Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

02 diciembre 2016

Aprendiendo a No Distraernos

A medida que el calendario va llegando a su fin, a menudo nos encontramos con una curiosa paradoja. Por un lado, nuestro deseo es enfocar estas últimas semanas en alcanzar nuestras metas, cuotas y plazos anuales. Al mismo tiempo, con tantas festividades por venir, y al enfocarnos en la temporada de vacaciones, es muy fácil que perdamos la concentración en las tareas pendientes. Podríamos llamar a esto «la temporada de distracciones».

Pensando en esto, me encontré con una cita muy apropiada de Tom DeMarco y Timothy Lister, ingenieros de software, consultores y co-autores de Peopleware: Proyectos Productivos y equipos. Ellos notaron que: «Hay un millón de maneras de desperdiciar un día de trabajo, pero ni una sola para lograr que un día regrese».

Lo que dicen es cierto. El tiempo avanza sin detenerse, y cuando un minuto, una hora o un día ha pasado, no es posible recuperarlo. Es parecido a tratar de rellenar el tubo de pasta de dientes, después de haberlo exprimido. Quizá nuestra naturaleza quisiera presionar el botón de «pausa» al final de un año exigente y de mucho trabajo, habiendo trabajado duro y sintiendo que nos merecemos la oportunidad de recuperar el aliento. Al mismo tiempo, las oportunidades que se presentaran en estas últimas semanas del año desaparecerían después del año nuevo.

Así que nos enfrentamos con la necesidad de equilibrarnos. Celebramos el hecho de que hemos sobrevivido un año más, con sus éxitos, fracasos y desafíos. Pero también reconocemos que hay trabajo por hacer. Como dice el dicho latino: «Tempus fugit»… El tiempo vuela.

La Biblia habla de la importancia de vernos como administradores del tiempo y de aprovechar las oportunidades que se nos presentan. Por ejemplo, en la carta a los Efesios, se nos habla de estar «…aprovechando bien el tiempo (sacando el máximo provecho de cada oportunidad), porque los días son malos» [5:16]. Este pasaje nos motiva y exhorta a ser prudentes en la forma en cómo invertimos nuestro tiempo cada día, no despilfarrarlo tontamente en actividades vacías, sin sentido o que no sean rentables.

Para aquellos que profesan ser seguidores de Jesucristo en su trabajo, Colosenses 4:5 dice que debemos usar la «…inteligencia para tratar como se debe a todos. Aprovechen bien cada oportunidad que tengan». Una traducción diferente también nos dice que debemos de «Aprovechar al máximo cada oportunidad…». Creo que esto es especialmente importante en medio de la temporada de Navidad, cuando el énfasis parece ser cualquier cosa, excepto en la verdadera razón, que es celebrar el nacimiento de Jesús.

Con toda esta frenética actividad que rodea al cierre de los calendarios empresariales, finalizando proyectos y cerrando ventas, durante el tiempo de planear fiestas y comprar regalos, ¿estaremos sirviendo eficazmente como «embajadores de Cristo en el trabajo»? ¿Es la presencia y el poder de Jesucristo lo que se muestra en nosotros a pesar de las tensiones y presiones de esta época del año? Hablar y actuar con sabiduría. En esta época del año podría ser el momento ideal para exponer y explicar lo que significa nuestra fe para todos —y lo que podría significar para los demás.

Robert J. Tamasy 

01 diciembre 2016

El gran frío

Para los chinos, el último de los 24 ciclos de su calendario antes de la entrada de su año nuevo a principios de febrero, es conocido como "el Gran Frio", y son dos semanas donde la naturaleza nos enseña a desprendernos de las cosas, son los días más frios del año y nadie siembra en esas épocas y se espera que luego llegue la primavera.

La época del Gran Frio nos enseña a dejar ir aquellas cosas que se han vuelto inamovibles en nuestras vidas, aquellas que ya no es posible que den más y es momento de dejar que se vayan para dar paso a la luz de los días siguientes.

Practiquemos ese arte confiado de "dejar ir", esperanzados en los nuevos retoños, no podemos ir contra los ciclos naturales y cada situación tiene los suyos propios, una cosa es ser perseverantes y otra muy diferente, ser ingenuos, lo que ha de irse debe hacerlo y nada podrá impedirlo cuando ha agotado lo que tenia para dar.

Pero es esa aparente "muerte" la que dará paso a la vida, irremediablemente también lo que ha de llegar, llegará, con nuevas ilusiones y esperanzas, el Gran Frio es tiempo de cosecha para bien o para mal, pero no olvidemos que cada invierno, tiene también su primavera.


30 noviembre 2016

Tristeza

Iba yo por un camino, cuando una voz de mujer detrás de mí me dijo:
- ¿Me conoces?
Me volví y le contesté:
- No recuerdo tu nombre.
Ella me dijo:
- Yo soy aquella Tristeza profunda que sufriste hace tiempo.
Sus ojos se parecían a la mañana cuando el rocío está todavía en el aire.
Permanecí en silencio y luego le pregunté:
- ¿Has perdido aquella carga inmensa de lágrimas?
Ella sonrió sin contestarme.
Comprendí que sus lágrimas habían tenido tiempo
de aprender el lenguaje de las sonrisas.
Me recordó:
- Una vez aseguraste que conservarías tu tristeza para siempre.
Avergonzado, respondí:
- Es verdad, pero los años han pasado.
Después, con su mano entre las mías, le dije:
- Pero tú también has cambiado.
Entonces, ella me contestó, serena:
- Debes saber que lo que un día fue Tristeza es ahora Paz.

Rabindranath Tagore


28 noviembre 2016

No culpes a nadie


Nunca te quejes de nadie, ni de nada,
porque fundamentalmente tú has hecho
lo que querías en tu vida.

Acepta la dificultad de edificarte a ti mismo
y el valor de empezar corrigiéndote.
El triunfo del verdadero hombre
surge de las cenizas de su error.

Nunca te quejes de tu soledad o de tu suerte,
enfréntala con valor y acéptala.
De una manera u otra es el resultado de tus actos
y la prueba que has de ganar.

No te amargues de tu propio fracaso
ni se lo cargues a otro,
acéptate ahora o seguirás justificándote como un niño.
Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar
y que ninguno es tan terrible para claudicar.

No olvides que la causa de tu presente es tu pasado
así como la causa de tu futuro será tu presente.

Aprende de los audaces, de los fuertes,
de quien no acepta situaciones,
de quien vivirá a pesar de todo.

Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo
y tus problemas, sin eliminarlos, morirán.

Aprende a nacer desde el dolor
y a ser más grande que el más grande de los obstáculos,
mírate en el espejo de ti mismo
y serás libre y fuerte y dejarás de ser un títere de las circunstancias
porque tu mismo eres tu destino.

Levántate y mira el sol por las mañanas
y respira la luz del amanecer.
Tú eres parte de la fuerza de tu vida,
ahora despiértate, lucha, camina, decídete
y triunfarás en la vida;
nunca pienses en la suerte,
porque la suerte es el pretexto de los fracasados.

Pablo Neruda


25 noviembre 2016

Te deseo tiempo...

Te deseo tiempo, el suficiente para disfrutar el recorrido.
Te deseo vida, la suficiente para sentirla correr por tus venas.
Te deseo amor, el suficiente para amarte y dar sin interés.
Te deseo salud, la que irradia un espíritu conforme.
Te deseo familia, la suficiente para procurar y saber soltar.
Te deseo tolerancia, la suficiente para entender sin juzgar.
Te deseo bondad la suficiente aceptarte y aprender a perdonar.
Te deseo amigos, los suficientes para que puedas retribuir.
Te deseo valor, el suficiente para nunca decaer.
Te deseo rebeldía, la suficiente para cambiar lo que está en tu mano
Te deseo fe, la suficiente para aceptar lo inevitable.
Te deseo paz, la suficiente para estar contigo mismo.
Te deseo libertad, la suficiente para cumplir tus anhelos.

Y sobre todo te deseo, CONCIENCIA para despertar, para que no olvides de donde has venido y para qué, para que nunca te sueltes de la mano que nos une a todos y que jamás te ha dejado sol@, para que dejes salir el Dios que llevas dentro y glorifiques su nombre.

Te deseo que encuentres la Luz, para que ilumines a todo prójimo que la necesite. La iluminación es individual, la salvación es en grupo, el mundo somos todos, todos somos UNO.

Lucia Toranzo Noriega



24 noviembre 2016

He aprendido

He aprendido que no puedo hacer que alguien me ame,
solo convertirme en alguien a quien se puede amar,
el resto depende de los otros.

He aprendido que se pueden requerir años para construir la confianza, y solo segundos para destruirla.

He aprendido que lo que realmente cuenta en la vida, no son las cosas que tengo alrededor, sino las personas.

He aprendido que no puedo compararme con lo mejor que hacen los demás, sino con lo mejor que puedo hacer yo.

He aprendido que lo más importante no es lo que me sucede,
sino lo que hago al respecto.

He aprendido que hay cosas que puedo hacer en un instante,
y que pueden ocasionar dolor toda una vida.

He aprendido que puedo llegar mucho más lejos,
de lo que pensé posible.

He aprendido que soy responsable de lo que hago,
cualquiera sea el sentimiento que tenga.

He aprendido que si no controlo mis actitudes,
ellas me controlan a mi.

He aprendido que los héroes son las personas que hacen aquello de lo que están convencidas,
a pesar de las consecuencias.

He aprendido que el dinero es un pésimo indicador
del valor de algo o de alguien.

He aprendido que a veces tengo el derecho de estar enojado,
pero no el de ser cruel.

He aprendido que el verdadero amor y la verdadera amistad,
continuarán creciendo a pesar de las distancias.

He aprendido que por más grande que sea mi duelo,
el mundo no se detiene por mi dolor.

He aprendido que mientras mis antecedentes y circunstancias
pueden haber influido en lo que soy,
Yo soy el responsable de lo que llego a ser.

He aprendido que dos personas pueden mirar la misma cosa
y ver algo totalmente diferente.

He aprendido que sin importar las circunstancias,
cuando soy honesto conmigo mismo, llego más lejos en la vida.

He aprendido que muchas cosas pueden ser generadas por la mente,
el truco es el autodominio.

He aprendido que tanto escribir como hablar,
alivia los dolores emocionales.

He aprendido que el paradigma en el que vivimos,
es la única opción que tengo.

He aprendido que es importante practicar para convertirme
en la persona que quiero ser.

He aprendido que es mucho más fácil reaccionar que pensar …
y más satisfactorio pensar que reaccionar.


23 noviembre 2016

El poder curativo de la música


El Dr. Mike Miller, del Centro Médico de la Universidad de Maryland en Baltimore, se dedicó a estudiarlo. El usó procesamiento de imágenes de alta tecnología para medir el tamaño de los vasos sanguíneos mientras escuchaba música. Lo que encontró fue que el revestimiento de los vasos sanguíneos se relajaba y abría. También producía sustancias químicas que ayudan a proteger el corazón.

¡Tiene que ser música que la persona disfrute! Si no lo hacen, los vasos se cierran. Esta es una respuesta al estrés – lo contrario de lo que queremos.

La música puede sanar indirectamente también. Pues bien, el estrés puede tener efectos terribles en el cuerpo y la mente a largo plazo. Puede causar que los vasos sanguíneos se vuelvan rígidos, lo que no permite que la sangre fluya libremente. Las arterias pueden endurecerse también.

También se conoce que la música es capaz de influir sobre las contracciones estomacales, además de modificar los niveles hormonales.

La Universidad de California, que demostró que los niños que se exponen a la música de Mozart antes de una prueba de inteligencia demuestran un mejoramiento en la puntuación al ser comparados con un grupo control. Los investigadores concluyeron que la música de Mozart, que es básicamente una serie de variaciones complejos y brillantes sobre temas sencillos, activa unas vías neurológicas que resultan en un mejoramiento en la capacidad intelectual demostrada en una prueba

Barack Obama dio un discurso y habló del poder de la música utilizando como ejemplo la historia de la esposa de un veterano de guerra de Estados Unidos que se encontraba en estado de coma. Gracias a la música que escuchaba todos los días lo ayudó a reanimarse y poder despertar, aunque el apoyo de los familiares también es muy importante. En Alemania también se han hecho estudios sobre la musicoterapia uno de los cuales arrojó que escuchar música de arpa en vivo ayuda a disminuir el estrés en los bebes. Casos como estos existen muchos en donde la música ha sido la principal causa de que pacientes con trastornos puedan mejorar su calidad de vida.

Es un hecho que la música es lo que cura el alma, pues no hay nada mas placentero que escuchar sonidos e instrumentos armoniosos que den tranquilidad a nuestra mente y cuerpo.