Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

14 julio 2017

Mi misión en la vida

Así de cliché como suena, mi misión en la vida. Yo, la neta sí creo que todos estamos aquí por algo. Descubrir qué, es lo divertido.

Cuando comencé con Alan x el mundo sentí que había algo que le daba sentido a todo. No sabía exactamente qué era. Hoy estoy convencido que este proyecto llegó a mí como parte de mi misión en la vida. Me he dado cuenta de la enorme industria que es el turismo y cómo nuestros simples actos pueden cambiar o afectar nuestro planeta.

Alan x el mundo no solo es solo la historia de mis viajes, es la historia de cómo mi vida se ha ido transformando a través de los viajes. Creo, para bien; en todos los sentidos. He cometido muchos errores, pero estoy consciente de ellos y eso es lo importante para no volver a repetirlos. Que sean bienvenidos los errores nuevos, los mismos ya dan coraje.

He defendido este proyecto como pocas cosas en mi vida. Lo he protegido, lo he cuidado, regado, apapachado y presumido. Y todo eso porque creo que he descubierto mi misión en la vida.

El turismo puede cambiar el mundo o destrozarlo, la responsabilidad es nuestra.

La industria turística mueve muchísimo dinero. No importa como viajes. Aún si eres mochilero, viajas de aventón, o te quedas en hoteles de lujo, el turismo mueve la economía y genera empleos. Pero también puede llegar a afectar mucho los lugares que visitamos si no lo hacemos de forma responsable. Podemos tomar por ejemplo el reciente caso de la Islas Marietas.

El turismo es la industria de las emociones. La magia de estar en un lugar apartado, impresionante, maravilloso y espectacular, nos llena el corazón de dicha y queremos guardar ese momento para siempre. Y al igual que cuando nos emborrachamos, la emoción desbordada puede borrar un tanto la conciencia de nuestro entorno.

Turistas dejando basura en las playas, en los ríos, en los arroyos; turistas comprando productos piratas, comiendo en franquicias extranjeras; turistas tomándose fotos con animales exóticos, rayando paredes de lugares con miles de años para tomarse una selfie.

Todas nuestras acciones dejan una repercusión. Debemos esforzarnos en que ésta sea positiva.

¿Cómo?
En medida de lo posible, consume productos y en negocios locales.
Evita el turismo en masa, en grupo organizados y viaja más por tu cuenta, a tu ritmo y tomando tus propias decisiones.
No compres productos prohibidos ni artesanía fabricada en masa en países extranjeros.
No des limosnas.
No te tomes fotos con animales y pagues por ello.
Respeta la cultura.
Cuida el patrimonio.
Y siempre que te sea posible investiga sobre las empresas en las que gastarás tu dinero. Cada vez hay más empresas socialmente responsables y con proyectos de desarrollo sustentable.

Ya les he hablado en otras ocasiones del concurso #TheVenture, un evento en el que, en esta ocasión, participan 27 emprendedores de todo el mundo con proyectos que buscan beneficiar a la sociedad y el medio ambiente, y en el que entre los participantes se encuentra un mexicano.

El proyecto que representa a México se llama Optic Group ICH y se encarga de fabricar armazones de anteojos hechos de botellas recicladas de plástico, los cuales, además de ayudar a reducir la contaminación, este material permite que el costo de la producción de los armazones sea bajo y por lo tanto muy accesible, lo que lleva a que las personas de escasos recursos puedan pagarlos. Un ejemplo del ahorro en la fabricación de los armazones es el precio de la materia prima, con un kilo de PET se pueden fabricar 50 armazones y el gasto solo es de 80 centavos.

Este proyecto está participando para ganar un millón de dólares en #TheVenture y así poder continuar con la misión que tienen de ayudar a los necesitados y apoyar el cuidado del medio ambiente.

Optic Group ICH es un ejemplo de que todos tenemos una misión en la vida, busquen qué es lo que les apasiona y cómo a través de esto pueden ayudar a los demás y a lo que nos rodea; seamos honestos con nosotros mismos y apoyemos, porque podemos cambiar al mundo para bien, solo se necesita que cada uno de nosotros nos comprometamos y trabajamos por él, pues no hay que olvidar que es nuestro hogar.

Recuerden viajeros, hacer un mundo mejor es responsabilidad de todos, todos los días, ¡siempre!

¿Qué haz hecho hoy para ser un viajero responsable?

Alan Estrada


No hay comentarios:

Publicar un comentario