Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

22 agosto 2017

Mantén tu vista en el objetivo real

La sangre fluye por las calles de otra ciudad europea.

Gente matando gente en nombre de dioses e ideologías y viejos rencores.

Tortura, violación, asesinato, impactantes violaciones a los derechos humanos. Por todo el mundo.

Simplemente un día más en este antiguo planeta.

¿Acaso llegó el momento de darnos por vencidos?

¿Será éste el momento de cantar con más fuerza nuestras canciones de amargura, derrota y rabia desenfrenada? ¿Es el mundo un error insensato, una aberración de la consciencia, una pérdida de tiempo para todos? ¿Al final del camino, la filosofía nihilista estaba en lo correcto?

Cuando nos enfrentamos a noticias como éstas a menudo podemos sentirnos tan impotentes, tan decepcionados, tan asustados, tan inseguros; como si estuviéramos viviendo en un mundo que se ha vuelto loco, desquiciado, fuera de control. Todo parece como una pesadilla, como si una especie de fuerza oscura o maligna estuviera asumiendo el control. Algunos comienzan a hablar de la llegada del Apocalipsis. Ciertamente, se puede sentir como el fin del mundo de cuento de hadas en el que algún día creímos.

En medio de la devastación buscamos respuestas, causas, algo o alguien a quien culpar, una forma de dispersar nuestra tensión, una salida para toda esa rabia, dolor y confusión, un escape de esa energía de vida no procesada. ¿Por qué hay tal mal en este mundo? ¿Culpamos a los asesinos? ¿A sus padres? ¿A la sociedad en general? ¿Al cerebro humano? ¿A la comida que consumimos? ¿A los químicos? ¿A las estrellas? ¿A nuestros gobiernos? ¿A las religiones? ¿Cosificamos a los asesinos como enfermos, retorcidos, locos, malditos? ¿Nos ponemos en guerra con ellos como lo han hecho ellos con nosotros, deseando más muerte y destrucción sobre ellos y sobre sus hijos, sus madres, sus amantes, sus antepasados? ¿Nos adentramos en la milenaria historia del bien contra el mal, de nosotros contra ellos? ¿Consolidamos aún más nuestra identificación con un irreflexivo sentido del yo construido por la mente? ¿Acentuamos las divisiones?

En nombre de la paz mundial, ¿nos convertimos a nosotros mismos en terroristas?

¿Maldecimos a Dios y al universo, y deseamos nunca haber nacido? ¿Tratamos de adormecernos a nosotros mismos, distraernos de esas noticias, con alcohol, drogas, sexo, trabajo, compras, comodidades mundanas? ¿Desestimamos los horrores, retiramos nuestros corazones de los corazones de nuestros hermanos y hermanas en otras regiones del planeta, le damos la espalda a su triste situación, murmurando para nosotros mismos, mientras leemos el periódico en la mañana, lo “fea” y “terrible” que está la situación, sin hacer nada para generar un cambio y una sanación real?

¿Nos encargamos de difundir el problema, pero nos damos por vencidos cuando se trata de ser parte de la solución?

¿Acudimos a maestros espirituales para que nos consuelen con una charla sobre la naturaleza ilusoria de la vida y la irrealidad de la que todos somos testigos? ¿Regurgitamos frases vacías como ‘nada importa’, 'todo es un inocente juego de maya,’ y 'de cualquier forma, nadie tiene elección’? ¿Calificamos lo que vemos como 'irreal’ o 'ilusión’ para alejarnos del dolor de tener que confrontar todo el lío y la aparente falta de control de esta manifestación relativa e impermanente? ¿Pretendemos que los acontecimientos del mundo no tienen nada que ver con nosotros, que todo es independiente y que somos personas separadas? ¿Caemos en el solipsismo? ¿En la anarquía? ¿Cerramos nuestros corazones con más fuerza, construimos nuestros muros aún más altos y vivimos en un estado protegido, impregnado de miedo? ¿Rechazamos este mundo y soñamos con una perfecta vida después de la vida?

¿Utilizamos la 'realidad’ de las noticias como una excusa para darnos por vencidos, para cerrarnos, para olvidar lo que realmente somos? ¿Dejamos que los 'terroristas’ ganen abandonando nuestro camino y viviendo una vida de terror nosotros mismos, y aterrorizamos a otros que etiquetamos como 'malos’? ¿Nos sumamos a los problemas que vemos?

¿O utilizamos la apariencia de los problemas para vernos más profundamente a nosotros mismos y a la forma en que vivimos y tratamos a los demás? ¿Vemos la locura como un llamado a la claridad? ¿A la violencia como una invitación al amor? ¿Al dolor como un llamado a la compasión? ¿Al terror como una invitación a recordar y expresar con más profundidad y con más convicción la infinita inteligencia que somos?

¿Justificamos los asesinatos? Absolutamente no. ¿Sentimos el dolor de las víctimas, y la de sus seres queridos? Por supuesto que sí, porque no estamos separados. ¿Haríamos todo lo posible para evitar que esto suceda de nuevo? Absolutamente. ¿Trabajamos por la justicia? Sí. ¿Nos sentamos tranquilamente y simplemente 'aceptamos’? Si aceptar significa indiferencia y pasividad y soportar, no. Si significa alinearnos profundamente con la vida, sabiendo que el cambio inteligente y la sanación siempre surgen del hecho de sumergirnos en el misterio del momento, entonces, sí. La verdadera aceptación y el cambio creativo son amantes.

En Medio Oriente, un judío donó uno de sus riñones a una Palestina enferma, salvando su preciosa vida. En la India hay una mujer que alimenta y baña a los leprosos porque se ha dado cuenta que todos somos expresiones de una misma consciencia y le alegra mucho vivir así, a pesar de lo que los demás digan de ella. En San Francisco, un hijo toma la mano de su anciano padre y de repente surge el perdón, como por arte de magia; en una forma inesperada, el peso de la violencia y el resentimiento de toda una vida se desvanecen, como si nunca hubiera pasado nada.

¿Qué 'noticias’ les estamos transmitiendo a nuestros hijos? ¿Les estamos enseñando que han nacido en un mundo esencialmente malo, enfermo y lleno de miedo, y que deben vivir con temor y odio? ¿Les estamos enseñando que la violencia es inevitable y que ya viene 'incluida’ en su naturaleza? ¿O les estamos enseñando que todo el crimen y la tortura que vemos en las noticias diarias surgen del olvido de lo que somos, de una falsa y equivocada creencia en la separación?

¿Cuáles son las verdaderas 'noticias’ de nuestros días?

¿Les estamos enseñando a renunciar a sus sueños porque hay gente mala allá fuera intentando detenerlos? ¿Los estamos enseñando a renunciar al amor y a la compasión, y al cambio y a la humanidad y a la alegría debido a todas esas 'noticias’? ¿Les estamos enseñando a enfocarse en lo que está mal en el mundo, a aferrarse a lo 'negativo’, a cantar canciones de derrota y desilusión? ¿Los estamos volviendo ciegos a lo 'negativo’ enfocándolos solamente en lo 'positivo’? ¿O los estamos enseñando a reconocer la violencia en el mundo, el dolor, pero estando conscientes de que todo eso es parte de una imagen infinitamente más grande, una imagen en donde todo está interconectado y todo es importante y todo está en equilibrio y nada está escrito sobre piedra?

No utilices las noticias como excusa para dejar de vivir tu verdad, ni por un solo instante. No creas, ni por un segundo, que hay una fuerza en el mundo llamada 'el mal’ con algún tipo de poder que sea capaz de vencer al amor.

El terror no puede ganar porque proviene de un craso malentendido acerca de nuestra naturaleza. Solamente nos estamos lastimando, nos estamos apuñalando a nosotros mismos, nos estamos defraudando y en el fondo lo sabemos y siempre lo hemos sabido. Una ola nunca puede separarse del océano, ni tampoco de ninguna otra ola, y más allá de nuestras diferencias de creencias y opinión, todos somos movimientos de la Única Vida, el verdadero Poder, más allá del 'poder’ mundano de las armas de fuego y cuchillos goteando sangre y camiones atropellando multitudes de inocentes.

Enséñales a tus hijos las realidades del mundo sí, pero, lo más importante, muéstrales las realidades de sus corazones y de los corazones de aquellos a quienes llaman 'los otros’. Permite que el juego actual de la violencia sirva para profundizar aún más tu convicción en este don eterno, inmutable que es la Presencia, la Presencia que siempre has conocido, y para confirmar nuevamente tu intención de parar toda violencia en ti mismo, para vivir como tú sabes que puedes vivir. No permitas que las noticias, o al menos las historias que selectivamente se te presentan como noticias te distraigan de la Verdad.

Honra a las víctimas.
Recorre tu camino con valor.
Habla claro. Crea. Organiza.
Apaga tu maldita televisión.
Mantén tu vista en el objetivo real.

Jeff Foster


18 agosto 2017

¿Observar un eclipse solar sin protección? Mejor, piénsalo dos veces

El 21 de agosto de 2017, se podrá observar un Eclipse parcial de sol en nuestro estado (Nuevo León) y se oscurecerá un 45%, en otros estados es distinto el porcentaje que va desde un 20% a un 56%. En USA habrá lugares que se oscurecerá un 100% como Tenessee.

Que maravillosa perfección de nuestro Creador, la luna y el sol siendo de tamaños tan diferentes (diámetro de la luna es 3,476 Km y el diámetro del sol es de 1,400,000 Km), cuando coinciden en distancia y tiempo y desde la perspectiva de la tierra, pueda la luna cubrir exactamente al sol por unos instantes y lograr oscurecer con su sombra una parte de la tierra... y que maravillosa casualidad que podamos ser nosotros testigos de semejante simetría y esplendor.

Y aunque esto es muy emocionante por lo excepcional que es, genera en nosotros cierta expectación, y curiosidad por verlo, pero también debemos recordar ser muy cuidadosos al respecto de nuestros ojos.

Cuidemos nuestros ojos, los de nuestros niños y también cuidemos a nuestras mascotas...

Investigué y esto es lo que encontré al respecto…


La retina es la zona del ojo donde se encuentran todos los foto-receptores (Conos y bastones), que son los encargados de recoger los hazes de luz del exterior y transformarlos para que pueden ser interpretados por el cerebro (Cortex). Hemos de recordar que el ojo no ve, es una ventana del cerebro hacia el exterior y éste es el encargado de la visión.

El Sol emite muchos tipos de radiación (de diferentes longitudes de onda), nosotros, solo podemos ver una pequeña parte de estas radiaciones: La luz visible.

Otras radiaciones que emite el Sol nos son tan conocidas:

· Las microondas
· Las ultravioletas
· Los rayos X
· Las ondas de radio.

El ojo tiene sus mecanismos de defensa ante estas radiaciones

· Si un día despejado miramos al Sol, nuestra pupila se cerrara hasta tener el diámetro de una aguja, por otra parte los parpados se cerraran al máximo (entornados) y las pestañas también actuaran de “sombrillas”, en un acto reflejo bajemos la cabeza. Con la pupila casi cerrada y los parpados cubriendo gran parte del ojo, se filtra gran parte de estas radiaciones, evitando daños en la retina. Aun así mirar fijamente al Sol puede producir daños igualmente irreparables en los ojos, aunque no haya eclipse.

· Durante un eclipse, el riesgo de sufrir daños oculares se incrementa exponencialmente. La pupila sólo reacciona a la luz visible, las demás radiaciones son invisibles para el ojo humano.

· La luz visible baja en gran medida, “pero no las demás radiaciones”. El ojo engañado, no activa sus mecanismos de defensa, así pues la pupila se dilata todo lo posible para captar más luz visible y los parpados no se cierran, dejando entrar en el ojo directamente un exceso de radiación ultravioleta e infrarroja. Esta radiación en segundos “quema” literalmente las células sensibles del ojo alojadas en la retina, ya que los delgados vasos sanguíneos no son capaces de refrigerar las células en la medida que estas se sobre-calientan, causando un daño irreparable, pues estas células (foto receptores) no se regeneran nunca.

· Mientras estas células se mueren, “no se produce ningún dolor o molestia”, pues la retina carece de receptores del dolor, por lo que se puede observar un eclipse de Sol sin notar nada raro, hasta que en unos segundos se va perdiendo visión, pudiendo llegar dependiendo de la exposición y el tiempo de ésta a la ceguera total, entonces ya nada se puede hacer, el proceso es irreversible.

· Nunca se debe observar al Sol directamente o a través de prismáticos o pequeños telescopios, la concentración de luz garantiza una ceguera irreversible e instantánea. En ningún momento del eclipse se debe observar directamente sin la protección adecuada: De nada sirven gafas de sol, cristales de soldador, radiografías, negativos fotográficos, cristales ahumados.

· Mucha gente ha perdido parte o totalmente la vista por observar un eclipse de Sol inadecuadamente.

El próximo eclipse total visible en México y Estados Unidos tendrá lugar el 8 de abril de 2024. En México se verá de forma total en una franja que pasará por Sinaloa, Durango y Coahuila.

Disfrutemos de este Eclipse responsablemente, cuidemos de nosotros y comparte la información si crees que es útil.

Edith Reyna

Para más información al respecto… http://www.opticaalomar.com/asesoramiento_113_25-por-que-es-tan-peligroso-observar-un-eclipse-solar-sin-proteccion.html

Otra información sobre los cuidados y precauciones… http://www.planetarioalfa.org.mx/?q=educacion/eventos-especiales/eclipse-de-sol-2017



16 agosto 2017

¿Es este el modelo adecuado para una gran nación?

Presidente Donald Trump proclama con orgullo que Ayn Rand es su escritora favorita y que admira sus ideas. ¿Qué significa cuando Estados Unidos de América tiene un líder cuyo ideal es promover el egoísmo en la sociedad? Estoy convencido de que el egoísmo hace la vida miserable no sólo para todos los que nos rodean, sino también para nosotros mismos.

Ayn Rand es de hecho un enigma desconcertante. Aunque es prácticamente desconocida en Europa y en el resto del mundo, sigue teniendo una influencia significativa en la sociedad estadounidense. En una encuesta de 1991 realizada por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, Atlas Shrugged, su obra principal, fue citada como el libro más influyente después de la Biblia. El presidente Reagan y Alan Greenspan eran conocidos admiradores de Ayn Rand y Paul Ryan y otros políticos republicanos.

Ayn Rand no cree que todos somos fundamentalmente egoístas por naturaleza. Más bien, ella aboga por que debamos ser egoístas si queremos vivir una buena vida. Para ella, el altruismo / compasión es un vicio masoquista que amenaza nuestra propia supervivencia, nos lleva a descuidar nuestra propia felicidad. Según ella, el altruismo no sólo es indeseable, sino que es inmoral. Ella cree que nuestra propia felicidad personal es lo único que importa en la vida, y que al cuidar a los demás nos convertiremos en esclavos y en "animales de sacrificio". Promueve la virtud del egoísmo.

Sus ideas han creado una postura doctrinal para las personas que defienden que ni el gobierno ni nadie más debería pedirnos que nos interesemos por los pobres, los enfermos y los ancianos, y ciertamente la gente no debería ser obligada a pagar impuestos para apoyarlos. Puedes ayudar sólo si te hace feliz, pero no debe ser considerado como un deber social.
La Sra. Rand también ha sido clave en la justificación intelectual de la epidemia de narcisismo que ha estado creciendo en los Estados Unidos durante las últimas dos o tres décadas.

Muchos proyectos de investigación, incluyendo los recientemente conducidos por la psicóloga Barbara Fredrickson, han demostrado que las emociones positivas relacionadas con el amor, la benevolencia y la gratitud pueden remodelar tu vida para mejor. Pueden hacerte más sabio, resiliente, socialmente integrado y más sano. De hecho, cuando estamos conectados con alguien de una manera benevolente positiva, nuestra confianza en esa persona se expande y nuestra relación y lealtad se profundizan. En las propias palabras de Fredrickson, "El amor es nuestra emoción suprema que nos hace sentir plenamente vivos y sentirnos plenamente humanos".

La señora Rand, sin embargo, trae el amor altruista al nivel de un negocio. En Atlas Shrugged, afirma que "el principio del comercio es el único principio ético racional para todas las relaciones humanas. El amor, la amistad, el respeto y la admiración son el pago dado a cambio del placer personal y egoísta que un hombre deriva de las virtudes del personaje de otro hombre.

Las fuentes preferidas de Ayn Rand eran en el mejor de los casos sospechosas. En sus Diarios cita una declaración de William Edward Hickman que dice: "Lo que es bueno para mí es correcto". Su respuesta fue entusiasta: "Esta es la mejor y más fuerte expresión de la psicología de un hombre real que he oído", exclamó. El único problema es que Hickman era un psicópata que cometió múltiples incendios, secuestro de niños y asesinatos.

El argumento principal desarrollado por Ayn Rand es que "el logro de su propia felicidad es el propósito moral más elevado del hombre". Pero creer que el hombre debe ser egoísta para ser feliz es el trágico error de Rand. La experiencia y la ciencia demuestran que el egoísmo extremo que ella defiende es una receta para el sufrimiento, no para la felicidad. Esto, de hecho, parece haber sido el caso de la propia Rand, que fue descrita por aquellos que la conocían bien como arrogante, narcisista, carente de empatía, y bastante infeliz. Sus relaciones con su séquito cercano estaban llenas de animosidad y vengativa y ella despreciaba la gran mayoría de seres humanos como "mediocres, estúpidos e irracionales".

Para hacer frente con éxito a los desafíos de nuestros tiempos, necesitamos tener más consideración por los demás, preocuparnos por su bienestar y actuar con la intención de beneficiarlos. Si fuéramos más considerados con las generaciones futuras, no sacrificaríamos ciegamente el mundo que les entregamos a favor de objetivos cortoplacistas.

Así, el altruismo es el factor determinante de la calidad de nuestra existencia actual y futura. No debe ser relegado al rango de un pensamiento noble y utópico ideado por unos pocos individuos con grandes corazones, mucho menos a un estado mental "inmoral". Debemos tener la visión para reconocerlo y la audacia de decirlo.

Sería tentador descartar a Ayn Rand como carente de empatía y una filósofa menor. Sin embargo, no debemos subestimar la influencia que sigue ejerciendo hoy en muchos sectores de la vida y la política estadounidenses. Por muy desagradables que sean sus puntos de vista, todavía tenemos que ser como un médico que no puede descuidar una enfermedad extraña que se ha convertido inesperadamente en una epidemia, como podemos ver en las mismas personas que gobiernan los Estados Unidos ahora.

Matthieu Ricard


14 agosto 2017

La fortuna del viajero

Viajar no me hace rico, me hace afortunado

Siempre he creído que todo en la vida es para nada y para todo. No sé cual será mil último viaje, tampoco sé si podré cumplir mi sueño de pisar cada uno de los países de la tierra. Pero tengo la certeza de que la diversión es el camino no la meta.

Los seres humanos viajamos para huir, para encontrar, para conocer, para presumir, para sentir, para crecer, para aprender, para engordar, para enamorarnos, para olvidar, para pensar, para reír y hasta para decir adiós.

No importa las razones de un viaje, pisar una tierra que no es la nuestra nos pone a prueba, nos saca de nuestra zona de comfort, nos confronta y nos abre el panorama como si fuera una enorme puerta que da al jardín de las delicias.

He conocido mucha gente a lo largo de mi vida, personas de distintas profesiones, edades y clases sociales. Cuando llega el tema de los viajes, no importa de dónde seas, a qué te dediques, qué edad tengas o cuánto dinero ganes, siempre se puede charlar sin final sobre las travesías.

Los viajes no son de los ricos, son de los afortunados, aquellos que destinan sus ganancias a lo intangible, a la experiencia. Aquellos que como yo quieren que cuando llegue el final de nuestro paso por la tierra y veámos pasar nuestra vida como si fuera una película, valga la pena observarla.

Alan Estrada


10 agosto 2017

Sonreír, soñar o esforzarte

La vida está llena de momentos donde tú decides sonreír o no sonreír, soñar o no soñar, esforzarte o no esforzarte, tú decides cuando un triunfo se convierte en un fracaso porque no lo disfrutas, o un fracaso en un triunfo porque le sacas lo mejor.  Al final de cuentas las decisiones las tomas tú, no la situación que estás viviendo, o el problema que te aqueja o la enfermedad que padeces.

Tener fe o no tenerla, esa es tu decisión, nadie dijo que iba a ser fácil, ni tampoco difícil, simplemente es la vida que nos tocó vivir.  No hay otra, por más que nos la pasemos deseando otra vida u otra historia, por más que comparemos nuestra vida con la de otros, o deseemos la vida de otros... Sólo te afectarás más porque simplemente es nuestra vida la que tenemos que vivir, esta es nuestra historia y tú decides cómo la vas escribiendo.

¿Héroe o Víctima?  Muchas veces se decide por ser la víctima de lo que nos sucede, se nos hace más fácil aunque la realidad es mucho más difícil porque empoderamos el momento difícil cualesquiera que sea y lo dejamos que gane o que dirija nuestra vida y nunca la llevará a donde te hubiera deseado llevarla tu....

Y aunque a veces pareciera que los momentos difíciles no terminan, recuerda que siempre cuando más obscuro está es porque ya va a amanecer... Esa es mi esperanza, esa es nuestra fe.
¡¡Decide sonreír, por más difícil que sea el momento, la situación, el problema o la enfermedad, ya estamos aquí, así que a sacar el mejor provecho, así cualquiera que sea el fin, siempre será un triunfo!!

Alrededor de ti siempre habrá consejos, palabras de aliento, críticas, formulas para la felicidad, chismes, amor, odio, etc, etc... Pero al final no cuenta lo que está alrededor sino lo que decidas para ti y por ti, es tu vida, es tu historia, es tu cielo o es tu infierno.

A sonreír más y quejarnos menos
Vale la pena vivir
Hoy decidí sonreír aún en medio del dolor de esta madrugada, porque no es el dolor el que me dirige, sino la fe de que pronto se vaya.
¡¡¡Los quiero mucho!!!

Héctor Molina

09 agosto 2017

Honestidad liberadora

El profesor João Alberto Guimarães, brasileño en un intercambio con Europa, entró en una estación del metro de Estocolmo, capital de Suecia.

Allí notó que había, entre muchos torniquetes (registradoras) normales y comunes, uno que daba paso libre gratuito. Entonces le preguntó a la vendedora de boletos el porqué de aquel torniquete, permanentemente libre para pasar y sin ningún agente de seguridad en las cercanías. La dama, entonces le explicó, que ese paso estaba destinado a las personas que, por cualquier motivo, no tuviesen dinero para pagar su pasaje.

Incrédulo, acostumbrado a la manera brasileña de pensar, no pudo evitar hacerle la pregunta que, para él era obvia:
¿Y si la persona tuviese dinero, pero simplemente no quisiese pagar?
La vendedora entrecerró sus límpidos ojos azules y con una sonrisa de pureza sobrecogedora, le respondió:
- Pero ¿porqué haría eso?

Sin poder acertar una respuesta, el profesor pagó su pasaje y pasó por el torniquete, seguido de una multitud que también había pagado por sus pasajes.

El paso libre continuó vacío.

La honestidad es uno de los valores más liberadores que un pueblo puede tener.

Una sociedad que ha logrado transformar ese valor en algo natural, está en un estado de desarrollo, sin duda, superior.

¡Eso es educación! ¡También y antes que nada!

Cultive este valor y transmitaselo a sus hijos, a sus nietos, a sus alumnos, a la sociedad.

Su mundo cambia cuando usted cambia. No premiemos las prácticas fraudulentas, los negocios mal habidos, la corrupción...

Hagamos de la honestidad y buena fe un hábito...


01 agosto 2017

El fugitivo

Se cuenta el caso de un hombre que cometió un terrible crimen en una fiesta de bodas, asesinando por celos al propio desposado.

Después de cometido el crimen tomó su caballo y huyó rápidamente del castillo donde tenía lugar la boda, favorecido por la oscuridad de la noche corriendo a todo galope por los caminos de Escocia.
Galopó toda la noche dando vueltas y más vueltas por los viejos caminos. Sin embargo, al despuntar el alba, cuando creía hallarse a muchísimos kilómetros del lugar, se encontró a las puertas del mismo castillo donde había cometido su terrible fechoría, siendo detenido en el acto para recibir su castigo.



Yo no se usted, pero en el pasado traté muchas veces de escapar, negar, olvidar y literalmente moverme a otro lugar para superar problemas, heridas, resentimientos, falta de perdón y situaciones no resueltas.

Ralph Waldo Emerson, infatigable viajero, poeta y filósofo, escribió hace más de un siglo sobre su mayor descubrimiento, que sin importar donde huyas o viajes, los problemas, lo que está sin resolver, viaja en tus maletas dondequiera que vayas.

No es cierto que el tiempo o la distancia sanan las heridas. La realidad es que las hacen peores. Se infectan, echan raíces de amargura, culpa y fracaso, que comprometen seriamente tu eternidad. Usted sabe que la clave de una vida vibrante y completa no está en lo material. La satisfacción es efímera, si la basamos en nuestras posesiones. Enfrentar nuestro pasado, dar la cara por nuestros pecados y errores, pedir perdón sinceramente y cambiar de actitud y rumbo marca un destino diferente al del fugitivo de la historia.

Hay un Dios que nos ama y nos perdona, si tomamos la responsabilidad de vivir la vida con un sentido de eternidad, lo que siembras te lo tendrás que comer aquí y después de la muerte física. He sembrado mal y cosechado amargamente. Pero, también he experimentado un fruto diferente en mi alma cuando he decidido perdonar y pedir perdón.

No viviré con culpa, ni seré avergonzado, no me someteré mas a la humillación, pero si seré humilde delante de Dios y compasivo con todos. Quiero cosechar en ésta vida y después de ella el mejor fruto.

Hay una lección para este día que quiero compartir para cerrar este escrito.  Lo que usted aprende y reconoce como verdadero, solo tendrá un verdadero efecto en su vida si lo pone en práctica en los siguientes tres días, si no pasará al archivo de las buenas intenciones que nunca dieron cosecha buena y abundante.

Que hoy puedas enfrentar tu principal obstáculo para sanar y vivir libre, tu negación.

Juan Carlos Flores Zúñiga