Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

15 noviembre 2011

Pensar en los demás

Una de las formas más dignas de vivir consiste en despreocuparse de uno mismo y preocupares por quienes tenemos alrededor.  En este punto, Confucio no se anda por las ramas: "Solo hay dos caminos: la benevolencia y el egoísmo".  Séneca extiende la benevolencia a los esclavos, pues son seres humanos como sus amos, que respiran y hablan igual que ellos, que gozan y sufren de igual manera.  A Marco Aurelio, gobernante atento, no se le escapa que "hemos nacido para una tarea común, como los pies, como las manos, como los párpados, como las hileras de dientes superiores e inferiores.  De modo que enemistarse y obrar unos contra otros va contra la naturaleza".  Con su habitual perspicacia, Aristóteles extrae de esta evidencia una conclusión de máxima importancia: "Dado que las leyes buscan el bien común, la justicia parece la más perfecta de las virtudes, porque se ejerce a favor de los demás".

Se podría pensar que el bien común se opone al bien particular, pero no es así, pues es lo que beneficia a todos.  En ese sentido se puede entender como bien común lo que permite que cada ciudadano pueda poseer personalmente un cierto bien privado.  Además, la dignidad de cada persona queda realzada en el deber de colaborar al bien común.

Naciones unidas en su célebre Declaración Universal de Derechos Humanos, nos recuerda que los ciudadanos, en la medida de sus facultades, han de dar a sus bienes y actividades un sentido social: "Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad puesto que solo en ella se puede desarrollar libre y plenamente su personalidad".  Se abre así el gran campo de las actividades culturales, benéficas, cientificas, asistenciales, deportivas, etc., con sentido social y promovidas por la iniciativa de los ciudadanos.  El hombre no podría vivir fuera de la sociedad, y por ello es una obligación de justicia colaborar en la configuración social, aportando para ello las propias capacidades personales, que solo dentro de la sociedad hemos podido adquirir y desarrollar.

(555 Joyas de la sabiduría)


No hay comentarios:

Publicar un comentario