Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

29 diciembre 2016

Un año más, ¿eres mejor persona?

Ahora que ha pasado mi cumpleaños quiero compartir con ustedes algunas cosas que salen de mi corazón.

Hace algunos años leí un libro llamado "Voces del desierto" donde habla de los aborígenes australianos.  Entre tantas cosas impresionantes que ellos viven, me llamó la atención un punto, ellos decían por qué celebrar que nos hacemos más viejos, ya que eso era inevitable, lo que ellos hacían era diferente, la persona que llegaba a otro año, debía decir a los demás si había algo que celebrar, que si él o ella se había hecho mejor persona o más sabio.

Este año que pasó ha sido de mucho crecimiento, personal, emocional, espiritual.  Hubo demasiados cambios en mi vida, y la mayoría fueron muy positivos.  Hice muchos cambios en mi vida, conocí a nuevas y muy grandes personas, de mi corazón no borré a nadie, solo sumé.  Logramos muchas cosas, y digo logramos porque siempre estuve acompañado de alguna forma por todos ustedes para lograr tantas metas y sueños, pero sobre todo, para construir y seguir construyendo sonrisas...  Me equivoque y crecí, me caí varias veces pero me levanté muchas más... Seguí sacando de mi corazón todo aquello que me aleja de Dios y de mi mismo... Y seguiré haciéndolo.

Sigo aprendiendo, sigo en esa búsqueda de mi salud física... me he sentido muy mal de salud muchas veces, pero esos momentos me han acercado más a Dios.
Sigo pidiendo perdón por mis errores, y agradeciendo a Dios por los aciertos, sigo amando a mi familia, creo que más que antes, a mis amigos, a todos ustedes...
Sigo amando, creyendo, esperando...

Gracias por tanto,  gracias por seguir ahí, gracias por alimentar mi fe y mi esperanza de que lo mejor está por venir.
Creo en la vida, no en la muerte, creo en el cielo desde aquí hasta la eternidad...
Gracias Dios por regalarme un años más, a ustedes por hacerlo que sea incréible, otro año que el cáncer no gana.
Gracias a toda mi familia, amigos, a todos.
Gracias a los que están, a los que se fueron... bendigo desde mi alma... los quiero demasiado.

A sonreir más y a quejarnos menos


Héctor Molina
(Cambiando Historias) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario