitimos mensajes y señales de acuerdo con el acomodo de nuestros objetos personales, incluso en nuestros cajones. La acumulación de objetos es una forma de emitir señales; demasiados objetos emiten la señal de saturación de ideas, proyectos y planes totalmente confusos, muy poco estructurados y definidos.

El desorden altera el tao o el camino para obtener nuestras metas. Bloquea las vías de acceso de oportunidades y nos hace perder tiempo, que puede ser valiosísimo para estructurar de manera ordenada y disciplinada nuestro plan de vida.

Dependiendo del lugar donde se acumule el desorden, es el mensaje o señal que se está emitiendo:

• Si hay desorden u objetos amontonados en la entrada de la casa, se interpreta como miedo a relacionarse con otras personas.

• Si hay desorden u objetos amontonados en el clóset, el mensaje es que no se tiene el control sobre el análisis y el manejo de las emociones.

• Si hay desorden u objetos amontonados en la cocina, el mensaje o señal es de resentimiento o de fragilidad sentimental.

• Si hay desorden en el escritorio o área de trabajo, el mensaje es de frustración, miedo y necesidad de controlar las situaciones.

• Si hay desorden detrás de las puertas, el mensaje es de miedo a no ser aceptado por los demás, sensación de sentirse vigilado constantemente.

• Si hay desorden debajo de los muebles, el mensaje es que se le da demasiada importancia a las apariencias.

• Si hay desorden u objetos acumulados en bodegas, el mensaje es que se vive del pasado.

• Si hay desorden u objetos acumulados en el garaje, el mensaje es de temor y falta de habilidad para actualizarse.

• Si hay desorden y objetos amontonados por toda la casa, el mensaje es de coraje, enojo, desidia y apatía hacia todos los aspectos de la vida.

• Si hay desorden u objetos acumulados en pasillos, el mensaje es de conflictos para comunicarse, miedo a decir y manifestar lo que se desea en la vida.

• Si hay desorden u objetos acumulados en la sala, el mensaje es de temor al rechazo social.

• Si hay desorden en el comedor, el mensaje es de miedo a no dar pasos firmes y sólidos, sensación de dominio por parte de la familia.

En los casos en los que tenemos antigüedades u objetos heredados, éstos se impregnan de la energía de aquellas personas a las que han pertenecido. Un ritual para limpiarlos es hacerlo con incienso o aceite esencial natural de algún cítrico como naranja, limón, toronja o mandarina.

Después de haber acomodado todo ese desorden ya hemos dado el segundo paso, ahora pasamos al tercer paso limpiar o despejar la energía de nuestros espacios de vida. Esto te ayudará a convertir tus espacios en lugares sagrados; en el cual encontraras más sentido a tu vida y serás más asertivo en tus decisiones y proyectos.

❍ Sobre el Desorden Louis L. Hay dice:

Haga lugar para lo nuevo Sí, haga lugar para lo nuevo. Vacíe el frigorífico, tire todos esos restos envueltos en papel de aluminio. Limpie los armarios, deshágase de todo lo que haya usado en los últimos seis meses. Y si hace un año que no lo usa, decididamente eso está de más en su casa, así que véndalo, cámbielo, regálelo o quémelo.

Los armarios atestados y desordenados reflejan una mente en desorden. Mientras limpia los armarios, dígase que está limpiando sus armarios mentales. Al Universo le encantan los gestos simbólicos.


24 diciembre 2016

Milagros de Navidad

En los últimos días me he topado con esta frase "milagros de navidad" para referirse a un hecho inesperado y sorprendente.   Les he contado que me encanta la navidad, ¿verdad?  Pues es una época de corazones sensibles, más de lo normal, y es tiempo de reflexión, reunirse en familia, con amigos, y celebrar el hermoso regalo de la Natividad, el mejor regalo, ese que cambió la historia.

Hace como dos mil años, ocurrió el primer milagro de navidad, inició en Belén la historia de redención que culminó en una cruz.  Así es, Navidad es celebrar la vida de Jesús, cuya historia ha sobrepasado tiempo, culturas, lenguas, religiones, y que cada año vuelve a nuestra memoria como un tierno bebé que toca nuestros corazones. 

Jesús cambió la historia, fue un hombre de milagros, los vivió y los hizo en su tiempo aquí, y él continúa haciéndolos cada día hasta Hoy.   Los milagros suceden cada mañana que abres tus ojos, respiras y puedes iniciar un nuevo día, aquí y ahora, este es un milagro. 

Llama mi atención que en torno a noche buena suceden cosas inusuales, hay treguas de paz, hay muchos abrazos y muchos buenos deseos de unos a otros de una celebración en paz.  El milagro es que cuando tantos corazones se sintonizan en un mensaje de paz, la paz ocurre, es una oración y un deseo hecho realidad.  Historias hay muchas, incluso tu que me lees podrás recordar alguna, pero ninguna se compara al hecho de que Dios nos muestra su amor, y nos pide recordarlo y celebrarlo cada vez que estemos reunidos. 

Dios llegó en forma de hombre, Jesús es Dios con nosotros (Emanuel), no estamos solos, siempre podemos voltear la mirada al cielo y hablar con él.  Jesús ya hizo su parte, abrió un camino directo a Dios a través de su vida, su muerte, y su resurrección.  Hoy y siempre, él esta aquí, la historia no termina hasta que te encuentras con él, la salvación es el más maravilloso regalo que podemos tener, la esperanza de una vida con él por la eternidad. 

¿Cuál es ese milagro de navidad que esperas?  Sintoniza tu corazón con Dios, él ya te escuchó.
Celebra en paz a Jesús, hoy es noche de paz, hoy es noche de bendición.

Mi deseo es que esta noche recuerdes a Jesús, el mejor regalo, que abraces a tus cercanos, familia y amigos y su corazón se acerque.  Los abrazo con mi corazón.

¡Feliz Noche Buena!
¡Feliz Navidad!

23 diciembre 2016

Encontrando el Significado de la Navidad

Posiblemente haya escuchado antes la pregunta más repetida de las veces de las que se puede contar: "¿Cuál es el verdadero significado de la Navidad?" Puede haber tantas respuestas como personas existen. Lo que varía de acuerdo a cada país, cultura y hogar es la manera de celebrar, pero por lo general es un tiempo para reunir familias y amigos, de disfrutar de una buena comida, intercambiar regalos, y esperar el cierre de otro año. Para unos es un momento festivo y divertido; pero para otros, puede ser triste y hasta deprimente, un triste recordatorio de alguna pérdida o de un momento difícil.

Para el mundo empresarial y profesional, la Navidad es mucho más que fiestas en la oficina y el final de un año de trabajo. Las tiendas al detalle esperan tener beneficios que pueden transformar un año calendario de ser mediocre a excepcional. Se re-elaboran los contratos con los clientes existentes y se espera que sean renovados. Se revisan las metas anuales; se formulan los planes para el siguiente año. Unos días de vacaciones durante la temporada de Navidad nos dan la oportunidad de recuperar el aliento antes de que inicie otro año de actividades frenéticas.

Pero, ¿de qué se trata la Navidad? Alguien lo describió como «la temporada para pedir cosas que no necesitamos, recibir lo que no queremos, y comprar con dinero que no tenemos para agradar a personas a las que no les importamos». Suena un tanto pesimista, ¿verdad? De alguna manera, el atractivo casi universal de la temporada debe de basarse en algo más que la ansiedad por tener cosas y buscar beneficios. Entonces, ¿dónde encontrar el sentido de la Navidad?

La historia de la primera Navidad se encuentra en los primeros capítulos del Evangelio de Lucas. Allí nos encontramos con un joven judío y una mujer, desposada, pero que aún no se habían casado oficialmente, haciendo una dura caminata desde su hogar en Nazaret hasta Jerusalén. Según el relato, incapaz de encontrar un alojamiento convencional, la pareja se instala en un establo, donde nace el Cristo niño, y su primera cama fue un humilde pesebre.

Las Natividades tradicionales dan diferentes perspectivas. Ganados, animales de corral, ángeles y los sabios de oriente ocupando un lugar destacado. Pero lo que falta en esta escena es una cruz de madera en bruto en la que ese infante - a quien la Biblia llama Dios hecho carne – quien en obediencia, pone fin a su vida terrenal. Sin la cruz, no habría ninguna necesidad de recordar o celebrar la primera Navidad. Reflexionando sobre esto nos muestra las cosas importantes acerca de Dios, las cosas que deben reflejarse en la vida de sus seguidores. Entre ellas están:

La tarjeta de presentación de Cristo es su humildad. Es tan difícil imaginar o concebir que el Dios de toda la creación y la eternidad se tomo un tiempo y tomó forma humana. “Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los seres humanos. Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!" (Filipenses 2: 7-8)!.

Dios nos atiende, por lo que podemos servirle. Una celebridad o una dignidad a menudo esperan que la gente sirva cubriendo sus necesidades. Pero cuando Jesús vino, su propósito era servir a los demás. "Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos" (Marcos 10:45).

Se puso al alcance de nuestra mano. Durante un tiempo, Dios - en la persona de Jesucristo - se convirtió en lo más parecido a nosotros. "Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino tenemos uno que ha sido tentado en todos los sentidos, tal como somos - pero sin pecado" (Hebreos 4:15).

Robert J. Tamasy


20 diciembre 2016

Tal vez las cosas...

Tal vez las cosas no son como quieres, pero siempre son como deben ser.

De no ser por las crisis, no buscaríamos nuevos caminos,
De no ser por las dudas, no encontraríamos la verdad.
De no ser por el miedo, no conoceríamos nuestro valor.
De no ser por el temor a perder, no cuidaríamos de nada.
De no ser por las dificultades, no usaríamos nuestras capacidades.

Todo es por algo, si la realidad pesa es momento de recuperar los sueños para comenzar a crear.

Se gana muchas veces perdiendo, te aferras a la vida muchas veces cayendo, te desprendes de lo que pesa muchas veces hasta que te impiden avanzar, te haces más grande muchas veces cediendo. Y sobre todo, hasta que te sientes solo y dejas de eludirlo... te das cuenta que poco ha dependido de ti cuanto has logrado, que las cosas se te han ido dando sin pedirlas, que no has llegado hasta aquí por casualidad, que es momento de escuchar, conciliar y confiar.

Hay altos en el camino llenos de incertidumbre para que recuperes la fe, esa que te consta, la que te trajo hasta el día de hoy, la que todo soluciono antes, la que te recuerda que nunca has estado solo y que no sufrirás más allá de lo necesario para aprender, la que te detiene para no seguir complicando todo, la que tiende su mano para que reposes y dejes actuar en forzado silencio a quien tiene la solución... escucha, si tus luchas se llenaron de soberbia, disfrazadas de valor, es momento de recordarte que ningún corazón endurecido puede seguir adelante, es momento de volverlo blando, de que te ocupes de él y de que pidas, donde siempre has sido asistido.

Que triste es rezar con miedo, que reconfortante es parar y sentarse a escuchar


19 diciembre 2016

10 reglas para ser humano

"La vida es una sucesión de lecciones que deben ser vividas para ser entendidas." (Helen Keller)

1.RECIBIRÁS UN CUERPO.
Te gustará o no, pero será tuyo durante toda la vida. Lo que cuenta es lo que hay adentro.

2.APRENDERÁS LECCIONES.
Estas apuntado a una escuela informal a jornada completa que se llama Vida. Quizás te gustarán las lecciones o no, pero aprenderás de ellas "esa es la clave para descubrir y cumplir con el significado y la relevancia de tu propia vida".

3.NO HAY ERRORES, SOLO LECCIONES.
La evolución es un proceso de ensayo y error, experimentación. Los experimentos "fallidos"son tan importantes en el proceso como el experimento que acaba saliendo bien. La compasión es el remedio para el juicio duro, de nosotros mismos y los demás. El perdón no sólo es divino, es también "el acto de borrar una deuda emocional. saber comportarse con ética, integridad, y con humor - sobre todo la capacidad de reírse de sí mismo y sus propios percances - son fundamentales para la perspectiva de que los "errores" que son simplemente lecciones que debemos aprender.

4.UNA LECCIÓN ES REPETIDA HASTA QUE ES APRENDIDA.
Una lección será presentada a ti de diferentes maneras hasta que la hayas aprendido. Una vez aprendida, puedes pasar a la siguiente lección. También es fundamental la aceptación de que no somos víctimas del destino o las circunstancias, la 'causalidad' debe ser reconocida; es decir: las cosas nos suceden debido a la forma en que somos y lo que hacemos. Culpar a alguien o a cualquier otra cosa por las desgracias es un escape y una negación; tú mismo eres responsable de ti, y lo que le sucede. Se requiere paciencia, un cambio no sucede durante la noche, por lo que habrá que dar tiempo para que sucedan.

5.EL APRENDER LECCIONES NO TIENE FIN.
No hay ninguna parte de la vida que no tenga sus lecciones. Si estas vivo, todavía hay lecciones que debes aprender. Entregarse al 'ritmo de la vida', es no luchar contra ella. Habrá que comprometerse con el proceso de aprendizaje y el cambio constante, ser lo suficientemente humilde para reconocer siempre las propias debilidades, y ser lo suficientemente flexible como para adaptarse fuera de lo que podamos estar acostumbrados, debido a la rigidez nos negaremos la libertad de nuevas posibilidades.

6."ALLÁ" NO ES MEJOR QUE "AQUÍ".
Cuando tu "allá" se haya convertido en tu "aquí", simplemente tendrás otro "allí" que, de nuevo, pareciera mejor que "aquí". Vivir en el presente nos ayuda a alcanzar la paz.

7.LOS OTROS SON SIMPLEMENTE ESPEJOS DE TI MISMO.
No puedes amar u odiar algo de otra persona a no ser que esto refleje algo que tú amas u odias de ti mismo. Las experiencias negativas son oportunidades para sanar las heridas que llevas. Apoyar a otros nos ayuda a nosotros mismos. Lo que no podemos soportar en otros, es una señal de lo que no estamos atendiendo de manera adecuada en nuestra persona.

8.LO QUE HACES CON TU VIDA DEPENDE DE TI.
Tienes todas las herramientas y recursos que necesitas. Lo que haces con estos es cosa tuya. La decisión es tuya. Hay que asumir la responsabilidad por nosotros mismos y aprender a dejar ir cuando no se puede cambiar las cosas.

9.LAS RESPUESTAS ESTÁN DENTRO TUYO.
Las respuestas a las preguntas de la vida, están dentro de ti. Todo lo que tienes que hacer es mirar, escuchar y confiar. Confía en tus instintos y tus sentimientos más íntimos, si las oyes como una pequeña voz o un destello de inspiración. Escuchemos los sentimientos, así como sus sonidos.

10. Te olvidarás de todo esto...pero podrás recordarlo siempre que quieras. Las diez reglas no son mandamientos, son verdades universales que se aplican a todos nosotros. Ten fe en la fuerza de tu espíritu. Aspira a ser prudente, la sabiduría es el camino final de la vida, y no conocemos límites distintos a los que nos imponemos a nosotros mismos.

Cherie Carter-Scott
(Doctorado en el desarrollo humano y organizacional y que durante casi 30 años ha sido un conferencista internacional, consultora y autora. Basados en su libro de 1998 'Si la vida es un juego, estas son las reglas')

12 diciembre 2016

El mundo como yo lo veo


Qué raros somos los mortales! Cada uno de nosotros está aquí para una breve estancia; con qué objetivo no sabemos, aunque pensamos a veces que podemos sentirlo. Pero sin una reflexión más profunda uno sabe por su vida diaria que existe para otra gente —antes que nada para aquellos cuyas sonrisas y bienestar sustentan totalmente nuestra propia felicidad, y después para los muchos desconocidos a cuyos destinos está ligado por los lazos de la simpatía. Todos los días me recuerdo a mi mismo cientos de veces que mi vida interior y exterior está basada en el trabajo de otros hombres, vivos y muertos, y que me debo dedicar yo mismo a dar en la misma medida que he recibido y sigo recibiendo...Nunca he visto la comodidad y felicidad como fines en sí mismos —a esta base crítica la llamo el ideal de la pocilga.

Los ideales que han iluminado mi camino, y una vez tras otra me han dado valor para enfrentarme a la vida con alegría, han sido Amabilidad, Belleza y Verdad. Sin el sentimiento de parentesco con hombres de mente similar, sin la ocupación con el mundo objetivo, en lo eternamente inalcanzable en el campo de los esfuerzos artísticos y científicos, la vida me hubiese parecido vacía. Los objetivos banales de los esfuerzos humanos —posesiones, éxito exterior, lujo— me han parecido siempre deleznables.

“Mi apasionado sentido de la justicia social y de la responsabilidad social siempre ha contrastado extrañamente con mi ausencia de necesidad de contacto con otros seres y comunidades humanos. Soy verdaderamente un “viajero solitario” y nunca he pertenecido en lo más profundo de mi corazón a mi país, a mi casa, a mis amigos, o incluso a mi familia más próxima; frente a estos lazos, nunca he perdido el sentimiento de distancia y la necesidad de soledad...”

Mi ideal político es la democracia. Respetar cada hombre como un individuo y no idolatrar a ninguno. Es una ironía del destino que yo mismo haya sido receptor de una excesiva admiración y reverencia por parte de mis congéneres, sin haber faltas o méritos por mi parte. La causa de esto puede ser perfectamente el deseo, inalcanzable para muchos, de entender las pocas ideas que con mis débiles poderes he alcanzado después de una lucha incesante. Soy consciente de que para cada organización que alcanza sus objetivos, un hombre tiene que ser quien piense, dirija y generalmente cargue con la responsabilidad. Pero la dirección no debe ser obligada, ellos tienen que poder elegir a sus dirigentes. En mi opinión, un sistema autocrático de coerción pronto degenera; la fuerza atrae a hombres de moralidad pobre... Lo realmente valioso en el desfile de la vida humana no me parece el estado político, sino el individuo sensible, creativo, con personalidad; sólo ellos crean lo noble y lo sublime, mientras el rebaño como tal queda embotado en pensamiento y embotado en sentimiento.

Este tema me lleva al peor afloramiento de la vida del rebaño, el sistema militar, al que yo aborrezco... Esta plaga de la civilización debería ser abolida con la mayor rapidez posible. El heroísmo del mando, violencia sin sentido y todo el repugnante sinsentido que va junto al nombre del patriotismo— ¡qué apasionadamente los odio!

“La experiencia más bella que puedo tener es el misterio. Es la emoción fundamental que se encuentra en la cuna del verdadero arte y la verdadera ciencia. Quien no lo conozca y no se pregunte por ello, no se maraville, está como muerto, y sus ojos están oscurecidos. Fue la experiencia de misterio —aunque mezclada con temor— la que engendró la religión. Un conocimiento de la existencia de algo que no podemos penetrar, nuestras percepciones de la razón más profunda y de la belleza más radiante, que sólo son accesibles a nuestras mentes en sus formas más primitivas: es este conocimiento y esta emoción lo que constituyen la verdadera religiosidad. En este sentido y sólo en este sentido soy un hombre profundamente religioso... Estoy satisfecho con el misterio de la vida eterna y con un conocimiento, un sentimiento, de la maravillosa estructura de la existencia —así como del humilde intento de entender incluso una pequeña porción de la Razón que se manifiesta en la naturaleza”.

Albert Einstein


09 diciembre 2016

Ecoterapia: El Poder de los Elementos de la Naturaleza

Los griegos nos hablaban de que la Naturaleza estaba formada por cuatro elementos: Tierra, Agua, Aire, Fuego. Aunque hoy, mirando la tabla periódica de los elementos, nos parece una idea simplista, sin embargo, no lo era. No se referían a elementos físicos, si no a energías, a formas básicas que adopta la Vida al manifestarse.

Están ahí. Y lo cierto es que cuando entramos en contacto con esos elementos básicos nuestra mente se acalla. Tienen un poder enorme para silenciar la mente, la cháchara mental, y permitirnos la conexión con la Vida.

Nos quedamos sentados delante de una chimenea. Miramos, hechizados, el baile de las llamas, la madera perdiendo su forma, transformándose en luz, escuchamos el crepitar del fuego… Y nuestra mente se silencia y se serena. El corazón se abre. Sentimos la Vida.

Lo mismo ocurre cuando escuchamos un arroyo, un manantial, una cascada, o el rumor incesante de las olas. Cuando miramos ese fluir del agua continuo, la ola que sube y de repente se curva y cae, las gotas que se extienden, que bailan separadas para, finalmente, caer de nuevo en el océano.
Cuando escuchamos la brisa en los árboles. O cuando miramos la tierra extenderse desde lo alto de una montaña, o nos tumbamos en la tierra, en la arena, o en la hierba.

Esa es la razón por la que la Naturaleza tiene un poder tan enorme para calmar nuestras dolencias emocionales, la ansiedad o la depresión o el estrés. La observación de esta relación sanadora ha dado origen a la ecoterapia.

Es muy sencillo, y muy barato. Cambia el gimnasio por la naturaleza. Simplemente camina en un entorno natural, plenamente presente. Deja a un lado la competición, la consecución de logros, que tanto gusta al ego. En lugar de estar en el siguiente kilómetro, permanece en este paso, plenamente presente.

Deja que la naturaleza calle tu mente. Deja que entre dentro de ti. Deja que el contacto con los cuatro elementos te lleve a sentir la Vida, la Vida que tú Eres.

Yolanda Calvo Gomez

08 diciembre 2016

Quierase bien

Si yo le puedo dar un consejo, he aquí: no mendigue atención de nadie, quien quiera que sea. No se esfuerce para compartir minutos con quién está más interesado en cosas que no le incluyen.

No prolongue la conversación sólo para tener al otro cerca, cuando se de cuenta de que tiene que esforzarse mucho para que un monólogo gire a un diálogo, olvídelo. Prefiera su soledad genuina a la pseudo presencia de cualquier persona.

Aún digo más: entienda que hay personas a las que les gusta dividir su atención con Usted, sin que usted necesite desembarazarse de esfuerzo alguno.

Disfrute de lo que le dan de libre y espontánea voluntad. Dispensese de lo que le dan por la fuerza de la costumbre o por conveniencia. Olvide lo que no quieren darle. Cada uno da solo lo que puede.

"Quierase bien"

Mario Calfat David


07 diciembre 2016

Temporada navideña

Querido Santa...

Desde hace algunos años he observado un fenómeno que me llama la atención, los niños hacen unas listas de regalos interminables y detalladas y sus padres van de tienda en tienda para cumplir con los deseos de sus hijos e hijas. "Sólo van a ser niños una vez", es el argumento que usan quienes se embarcan en este enloquecedor maratón navideño.
De acuerdo, comparado con el resto de nuestra existencia la infancia es un breve periodo, sin embargo es un tiempo crítico en que aprendemos valiosos lecciones. ¿Sabes qué le estás enseñando a tu hijo al cumplir con todos sus caprichos? Sí, disculpa, pero el pan, el techo, la ropa, la educación y el bienestar son necesidades, lo demás son lujos.

1.- Crecí en una generación en que no había listas, cuando me sentaba a escribir mi cartita se me daba una indicación: "recuerda que Santa debe llevar juguetes a más niños y si pides demasiados seguramente alguien se va a quedar sin regalos". Al escribir la carta los niños de mi generación lo hacíamos tomando en cuenta que había otros en los que debíamos pensar.

2.- Nos daban una o dos opciones. De manera que nos obligaban a pensar, comparar entre uno y otro juguete y tomar la mejor decisión. Era un ejercicio no exento de estrés, pero era una situación por la que pasábamos una vez al año. Los padres les queremos ahorrar sufrimiento a nuestros hijos, pero en nuestro afán para protegerlos los estamos dañando. No queremos que se pongan tristes o que se angustien ¿el resultado? Niños que ante situaciones de estrés se ven sobrepasados, niños que no saben lidiar con la tristeza o el enojo.

3.- Al entregarle a los niños cada juguete de la lista impedimos que los niños desarrollen su capacidad de frustración. ¿Va a llorar? Sí, va a sufrir, un poco. Pero va a aprender que las cosas no salen como las planeamos o como queremos. Una valiosa lección para la vida adulta. Si le das a tu hijo cada juguete de la lista no le estás haciendo un favor, lo estás dañando, el día de mañana tu hijo se va a desmoronar cuando viva una decepción amorosa, no logre entrar a la universidad que quería o no consiga el ascenso o empleo que cree que merece.

4.- La gente que carece de capacidad de frustración es incapaz de resignarse, resignarse es un acto de humildad, aprendemos -si es que estamos dispuestos- que el mundo no gira alrededor de nosotros y nuestros deseos.

5.- Al cumplir con estas listas interminables estamos enseñando a nuestros hijos que sus caprichos son nuestras prioridades.

6.- Le estás enseñando a tu hijo que el afecto se compra, que el amor tiene precio.

7.- Estás encaminando a tus hijos en el camino del consumismo. Le compras el juguete de moda para que no se sienta excluido de su grupo de amigos, si en tu círculo social están juzgando a tus hijos por sus posesiones te invito a que reflexiones, no es lo que tenemos lo que nos hace mejores personas.

8.- Parte de ser padres implica tomar decisiones difíciles y decir una pequeña palabra "no" ante peticiones irracionales.

Recuerda que el adulto eres tú.

06 diciembre 2016

Consejos para vencer el estrés navideño

Compras de última hora, compromisos con amigos y familiares, organización del banquete navideño... No hay duda: para muchas personas, el estrés se acentúa en la época navideña. Según recientes estudios, el 44% de la población afirma que es una época que le produce más nerviosismo. Por actividades, los acontecimientos relacionados con el período navideño que más estrés y ansiedad generan son las compras (76%), los compromisos sociales (67%), el exceso en los gastos (65%), y el cansancio general y “saturación” (60%).
Pero, ¿por qué nos estresamos en estas fechas? Las causas principales tienen su origen en tres razones fundamentales: las económicas, las físicas y las derivadas de nuestras relaciones sociales.


Entre las primeras destacan el aumento de deudas, la utilización excesiva de la tarjeta de crédito, la necesidad de refinanciaciones, un sentimiento de necesidad de gastar más (adicción a las compras como vía de escape), los gastos excesivos asociados a los compromisos sociales como cenas, salidas nocturnas y ocio familiar, la compra de regalos y un sinfín de gastos imprevistos.

Mientras, las razones relacionadas con nuestra forma física que acentúan el estrés durante la Navidad se centran en un cansancio general por acumulación de actividades, la posibilidad de padecer insomnio por cambio de hábitos, la falta de ejercicio y los excesos en comida y bebida.

Y, por último, el estrés que se origina como consecuencia de nuestras relaciones sociales se agudiza debido a la mayor cantidad de compromisos sociales como cenas de empresa, con amigos o con la familia. Y es que entramos en una época en la que creemos que es necesario acudir a todos estos eventos, o bien nos vemos en la obligación de organizarlos nosotros mismos.
Dentro de este apartado, las reuniones familiares suelen ser las que mayor estrés producen debido a que a veces se da incompatibilidad de caracteres con miembros de la familia, lo que puede generar pequeños conflictos. Y también es una época con cierta tendencia a la tristeza y la nostalgia por el recuerdo de seres queridos ya desaparecidos. En en cuanto a la relación de pareja, sucede como en otras épocas del año, donde el exceso de tiempo compartido puede derivar en situación de nervios. También la responsabilidad para organizar actividades lúdicas durante estos días, o la toma de decisiones sobre dónde celebrar las reuniones familiares son motivos que pueden producir alteraciones de estrés y ansiedad.
Un extra
Además de los propios eventos navideños, las vacaciones escolares de los hijos agravan los síntomas de estrés, por la necesidad de los padres para organizar actividades a los niños, el mayor tiempo de estos en casa y sobre todo, el cambio radical en los patrones diarios de actividad.

Útiles consejos
Para evitar, en la medida de lo posible, estos problemas, toma nota de una serie de consejos orientados a evitar los estados de estrés y ansiedad, según indican los profesionales de Nascia, compañía especializada en el sector del bienestar.

Controla el bolsillo
1.- Calcula un presupuesto realista de ingresos y gastos y ajústate a ese presupuesto.
2.- Evita el exceso de gasto en regalos. Una buena opción es utilizar fórmulas como el “amigo invisible”. Calcula un coste limitado por persona.
3.- Como se suele decir, la Navidad es de los niños, así que compra regalos preferentemente a los más pequeños.
4.- Optimiza tus compras: es recomendable preparar siempre una lista de la compra, comprar por Internet y comprar temprano por la mañana, evitando así las horas punta.
5.- En la organización de comidas/eventos es conveniente implicar a los niños, familiares, amigos…en las tareas de organización y ejecución. Simplifica los menús y si se puede y te ves desbordada, una opción son los servicios de catering. También puedes probar a utilizar los servicios de compra y supermercado on-line para tu comida.

Desde el punto de vista emocional...
1.- Ajusta tus expectativas y no esperes “milagros”.
2.- Relativiza, es sólo un día, un acontecimiento.
3.- Prioriza, distingue entre lo que depende de ti y lo que no, acéptalo y recuerda que todo pasa.
4.- En las reuniones familiares, evita temas comprometidos o que generen discusión.
5.- Aprende a decir no. No tienes por qué acudir a todos los eventos.
6.- Huye del perfeccionismo.
7.- Planifica actividades de distracción.
8.- Dedica tiempo al descanso y resérvate espacios propios, concédete un descanso, un tiempo de relajación.

En forma y con salud.
1.- Busca la moderación y el equilibrio.
2.-Duerme suficientemente.
3.- Haz ejercicio, aunque sólo sea dar un paseo.
4.- Cuida la espalda –esta es una de las épocas del año con más lesiones debido a las posturas incorrectas o a coger objetos pesados.
5.-Equilibra tu dieta con ensaladas y verduras, toma fruta entre horas, intentando comer menos grasas. Evita los procesos de “comida sin fin”.
6.- Busca actividades distintas en los días de celebración.
7.-Practica la relajación. Dedícale un tiempo a realizar ejercicios de respiración.



02 diciembre 2016

Aprendiendo a No Distraernos

A medida que el calendario va llegando a su fin, a menudo nos encontramos con una curiosa paradoja. Por un lado, nuestro deseo es enfocar estas últimas semanas en alcanzar nuestras metas, cuotas y plazos anuales. Al mismo tiempo, con tantas festividades por venir, y al enfocarnos en la temporada de vacaciones, es muy fácil que perdamos la concentración en las tareas pendientes. Podríamos llamar a esto «la temporada de distracciones».

Pensando en esto, me encontré con una cita muy apropiada de Tom DeMarco y Timothy Lister, ingenieros de software, consultores y co-autores de Peopleware: Proyectos Productivos y equipos. Ellos notaron que: «Hay un millón de maneras de desperdiciar un día de trabajo, pero ni una sola para lograr que un día regrese».

Lo que dicen es cierto. El tiempo avanza sin detenerse, y cuando un minuto, una hora o un día ha pasado, no es posible recuperarlo. Es parecido a tratar de rellenar el tubo de pasta de dientes, después de haberlo exprimido. Quizá nuestra naturaleza quisiera presionar el botón de «pausa» al final de un año exigente y de mucho trabajo, habiendo trabajado duro y sintiendo que nos merecemos la oportunidad de recuperar el aliento. Al mismo tiempo, las oportunidades que se presentaran en estas últimas semanas del año desaparecerían después del año nuevo.

Así que nos enfrentamos con la necesidad de equilibrarnos. Celebramos el hecho de que hemos sobrevivido un año más, con sus éxitos, fracasos y desafíos. Pero también reconocemos que hay trabajo por hacer. Como dice el dicho latino: «Tempus fugit»… El tiempo vuela.

La Biblia habla de la importancia de vernos como administradores del tiempo y de aprovechar las oportunidades que se nos presentan. Por ejemplo, en la carta a los Efesios, se nos habla de estar «…aprovechando bien el tiempo (sacando el máximo provecho de cada oportunidad), porque los días son malos» [5:16]. Este pasaje nos motiva y exhorta a ser prudentes en la forma en cómo invertimos nuestro tiempo cada día, no despilfarrarlo tontamente en actividades vacías, sin sentido o que no sean rentables.

Para aquellos que profesan ser seguidores de Jesucristo en su trabajo, Colosenses 4:5 dice que debemos usar la «…inteligencia para tratar como se debe a todos. Aprovechen bien cada oportunidad que tengan». Una traducción diferente también nos dice que debemos de «Aprovechar al máximo cada oportunidad…». Creo que esto es especialmente importante en medio de la temporada de Navidad, cuando el énfasis parece ser cualquier cosa, excepto en la verdadera razón, que es celebrar el nacimiento de Jesús.

Con toda esta frenética actividad que rodea al cierre de los calendarios empresariales, finalizando proyectos y cerrando ventas, durante el tiempo de planear fiestas y comprar regalos, ¿estaremos sirviendo eficazmente como «embajadores de Cristo en el trabajo»? ¿Es la presencia y el poder de Jesucristo lo que se muestra en nosotros a pesar de las tensiones y presiones de esta época del año? Hablar y actuar con sabiduría. En esta época del año podría ser el momento ideal para exponer y explicar lo que significa nuestra fe para todos —y lo que podría significar para los demás.

Robert J. Tamasy 

01 diciembre 2016

El gran frío

Para los chinos, el último de los 24 ciclos de su calendario antes de la entrada de su año nuevo a principios de febrero, es conocido como "el Gran Frio", y son dos semanas donde la naturaleza nos enseña a desprendernos de las cosas, son los días más frios del año y nadie siembra en esas épocas y se espera que luego llegue la primavera.

La época del Gran Frio nos enseña a dejar ir aquellas cosas que se han vuelto inamovibles en nuestras vidas, aquellas que ya no es posible que den más y es momento de dejar que se vayan para dar paso a la luz de los días siguientes.

Practiquemos ese arte confiado de "dejar ir", esperanzados en los nuevos retoños, no podemos ir contra los ciclos naturales y cada situación tiene los suyos propios, una cosa es ser perseverantes y otra muy diferente, ser ingenuos, lo que ha de irse debe hacerlo y nada podrá impedirlo cuando ha agotado lo que tenia para dar.

Pero es esa aparente "muerte" la que dará paso a la vida, irremediablemente también lo que ha de llegar, llegará, con nuevas ilusiones y esperanzas, el Gran Frio es tiempo de cosecha para bien o para mal, pero no olvidemos que cada invierno, tiene también su primavera.


30 noviembre 2016

Tristeza

Iba yo por un camino, cuando una voz de mujer detrás de mí me dijo:
- ¿Me conoces?
Me volví y le contesté:
- No recuerdo tu nombre.
Ella me dijo:
- Yo soy aquella Tristeza profunda que sufriste hace tiempo.
Sus ojos se parecían a la mañana cuando el rocío está todavía en el aire.
Permanecí en silencio y luego le pregunté:
- ¿Has perdido aquella carga inmensa de lágrimas?
Ella sonrió sin contestarme.
Comprendí que sus lágrimas habían tenido tiempo
de aprender el lenguaje de las sonrisas.
Me recordó:
- Una vez aseguraste que conservarías tu tristeza para siempre.
Avergonzado, respondí:
- Es verdad, pero los años han pasado.
Después, con su mano entre las mías, le dije:
- Pero tú también has cambiado.
Entonces, ella me contestó, serena:
- Debes saber que lo que un día fue Tristeza es ahora Paz.

Rabindranath Tagore


28 noviembre 2016

No culpes a nadie


Nunca te quejes de nadie, ni de nada,
porque fundamentalmente tú has hecho
lo que querías en tu vida.

Acepta la dificultad de edificarte a ti mismo
y el valor de empezar corrigiéndote.
El triunfo del verdadero hombre
surge de las cenizas de su error.

Nunca te quejes de tu soledad o de tu suerte,
enfréntala con valor y acéptala.
De una manera u otra es el resultado de tus actos
y la prueba que has de ganar.

No te amargues de tu propio fracaso
ni se lo cargues a otro,
acéptate ahora o seguirás justificándote como un niño.
Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar
y que ninguno es tan terrible para claudicar.

No olvides que la causa de tu presente es tu pasado
así como la causa de tu futuro será tu presente.

Aprende de los audaces, de los fuertes,
de quien no acepta situaciones,
de quien vivirá a pesar de todo.

Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo
y tus problemas, sin eliminarlos, morirán.

Aprende a nacer desde el dolor
y a ser más grande que el más grande de los obstáculos,
mírate en el espejo de ti mismo
y serás libre y fuerte y dejarás de ser un títere de las circunstancias
porque tu mismo eres tu destino.

Levántate y mira el sol por las mañanas
y respira la luz del amanecer.
Tú eres parte de la fuerza de tu vida,
ahora despiértate, lucha, camina, decídete
y triunfarás en la vida;
nunca pienses en la suerte,
porque la suerte es el pretexto de los fracasados.

Pablo Neruda


25 noviembre 2016

Te deseo tiempo...

Te deseo tiempo, el suficiente para disfrutar el recorrido.
Te deseo vida, la suficiente para sentirla correr por tus venas.
Te deseo amor, el suficiente para amarte y dar sin interés.
Te deseo salud, la que irradia un espíritu conforme.
Te deseo familia, la suficiente para procurar y saber soltar.
Te deseo tolerancia, la suficiente para entender sin juzgar.
Te deseo bondad la suficiente aceptarte y aprender a perdonar.
Te deseo amigos, los suficientes para que puedas retribuir.
Te deseo valor, el suficiente para nunca decaer.
Te deseo rebeldía, la suficiente para cambiar lo que está en tu mano
Te deseo fe, la suficiente para aceptar lo inevitable.
Te deseo paz, la suficiente para estar contigo mismo.
Te deseo libertad, la suficiente para cumplir tus anhelos.

Y sobre todo te deseo, CONCIENCIA para despertar, para que no olvides de donde has venido y para qué, para que nunca te sueltes de la mano que nos une a todos y que jamás te ha dejado sol@, para que dejes salir el Dios que llevas dentro y glorifiques su nombre.

Te deseo que encuentres la Luz, para que ilumines a todo prójimo que la necesite. La iluminación es individual, la salvación es en grupo, el mundo somos todos, todos somos UNO.

Lucia Toranzo Noriega