Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

08 julio 2016

Pon un tiburón en tu tanque...


Los japoneses siempre han adorado el pescado fresco. Pero las aguas de los puertos de Japón no producen muchos peces desde hace décadas.

Por eso, para alimentar a su población, los japoneses aumentaron el tamaño de sus barcos pesqueros y comenzaron a pescar mas lejos que nunca. Cuanto mas lejos los pescadores iban, mas tardaban en regresar y por lo tanto, el pescado no era tan fresco como antes.

Para resolver este problema, las empresas pesqueras instalaron congeladores en sus barcos. Pescaban y congelaban los peces en altamar. Los congeladores permitían que los barcos fuesen todavía mas lejos y estuvieran por mas tiempo en altamar, y la abundancia de la pesca era mayor.

Entretanto, los consumidores japoneses podían distinguir la diferencia entre pescado fresco y pescado congelado, y claro, a ellos no les gustaba que el pescado estuviera congelado.

El pescado congelado hizo que los precios fueran más bajos. Entonces las empresas instalaron tanques en los navíos pesqueros para colocar en ellos a los peces vivos inmediatamente después de pescarlos.

Ellos podían enfriar los pescados “como a sardinas”. Eran depósitos de cierto tiempo, con poco espacio y los pescados no se podían mover. Los pescados llegaban cansados y abatidos, pero vivos. Por desgracia, los japoneses aun podían distinguir la diferencia de sabor, por los días que los peces estuvieron apretujados y sin comer, por lo que perdieron su sabor a fresco.

Los japoneses preferían el sabor de un pescado fresco al sabor de un pescado cansado. ¿Entonces como resolverían los japoneses este problema? ¿Cómo conseguir traer a Japón peces con sabor a fresco? Si tu estuvieses a cargo de la consultoría de una empresa pesquera, ¿que recomendarías?

La solución es bien simple: L Ron Hubbard observo: “un hombre progresa, extrañamente, solamente dentro de un ambiente desafiador”.

Para conservar el sabor del pescado fresco, las empresas de pesca japonesas colocan a los peces dentro de tanques. Pero también les avientan un pequeño tiburón en cada tanke. El tiburón se come algunos peces, pero la mayoría, ahora llegará “mucho más vivo”. Ya que han tenido un desafió por sobrevivir.

Por tanto, no trates de evitar los desafíos, ponte delante de ellos y enfréntalos. Si tus desafíos han sido muy grandes y numerosos, no desistas. ¡Reorganízate! Busca mas determinación, conocimiento y no dudes en buscar ayuda.

Si ya alcanzaste tus objetivos, colócate objetivos mayores. Una vez que tus necesidades personales o familiares han sido satisfechas, ve a encontrarte con tus objetivos, con los de un grupo, con los de la sociedad, y hasta con los de la misma humanidad.

Tu tienes los recursos, habilidades y destrezas para hacer la diferencia.

Entonces, PON UN TIBURÓN EN TU TANQUE y ve que tan lejos realmente puedes llegar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario