Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

20 abril 2011

Lo mejor y lo peor

Había una vez un rey llamado Akbar.  Le gustaba hacer preguntas muy difíciles a Birbal, su primer ministro.  Un día lo llamó y le dijo:
- Birbal, ¿me podrías traer la peor cosa que haya en este mundo?
El ministro asintió:  - Mañana, su Majestad.
Al día siguiente, cuando Birbal se presentó ante el rey, éste le pregunto:
- ¿Me has traído la peor cosa que hay en el mundo?
- Sí, su Majestad -dijo Birbal, y apuntó hacia su lengua.
El rey sintió curiosidad.
- ¿Te puedes explicar, por favor?
- Su Majestad, esta lengua es muy mala.  Puede decir las peores cosas sobre la gente.  Puede herir muchísimos corazones.  Se satisface con golosinas y otros platillos deliciosos que hacen que el cuerpo enferme.  La lengua es la peor cosa que se pueda encontrar en este mundo.

El rey Akbar quedó bastante satisfecho con esa respuesta.  Luego le preguntó:
- ¿Y qué es la mejor cosa que hay en el mundo?  ¿Me la puedes traer?
- Sí, su Majestad, mañana.
Al día siguiente, al acercarse Birbal, el rey le preguntó:
-¿Me has traído la mejor cosa que hay en este mundo?
- Sí, su Majestad -y señaló su lengua.

Esta vez, el rey sintió mucha curiosidad.
-¿Podrías explicarme una vez más, por favor?
- Su Majestad, la lengua puede decir las mejores cosas sobre los demás.  Puede hacer felices a todos.  La lengua puede hablar con tal dulzura que puede curar las heridas de todos los corazones.  La lengua es de gran valor.  Es mejor que lo mejor.  Puede controlarse a sí misma y hacer que todo el cuerpo esté saludable.  Y mejor aún, esta misma lengua puede cantar el nombre de Dios.  Puede alabar a Dios y hacer que la luz de Dios se manifieste en la vida de todos.


La lengua es lo mejor que posees. Úsala para cantar el nombre de Dios.  El poder del canto puede transformar tus pensamientos, tu entendimiento, e incluso tu conducta.  Deja que el canto vivifique tu manera de hacer las cosas, tu manera de ver las cosas, tu manera de hablar.  Vuélvete valiente refugiándote en el poder del canto.

Swami Chidvilasananda
(Valentía y contentamiento)

No hay comentarios:

Publicar un comentario