Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

07 marzo 2011

Dar y recibir

SOLO POR EL DIA DE HOY DARÉ Y ESTARÉ ABIERTO PARA RECIBIR
Por  Abhishek Thakore
 
Da y recibirás.  
Mira a tu alrededor y notaras que nos han condicionado para querer, querer más y más cosas.  Los anuncios y los medios de comunicación nos han hecho creer que no podremos ser felices hasta que no tengamos determinado producto o servicio.  Nos convirtieron en un niño que siempre quiere. 
 
Cuando empecé a estudiar economía  leí que : “Los quereres del ser humano son ilimitados”.  Ahora más que nunca entiendo la verdad de esta afirmación.  Si un hombre moderno se encuentra la lámpara de Aladino, su primer deseo será poseer algo que no tiene –como un coche o una computadora.  Para el segundo deseo quizá pida una gran mansión o un castillo o fama.  Y estoy seguro que para el tercer deseo, ¡pedirá otros tres deseos!
 
Todos hemos escuchado el cliché:  “El verdadero placer está en dar”, pero nunca lo hemos experimentado en realidad, porque si lo hicieras, verías cuán cierto es.  Antes de entrar en los detalles del tema de dar, necesitas entender cómo hacerlo.  ¡Dar es un arte en sí mismo!
 
Cuando estás dando, lo más importante es la intención que está detrás del acto, ¿por qué estás dando?   Si la acción de dar te hace sentir como si perdieras algo, entonces no es benéfico.   El dar verdadero es por gozo, es para entender las necesidades de los demás y tratar de satisfacerlas.  Entenderás a qué me refiero cuando des y te sientas feliz por ello.
 
La India ha sido una tierra de generosidad.  El rey Harsha Vardhan dio sus joyas y sus ropas para donarlas al pueblo.  Y también Karna, que daba todo lo que se le pedía, incluso dio el escudo protector que lo hacía invencible.  Así es la grandeza de dar.
 
Tienes que ser el que da para experimentar ese gozo, y puedes empezar ahora mismo.  Hay muchas personas a tu alrededor  a quien puedes dar cualquier cosa de valor duradero.  Cuando añades valor a su vida, ellos añadirán valor a la tuya.  Cuando das, recibes.
 
Este universo también funciona en circulación –donde no hay circulación, hay asfixia.  Mira tu cuerpo por ejemplo.  Constantemente está inhalando oxigeno y exhalando bióxido de carbono.  Tu sangre fluye constantemente por todo tu cuerpo; si se bloqueara este flujo, te crearía problemas.  Prueba atándote un cordón en la punta de tu dedo para impedir el flujo de sangre,  pronto se pondrá morado y frío.  Y si pasara mucho tiempo también perdería la sensación.
 
Es una ley universal que todo lo que se estanca, se descompone.  De la misma manera, tú necesitas estar en circulación constante.  Lo que des no tiene que ser costoso. Mira a Sudama, quien tomó tres puños de arroz para su amigo Lord Krishna, pero dio algo.  El hecho en sí es lo que cuenta.
 
Olvídate del costo, lo que des no tiene que ser material, puede ser un simple pensamiento.  Puedes orar por la persona o mandarle bendiciones.  También éstos son actos de dar.
 
Cuando das, creas un vacío en tu interior, y la naturaleza aborrece el vacío.  De manera que más fluirá a tu vida.  El diezmo –dar el diez por ciento de tu ingreso a la iglesia- es una manera excelente de mantener la circulación del dinero.  Comienza a dar ahora y verás el flujo dinámico que pondrás en marcha.  Solo asegúrate de que cuando des, lo hagas con un corazón agradecido y con la intención de beneficiar a la otra persona.
 
El otro componente de dar es recibir.  Verás que cuando empieces a dar, tu vida se llena de regalos.  Aunque debo advertirte algo: ¡no esperes que suceda esto y no des por esa razón!  Sin embargo, cuando los regalos lleguen a ti, acéptalos con agradecimiento.  Sé abierto a recibir también.  ¡Esa circulación hará que tu espiritualidad sea más sana!  Y recuerda, hay más que suficiente para todos en este universo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario