Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

28 abril 2016

El organista


Un organista de una iglesia estaba practicando una pieza de Félix Mendelssohn y no estaba tocando muy bien. Frustrado, recogió su música y se dispuso a irse. No había notado a un extraño que se había sentado en un banco de atrás.

Cuando el organista se dio la vuelta para irse, el extraño se le acercó y le preguntó si él podía tocar la pieza.

El organista respondió bruscamente:
- «Nunca dejo que nadie toque este órgano.»

Finalmente, después de dos peticiones amables más, el músico gruñón le dio permiso con renuencia.

El extraño se sentó y llenó el santuario de una hermosa e impecable música.

Cuando terminó, el organista preguntó:
-«¿Quién es usted?»

El hombre contestó:
-«Yo soy Félix Mendelssohn.»


Existe un muro que levantamos consciente e inconscientemente entre nosotros, Dios y los demás por nuestras heridas, malos hábitos y complejos. Ese muro se llama orgullo. Hay razones justas para sentirse orgulloso de una tarea bien desempeñada o una creación bien terminada. Pero hay otro orgullo que engendra sólo vanidad y pretende encubrir nuestra imperfección. Dios resiste al orgulloso y ama al humilde hemos leído en las escrituras.

Sin embargo, preferimos resistirlo a Él y a otros con nuestro orgullo. En el fondo estamos frustrados con nuestras humanas limitaciones, y no aceptamos lo que es evidente, que no somos Dios, sólo su creación, y que en las imperfecciones y debilidades El se fortalece, el recibe gloria, porque con humildad llegamos a aceptar que necesitamos de Él para ser plenos y encontrar propósito a nuestra existencia.

Dios tiene un plan para usted y para mí. El ha compuesto la mejor sinfonía para usted y para mí. Deje que El se la revele y toque con Su inspiración humildemente. Nunca se sentirá más pleno, ni más feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario