Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

18 enero 2017

Sacando lo Extraordinario de lo Ordinario

¿Recuerda lo emocionado que estaba el día en que obtuvo su trabajo actual? Tal vez representó la realización de un sueño. O finalizar una larga búsqueda después de estar desempleado. O por fin recibir un ascenso esperado. O le presentaron la oportunidad de ir en pos de su pasión, y usar sus habilidades y dones de forma en que nunca antes pudo hacerlo.

Sin embargo, ahora usted - o alguien a quien conoce - está inquieto y descontento. El trabajo que una vez apreció ha perdido su brillo; Se ha vuelto aburrido, ordinario, rutinario. Siente que ya no puedes aguantar una tarea tan poco inspiradora. Ha llegado el momento de cambiar. ¿No es interesante ver cómo un trabajo que alguna vez le entusiasmó tanto que no podía esperar el comienzo de un nuevo día pudo convertirse en algo cotidiano, tedioso, y hasta detestable? Es como "enamorarse", sentirse tan fascinado con alguien a quien no se le ocurre otra cosa, y luego semanas, meses o años más tarde, uno se preguntaba: «¿Qué tiene de especial él o ella?»

Podemos crecer más allá de los puestos de trabajo, encontrar que ya no son desafiantes o tan gratificantes como alguna vez fueron. Quizá hemos adquirido nuevas habilidades y estamos listos para otras responsabilidades más grandes. Las circunstancias que parecían tan atractivas al principio pueden haber cambiado. Sin embargo, a veces esto es tan solo un caso en que lo novedoso, el estreno parece haberse desgastado, haciendo que un muy buen trabajo parezca una condena en prisión.

Un viejo dicho nos dice: "La familiaridad genera desprecio". Pero a veces, sólo porque nos hayamos familiarizado con un trabajo, no significa que sea hora de marcharse. Como escribió el ensayista y poeta Ralph Waldo Emerson: «Si las estrellas apareciesen tan sólo una noche cada mil años, de qué forma se maravillaría el hombre se maravillaría y adoraría». Así como podemos perder nuestro sentido de asombro al mirar las estrellas porque aparecen cada noche, también podemos "des-enamorarnos" de un trabajo tan sólo porque nos acostumbramos a él y a sus demandas.

A pesar de que pudo habersenos pasado la emoción, podríamos re-descubrir lo extraordinario dentro de lo ordinario. Tal vez Dios te tiene dónde estás por una razón. Aquí hay algunas ideas que podemos considerar en la Biblia:

Tal vez sea necesaria una nueva actitud, no un nuevo trabajo. Si pudiéramos adoptar una nueva perspectiva sobre nuestro trabajo, podríamos abordarlo con más entusiasmo. «Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva la firmeza de mi espíritu… Devuélveme la alegría de tu salvación; que un espíritu obediente me sostenga.» (Salmo 51: 10-12).

Juntos hasta el final. Necesitamos mantener un sentido claro de nuestra vocación, reconocer que Dios nos ha puesto en nuestro trabajo actual y que quizá no estamos preparados para irnos a otro. El apóstol Pablo escribió: «Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.» (Filipenses 3: 13-14).

Robert J. Tamasy


No hay comentarios:

Publicar un comentario