Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

24 diciembre 2012

La risa y la navidad


¡Por fin! Después de tanto esperar, llega de nuevo ésta época tan especial en donde nuestro corazón se llena de buenos sentimientos, nuestra mente de agradables recuerdos y nuestro cuerpo de algunos kilos extras.

Si bien es cierto que la celebración de la Navidad nos invita a reflexionar y fortalecer nuestro lado espiritual, de igual manera se puede convertir en la excusa perfecta para caer en la trampa del consumismo con el consecuente daño a la economía familiar, de asistir a eventos sociales “por compromiso” y de cometer excesos tanto en el comer como en el beber (o en ambos).

Todo esto puede provocar que nos llenemos de tensión (tanto física como mental) y que perdamos el verdadero “espíritu navideño”.

¿Y cuál es el espíritu navideño?
Creo que la forma más sencilla de explicarlo, es a través del uso de una frase simple pero que encierra un profundo significado y que escucharemos (y diremos) muchas veces a lo largo de esta temporada: tener una ¡FELIZ NAVIDAD!

La Felicidad es un estado que nos permite disfrutar al máximo los momentos compartidos, es poder percibir lo bueno a nuestro alrededor, es una sensación de plenitud a pesar de las circunstancias.

Pero la Felicidad no solo es un estado interno, también tiene diversas expresiones físicas que la hacen evidente: brincar, aplaudir, gritar, abrazar, llorar, bailar, silbar… y una de las más comunes: REÍR.

Si ponemos atención, nos daremos cuenta que la RISA encierra en sí misma algunas acciones específicas que podemos utilizar para alcanzar la Felicidad durante esta Navidad.
  
RISA significa…RECONCILIACIÓN
Es reconocer la importancia de poner en práctica el perdón.
Perdón es dejar ir de nuestra mente todo aquello que genera en nosotros emociones “tóxicas” que en primer lugar darán paso al coraje, posteriormente al resentimiento y finalmente al odio.

Saber perdonar a quien nos ha ofendido o causado algún daño es una forma positiva de “sanar” nuestra vida. Pero la práctica del perdón no solo se puede aplicar en nuestra relación con quienes nos rodean, sino también hacia nosotros mismos. Es necesario saber perdonarnos por los errores cometidos, por mostrar debilidad ante ciertas circunstancias o por no obtener los resultados que esperábamos.

Saber perdonarnos es aceptar responsablemente las consecuencias de nuestras acciones, reacciones y decisiones, pero sin la carga de “culpabilidad” absoluta y perpetua.

RISA también es… INTEGRACIÓN
Es promover la Unidad entre quienes nos rodean. En primer lugar con los miembros de nuestra familia, pero también con nuestros amigos, compañeros de trabajo y vecinos.

De igual manera, Integración es lograr un estado de paz interior a través de mantener la congruencia entre nuestras palabras, acciones y pensamientos con el fin de sentirnos bien con nosotros mismos.

RISA incluye… Solidaridad
Es poner en práctica la Compasión por los demás. La Compasión es diferente a la lástima, ya que ésta última aunque es un sentimiento profundo, carece de acción; en cambio, la compasión además de provocar una reacción emocional, se convierte en acciones concretas para buscar soluciones.

Tomando esto en consideración, es importante que seamos compasivos con aquellos que están más necesitados, con quienes están enfermos y con quienes sufren de soledad o abandono.

Ser solidario nos permite alcanzar un estado de gozo por el bien hecho a favor de otros. Es también una forma simple de poder hacernos conscientes de todo lo bueno que nos rodea y por lo cual podemos estar agradecidos.

Y finalmente, RISA también es…Alegría
Si bien la Felicidad es un estado interno, la Alegría es la expresión evidente de la Felicidad. Mantener una actitud alegre será el factor detonante de estados positivos que tienen efectos profundos sobre nuestra salud física, mental y emocional.

Y si durante ésta época sentimos la necesidad de dejar salir algunas lágrimas por cualquier razón, es importante mencionar que reír y llorar tienen el mismo efecto liberador.

Lo importante es que disfrutemos esta temporada y recordar que las personas “reímos porque estamos felices y estamos felices porque nos reímos”

Autor: Jose PP Elizondo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario