Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

14 marzo 2017

Papas en la mochila

Un día, el maestro de secundaria nos pidió como tarea que lleváramos papas crudas y una bolsa. Nos dijo que pusiéramos en la bolsa plástica una papa por cada persona a la que guardábamos resentimiento y escribiéramos su nombre en ella.

También, nos pidió que durante una semana cargáramos con nosotros a todos lados esa bolsa de papas en la mochila.

- ¡Algunas papas eran realmente pesadas!

Naturalmente la condición de las papas se iba deteriorando con el tiempo. El fastidio de acarrear esa bolsa a todo momento me demostró claramente el peso que cargaba a diario en mi corazón y en mi vida debido al resentimiento.

También aprendí como, mientras ponía mi atención en ella para no olvidarla, desatendía cosas que eran mas importantes para mi.

Este ejercicio me hizo pensar sobre el precio que pagaba por mantener esos resentimientos y no perdonar algo que ya había pasado y que además no podía cambiarse.

Pensamos, a menudo, que el perdón es un regalo para el otro, sin darnos cuenta que los primeros beneficiados somos nosotros mismos. Todos tenemos papas pudriéndose en nuestra "mochila" emocional.

La falta de perdón es como un veneno que tomamos diariamente a gotas pero que finalmente nos termina matando en vida. Hay mucho escrito sobre este tema tan vital para la salud emocional y espiritual, pero sin duda, debemos empezar primero, por perdonarnos a nosotros mismos por todas las cosas que no fueron como hubieras querido que fuesen.

Recuerda que el perdón es una decisión que se toma no porque lo sintamos, o queramos, sino por nuestra propia sanidad y libertad, ya que nos libera de ataduras que nos amargan el alma y enferman el cuerpo.

No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes. Tal vez fuiste tu la víctima, pero grabe esto en su alma, se necesitan al menos dos para generar un conflicto, una herida. Y al menos uno, para romper esa atadura del alma.

Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó. Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos y actitudes negativos que nos causaron dolor o enojo. El perdón se basa en aceptar lo que pasó y empezar el camino al cambio para no volver mas allí.

Todo en la vida tiene que ver con decisiones libres de emociones. El camino de la cordura, demanda al menos que tengamos claro lo que esta bien y lo que no, y adoptemos el camino que edifica en lugar del que nos destruye.

¿Vas a tomar decisiones hoy o seguirás reaccionando esclavo de tus emociones?

Que esta semana te liberes de ese equipaje pesado que llevas aun a cuestas y que te impide llegar donde Dios quiere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario