Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

15 diciembre 2017

La comida no es sólo comida

Si una mujer pudiera ver las chispas de Luz que emanan de la punta de sus dedos cuando está cocinando y la sustancia Luz que entra a la comida que maneja, se asombraría de ver cuánto de sí ella carga dentro de la comida que prepara para su familia y amigos.

Ésta es una de las más importantes (y menos comprendidas actividades) de la Vida, que la radiación y sentimiento que salen en la preparación de la comida afecta a cada uno de los que participan de ella, y que esta actividad debe realizarse sin prisa, en paz y felicidad. 

Sería mejor que un individuo no comiera del todo, que ingerir comida que ha sido preparada bajo sentimientos de angustia, resentimientos, depresión o cualquier presión externa, ya que la sustancia de la corriente de vida que realiza el servicio fluye dentro de esa comida y es ingerida, convirtiéndose de hecho en la energía del receptor.

¿Donde queda, entonces, la gente que come la mayoría de sus comidas "afuera"? Quizás aquí está la explicación a más de cuatro cosas que les pasa por la cabeza o el corazón, las cuales no pueden explicarse y son causa de gran aflicción para ellos.

“¡Qué rica comida!”, solíamos decirle a mamá cada vez que nos sentábamos a comer. No importaba lo que cocinara, mis hermanos y yo le decíamos que la comida sabía deliciosa, y quedábamos satisfechos. Aún en tiempos de carestía, haciendo malabares, ella se las ingeniaba para que los alimentos resultaran apetitosos. ¿Qué era lo que les ponía?, ¿por qué siempre nos gustó el sabor de sus comidas? Descubrí, pasados muchos años, cuál era ese ingrediente especial: AMOR.

Ese ingrediente tiene un poder: atrae a los miembros de tu familia, los une, les hace sentir que les gusta tu compañía, pasas un buen momento y se vuelven a apreciar unos a otros. Cuando haces cosas por tus semejantes, en este caso tu familia, transmites tus propios sentimientos, tu amor, tu deseo de nutrirlos, de prolongarles la vida, de darles salud y bienestar. Al mismo tiempo, cuando los miembros de tu familia aprecian el trabajo, el tiempo y dedicación que has proporcionado, el beneficio es recíproco y quedas con la satisfacción del ingrediente añadido, que retornará en cantidades mayores.


14 diciembre 2017

Escuchar

Cuando hablamos de escuchar con compasión, solemos pensar en escuchar a otra persona. Pero debemos escuchar también al niño herido que hay en nuestro interior. A veces precisa toda nuestra atención. Ese pequeñín puede surgir desde lo más profundo de tu conciencia y reclamar tu atención. Si estás atento, oirás su voz pidiendo ayuda. En ese momento, en vez de prestar tu atención a cualquier otra cosa que tengas delante de ti, vuélvete y abraza con ternura al niño herido.

Puedes hablarle directamente con el lenguaje del amor, diciéndole: en el pasado te deje solo. Escapé de ti, ahora lo lamento mucho. Voy a abrazarte. Puedes decirle: Querido estoy aquí para lo que necesites. Voy a cuidarte muy bien. Se que sufres mucho. He estado muy ocupado, te he desatendido pero ahora he aprendido una manera de volver a ti.
Si es necesario puedes llorar junto a ese niño cada vez que lo necesites y puedes sentarte a respirar junto a él.  Al inspirar vuelvo a mi niño herido, al espirar cuido bien de mi niño herido.


Thich Nhat Hanh
(El arte de cuidar a tu niño interior)


04 diciembre 2017

El pan no está duro, duro es no tener pan

A veces nos queda alguna pieza de pan después de merendar y al día siguiente decimos: "Este pan está duro" y es muy probable que sí lo esté, pero pensado en ello y en una gran reflexión de Wilder Hernández (Psicólogo destacado) hoy quiero compartir esta frase contigo: "El pan no está duro... duro es no tener pan"

Parece mentira, pero somos especialistas en quejarnos, y la mayoría de las veces nos quejamos sin razón, sin sentido, por tonterías, por egoísmo.

"El pan no está duro... duro es no tener pan" ¿Qué quiere decir esto?
Que el trabajo que tienes no es duro, duro es no tener trabajo.
Que tener el coche dañado no es duro, duro es no tener un coche.
Que por tener el coche dañado y tener que caminar a tomar el autobus eso es duro, no!, eso no es duro, duro es no tener piernas, duro es no poder caminar.
Comer arroz con sardina no es duro, duro es no tener comida.
Perder la causa en algún problema familiar no es duro, duro (y creeme que muy duro!) es perder un familiar.

Decir, TE AMO mirando a los ojos de otra persona no es duro, duro es decirlo frente a una lápida o un féretro donde ya no tienen sentido las palabras.
Quejarse no es duro, duro es no saber ser agradecidos.

Hoy es un buen día para DAR GRACIAS por lo que tenemos y no dejar que nuestra felicidad dependa de algo o de alguien.

"Nuestra felicidad depende de nosotros mismos y de lo agradecido que seamos con lo que tenemos"

Luis Rodriguez


Las Definiciones son una Fregadera

La sociedad ama que tú te definas como “algo” y que creas en la definición que has dado de ti mismo. “¿Quién eres tú? ¿Blanco o negro, derecha o izquierda, alto o bajo, dentro o fuera…?”.

A la sociedad le encanta que tú te definas, porque de lo contrario ¿cómo podría manipularte si no sabe quién eres? Una vez que te has definido los que tienen poder saben cómo reaccionarás a las cosas. Por ejemplo, es muy fácil saber cómo complacer o fastidiar a un católico o a un judío o a uno del Pan o a uno del Chivas.

Definirse a sí mismo como “algo” es como publicar el mapa de tu casa, para que cualquiera pueda meterse y hacer con tu vida lo que quiere. Es por esto que te dan la idea que definirte a ti mismo sea un síntoma de coherencia, de madurez, de consistencia; pero de mi punto de vista se trata de todo lo contrario.

Una persona madura es alguien que es consciente de su unicidad y no alguien que se esconde de forma infantil atrás los colores de un club; y la consistencia es un valor solo cuando eres coherente a ti mismo y no a los ideales y comportamientos de un categorial de definición son una cadena que la sociedad te impone para limitar tus movimientos, porque una vez que te has definido, es inevitable que la gente se espere que tú seas coherente con la definición que has dado de ti mismo. Más inteligente es simplemente ser quien eres, sin caer en ninguna definición. Si tú eres simplemente quién eres, eres libre.

Prem Dayal


30 noviembre 2017

Cuando pareciera que todo esté acabado, ¡Respira!

Cuando pareciera que todo esté acabado, ¡¡Respira!!
Siempre encontrarás una razón para disfrutar que respiras aún.

Hoy tenía dos conversaciones simultáneas por mi cel, dos personas diferentes, viviendo vidas diferentes, con miradas diferentes, con perspectivas diferentes, pero sobre todo con esperanzas diferentes.

Por un lado platicaba con una amiga que hoy tiene 27 años, cuando la conocí tenía 18 años, coincidimos en una quimioterapia, que de hecho era su última, ya que solo se la estaba dando para reforzar pues el cáncer había desaparecido, y a los dos años le volvió... Me estaba platicando que ahora los dolores físicos son un poco más fuertes y antes de que yo opinara algo, me dijo: "sí son más fuertes pero siempre busco en mi pensamiento algo que me lleve a un lugar bonito de mi vida, el dolor está ahí, pero ahora trato que no haga daño a mi vida.  Me di cuenta que antes sufría mucho puesto que la enfermedad hacía lo suyo y yo alimentaba el dolor con pensamientos totalmente negativos y así me hacía más duros los momentos, se tardaban más tiempo en pasar"
Siguió la charla (algo que yo practico mucho) me dice: "Tomé la decisión de vivir, antes el cáncer no me había matado pero yo por dentro me estaba matando emocionalmente... Hoy me di cuenta que soy dueña de mis pensamientos, de mis decisiones y de lo que mi alma siente, porque antes entre más me encerraba en el dolor, más sufría, entre más me hacía la víctima, peor la pasaba y no sólo yo, hacía que toda la gente que estaba a mi alrededor la pasara mal."

La plática siguió por mucho rato, este es sólo un poquito de lo mucho que platicamos y ella concluyó diciéndome, "yo ahora aliento a mis compañeras de enfermedad, a la gente que me rodea, es más, a veces aliento hasta a quien no me lo pide, pero que yo veo que tiene una cara triste, las aliento a que siempre en la vida hay alguna razón, por más pequeña que sea pero al fin una razón para seguir esforzándose para seguir aprendiendo, para sonreír y buscar ser feliz aún en medio del dolor, para seguir viviendo, para dar gracias por la vida.  Lo malo lo combates con cosas buenas, por más mal que estemos algunas personas, siempre encontraremos algo bueno en nuestra vida que hay que resaltar para que lo malo pase pronto".

La otra plática que tenía era otra amiga que se estaba quejando del trabajo, de sus compañeros, del tráfico, de todo el esfuerzo que tiene que hacer, de los quehaceres de su casa, hasta en algunos momentos quejándose de su familia..

Gracias por leerme, entre más ele des poder a lo malo que te suceda, menos se querrá ir y hasta lo bueno lo convertirá en malo.  Pero si dentro de las situaciones difíciles de la vida encuentras razones para sonreir (que siempre las hay), lo difícil pasará pronto, pero mientras pasa no te quitará la vida, se los digo por experiencia.

Dios nos bendice, así que a sonreír más y quejarnos menos.
Los quiero mucho

Héctor Molina

29 noviembre 2017

No respiras solo(a)

Cuando fuiste un feto,
No podías respirar por ti mismo,
Así que tu madre respiraba por ti.
Su aliento fue tu aliento,
Su sangre fue tu sangre,
Su vida fue tu vida.

Había un pequeño hueco en tu corazón
Llamado “foramen oval”;
Que se cerró probablemente cuando naciste
Al tomar tu primera bocanada de aire.
Gritaste, lloraste,
Te sentiste en shock,
Hasta quizás saliste amoratado,
Hinchado, dolorido, ensangrentado, pequeñito,
Lloraste por tu existencia,
Te lamentaste por la pérdida del vientre materno.
Estabas exhausto/a
Pero estabas vivo/a.

Así que pronto supiste
Que la vida no era todo éxtasis y dicha,
Que también era dolor,
Que era agobio,
Pérdida.

Pero dentro del agobio, había belleza,
Y en la pérdida, amor,
Y esperanza,
Y descubrimiento.

Amigo/a, a veces necesitas llorar,
Balbucear, y gritar,
Y hacer un berrinche,
Y olvidar el futuro y palabras antiguas.
Y volver a regocijarte en una simple respiración,
Y el alegre latido de un corazón sagrado.
Hasta el día de hoy,
No respiras solo/a.

 Jeff Foster



28 noviembre 2017

Gracias Dios: eres increíble

Gracias Dios: eres increíble.
Nos diste alas de acero para recorrer el mundo entero, de principio a fin si así lo disponemos y si las condiciones climatológicas lo permiten. 

Gracias Dios: eres increíble. 
Me trajiste a nacer a un país verde, azul y de ese color que aún no tiene nombre, pues a semejante belleza no se le puede nombrar. 

Gracias Dios: eres increíble. 
Cada día pintas el cielo diferente y doce horas después, enciendes tu guía de luces danzantes en el firmamento. 

Gracias Dios: eres increíble. 
Nos diste carreteras y caminos que conectan vidas y destinos. 

Gracias Dios: eres increíble. 
Creaste la necesidad de nutrirnos y lo haces a través de platillos únicos que aparte, nos permites disfrutar. Guardamos los sabores en nuestra mente como vestigios de la aventura. 

Gracias Dios: eres increíble. 
Nos rodeaste de agua con sal y sin ella. Abrazarla mientras nos sumergimos es una experiencia irreal y no apta para cardíacos, pues ser abrazada por el agua te mueve el corazón. 

Gracias Dios: eres increíble. Creaste aparatos maravillosos que capturan instantes únicos en el universo y que podemos compartir con quienes amamos. Hablo de las fotografías. 

Gracias Dios: eres increíble. 
Creaste lo creíble y lo increíble y nos permites disfrutarlo, en este caso, a través de un viaje por un extremo de mi país. 

Gracias Dios: eres increíble.

Esli Anahí Martinez