Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

17 junio 2016

Encontré mi camino pero, ¿a dónde se fueron todos?

¿Alguna vez has tenido la experiencia de encontrarte en una nueva senda en tu vida y de repente sentirte como que estás totalmente sólo o sola? Acabas de encontrarte una nueva versión de ti mismo o de ti misma. Te estás haciendo más consciente y estás poniendo más atención a las decisiones que estás tomando. Las cosas que solían ser lo normal para ti ya no te interesan, y las ideas creativas se manifiestan más fácilmente. Estás explorando nuevos paradigmas y experimentando cambios de mayor nivel. Y probablemente te sientes más inspirado y vivo que nunca antes.

Esto es sólo el principio. Conforme empieces a apoyarte cada vez menos en niveles de pensamiento puramente lógicos, y hagas el cambio hacia confiar tu sentido interno de lo que se siente bien, experimentarás mayor claridad y certeza más profunda. Desde esa certeza, un deseo impulsor nacerá para explorar lo que sea que te esté atrayendo.

Conforme vas siguiendo las migas de pan de tu guía interna, te encontrarás tomando acción y tomando distintas decisiones. Tal vez comiences a asombrarte de cómo tu percepción y experiencia de vida están cambiando. La energía se seguirá acumulando y seguirás caminando en esta recientemente encontrada senda, aparentemente sin dirección.
¿A dónde se fueron todos?

Es en éste punto en donde aquellos que se encuentran en una nueva senda, encuentran frecuentemente turbulencia emocional. Esta es una parte natural del proceso de integración; tanto físico, como mental, emocional y espiritual.

Algunas veces las personas en tu vida comenzarán a molestarte y bromear contigo sobre tu nueva ruta. Sus bromas pueden ser ligeras, sin embargo, para el nuevo caminante pueden crear confusión, tristeza o enojo. Es decir “¿por qué no pueden simplemente estar contentos por mí?“. Puede que esto no signifique que no quieran apoyar tu nuevo tú; puede ser que simplemente no saben cómo mostrarse comprensivos. Piensa que esto es nuevo territorio para ellos también.

A continuación, te presentamos algunos tips para establecer tu trayectoria y mantener tu inercia, como si tu vida dependiera de ello. Porque así es.

Crea un camino libre

Esta es tu ruta. Es lo que es correcto para TI. Todos hemos escuchado que la percepción es proyección y que nosotros creamos nuestra realidad. Aquello que buscas, eres apto de encontrar. Habiendo dicho eso, establece tu intención de claridad de propósito y pureza de corazón conforme avanzas cada vez a mayor profundidad hacia aquello que buscas.

Escucha tu Guía interior

Practica el confiar en tu guía interior y el arte del desapego al resultado. Deja ir ideas específicas de cómo deben verse tanto tú como otros, o inclusive cómo debe escucharse o sentirse el resultado final. El universo pocas veces entrega de manera precisa lo que nosotros imaginamos. En algunos casos esta es una virtud increíble. Finalmente: Debes estar pendiente de señales que indiquen que estás en el camino correcto. Las reconocerás cuando sientas cómo te iluminas de emoción.

Realiza prácticas basadas en atención consciente

Consume comida que esté viva y rica en nutrientes, ejercítate diariamente, y tomate el tiempo para la quietud y el silencio. Reconoce y sé presente con tus emociones, elige tus palabras cuidadosamente, recibe mucho aire fresco, agua limpia y descanso.

Rodéate de gente positiva

Se ha dicho que asimilamos las cualidades de las cinco personas con quienes pasamos la mayor cantidad de tiempo. Sé selectivo con quién te rodeas y conéctate con aquellos que te inspiran a seguir aprendiendo, creciendo y evolucionando. Cualquier cosa menos que eso simplemente, ¡tiene que desaparecer!

¡No te rindas!

El ser pionero en una nueva senda no tiene nada de fácil ni sencillo. El desarrollo personal es trabajo duro, pero también es trabajo emocionante y gratificante. De hecho, es tu único trabajo. Siendo alguien que ha trazado su propio camino a través de lluvias torrenciales y amaneceres dorados, puedo decirte con toda seguridad que de haber elegido la ruta de menor resistencia, no sería la persona que soy ahora.

2 comentarios:

  1. Edith que hermoso !!!.
    Quería preguntarte si lo escribiste vos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Karina!
      Gracias por comentar!
      No lo escribí yo, y no sé quien lo hizo pues lo tomé de una pagina que no traía autor... así que digamos que es tomado de internet... Sin embargo, también me gustó mucho!!
      Abrazos desde Monterrey :)

      Eliminar