Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

01 junio 2017

La mente de los animales

Durante los últimos quince años el etólogo cognitivo Marc Bekoff ha estado dando a conocer historias de muchas clases de emociones de animales, desde chimpancés compasivos hasta hienas arrepentidas. El primatólogo Frans de Waal ha escrito sobre el altruismo , la empatía y la moralidad de bonobos y otros simios.

Un aluvión de recientes investigaciones sobre perros y gatos ha revelado su capacidad de "reflejar las emociones de sus dueños", y los estudios sobre fluctuaciones hormonales. El resultado de estos estudios está cambiando los debates SOBRE LA MENTE DE LOS ANIMALES de 《¿Tienen emociones?. 《 A ...que clase de emociones tienen y por qué las sienten?

Como el neurólogo Antonio Damasio ha sostenido, las emociones son una parte necesaria de la conducta social de los animales. Sea de manera consciente o inconsciente, condicionan nuestra conducta, ayudándonos a huir de los peligros, a buscar placer, evitar el dolor o establecer vínculos en otros compañeros adecuados. Estas emociones son fruto de un proceso evolutivo muy útil: el de tenerle cariño a otros seres que nos protegerán, alimentarán, divertirán, acicalarán, nos procurarán alimentos o nos harán la vida más agradable y divertida.

En la actualidad, los investigadores ya no siguen debatiendo sobre si los animales son o no conscientes, sino en que grado lo son. LOS HUMANOS debemos ser muy cuidadosos al atribuir estados emocionales a la conducta de los animales... sabiendo que muchas veces somos el reflejo de esas emociones.

 《Bueno- prosiguió el gato-, tú sabes que un perro gruñe cuando está enojado y mueve la cola cuando está contento. Pues bien yo gruño (ronroneo) cuando estoy contento ..》

Creo que podría retornar y vivir con los animales, ellos son tan plácidos y autónomos
Me detengo y los observo largo rato.
Ellos no se impacientan, ni se lamentan de su situación.
No lloran sus pecados en la oscuridad de un cuarto.
No me fastidian con sus discusiones sobre sus deberes hacia Dios.
Ninguno está descontento. Ninguno padece la manía de poseer objetos.
Ninguno se arrodilla ante otro ni ante los antepasados que vivieron hace milenios.
Ninguno es respetable o desdichado en toda la faz de la tierra.
Así me muestran su relación conmigo y yo así lo acepto
-Walt Whitman.


Respetar a los animales nos hace mejores, sin caer en extremos del tipo: No tienen sentimientos frente a poseen derechos y deberes como un ciudadano más. Relacionarnos con ellos nos ayuda a «aprender a cuidar» pero también a recibir afectos sencillos que no son tan fáciles de obtener de
otros humanos. Respetar a los animales no es confundirlos con humanos, las jerarquías son funcionales, sino que se lo pregunten a los padres que son amigos de sus hijos.
El animal debe tener claro su lugar en la familia y no ser el dominante, para evitar problemas. Es importante conocer sus reglas de pensamiento, y las diferencias con la interpretación humana.




No hay comentarios:

Publicar un comentario