Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

17 septiembre 2012

Gracias

Tiene solo siete letras, es fácil de pronunciar y probablemente fue una de las primeras palabras que te enseñaron de pequeño.

Además, está demostrado que te hace un 25% más feliz, te ayuda a vivir buenas experiencias y te acerca a tus metas.

La mayoría de las personas no le prestan atención, y como consecuencia es probable que estén más tristes, malhumorados, nerviosos, estresados y débiles.

Sin ella estarás más lejos de la vida que quieres y de las personas que te importan, pero además pasarás por alto el poder de fortalecer su salud, aumentar tus niveles de energía y disfrutar las pequeñas alegrías del día a día.

Te hablamos de la GRATITUD, y deberías saber que tiene el increíble poder de hacer tu vida mucho mejor.

¿Te animas a descubrir todo lo que hay detrás de estas 7 letras y cómo eso puede ayudarte a ser más feliz y lograr tus metas?

¿Por qué es tan importante decir GRACIAS?

¿Sabías que es imposible que te sientas estresado, triste, deprimido o preocupado mientras estás experimentando una profunda sensación de gratitud?

Algo tan sencillo como decir GRACIAS es el primer paso para cambiar tu vida. ¿Por qué? Porque el primer paso para vivir las experiencias que quieres y tener todo lo que deseas está en reconocer lo que ya hay en tu vida.

Cuando dedicas unos minutos al día a agradecer las cosas buenas que hay en tu vida, automáticamente tu estado de ánimo mejora, tu buen humor aumenta y tu felicidad se incrementa.

Cuando eres agradecido tus emociones son más positivas, tu energía es mucho mayor y tu autoestima crece porque te das cuenta de todo lo bueno que te ha ocurrido y te está ocurriendo.

¿Sabes cuál es la buena noticia? ¡Muchos de nosotros estamos haciendo eso a diario de manera inconsciente!

Cuando recibes un regalo, una noticia inesperada, cuando haces la compra, haces gestiones, vas a un restaurante… Quizás en todos esos momentos estés acostumbrado a decir “gracias”. Es un primer paso, ¡y probablemente estés notando los resultados!

Con solo incorporarlo a tu vida puedes incrementar la lucidez mental, el entusiasmo, la determinación, el optimismo y la energía.

Además, una actitud de agradecimiento tienen el poder de convertir las dificultades en oportunidades, los problemas en soluciones y las pérdidas en ganancias.

Y lo mejor de todo es que cualquier persona puede aumentar su sensación de bienestar y crear efectos sociales positivos solamente siendo agradecido diariamente.

¿Sabes qué es lo mejor de la gratitud? Que siempre hay motivos para experimentarla.

No importa lo pequeños que sean: la gratitud no entiende de medidas.

Simplemente, observa a tu alrededor y di por qué estás agradecido hoy: por tu familia, tu marido, tus hijos, tus papás… Por caminar bajo el sol, tener un buen trabajo, vivir en la casa que tienes, incluso por cenar tu comida favorita o por las flores que tienes en tu jardín… ¡Cualquier motivo es bueno!

El problema de todo esto está en que la mayoría de las personas tienen dificultades para encontrar las razones por las que realmente están agradecidas.

El estrés, el ritmo de vida, las tareas del hogar, el trabajo, las prisas, los problemas y tensiones… Todo eso muchas veces impide que veamos más allá y encontremos motivos por los que vale la pena vivir y ser agradecidos.

Es por eso que la gratitud y la meditación se complementan tan bien: meditar te ayuda a relajarte, a alejar el estrés, a conectarte con tu yo interior y a calmar la mente de la cantidad de pensamientos.

Realmente, cuando unes gratitud y meditación sientes que ya nada puede interponerse entre tú y todo lo que quieres lograr.

Además, meditar es la manera más eficaz de alejar no solo todo el ruido de tu mente y llenarte paz, sino de empezar a apreciar todos esos motivos que por pequeños que sean te aportan bienestar y te acercan al placer.

EJERCICIO DE GRATITUD: ¿Qué hace que hoy estés agradecido?

#1) Pon una mano en tu pecho y cierra tus ojos.

#2) Respira hondo tres veces

#3) Visualiza 5 cosas, situaciones, experiencias o personas por las que realmente hoy estás agradecido.
Piensa en ellas, siéntelas, visualízalas, recréalas en tu mente… No importa lo grandes o pequeñas que sean, mientras sientas motivos por los que estar agradecido ¡todo sirve!

#4) Abre los ojos y observa lo que pasa con tu estado de ánimo. ¡No quedará rastro de emociones negativas!

#5) Si quieres, puedes tener un bloc de notas al que llames “diario de gratitud” (o como tú quieras!) y anotar cada día esas cosas que te hacen sentir agradecido… Además de que las cosas que escribimos son más efectivas que las que decimos, siempre podrás tenerlo a mano en los momentos bajos y levantar así tu ánimo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario