Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

31 octubre 2011

No deseo nada

Cuando leí esta historia, me agradó por su simplicidad.

Un ángel se presentó a un monje que llevaba ya unos años de retiro en silencio y le dijo: "Dios me envía para que le pidas algo y te lo concederá.  Sea lo que sea, Él te lo otorgará"

El monje, asombrado pero sereno, le contestó: "Yo no quiero nada.  No necesito nada".

El ángel insistió en su mensaje diciendo que debía llevar su petición a Dios.  El monje siguió insistiendo en que nada deseaba pues se sentía feliz sin nada.

Cuando el ángel le insistió que era una orden divina por la que debía pedir algo a Dios, el monje muy sencillamente le dijo:  "Bueno, si he de pedirle algo, le pido que me conserve sin deseos como hasta ahora".

Qué distinta esta actitud de la de tantos creyentes que sólo acuden a Dios para pedir y pedir cosas materiales y solución a sus pequeños problemas egoístas.

Ser feliz, sin deseos, mantenernos libres de deseos.  He ahí la sabiduría.

Darío Lostado
(Despertar a la conciencia día a día)


30 octubre 2011

Los 7 fantasmas

Es siempre bueno analizar nuestros pensamientos y saber si son realidad o sólo creados por nosotros mismos.  Muy interesante video!

Enjoy!

29 octubre 2011

La paciencia

Un joven letrado acababa de aprobar las oposiciones de mandarín.  Antes de tomar posesión de su primer destino oficial, organizó una fiesta con sus condiscípulos para celebrar el acontecimiento.  Durante la velada, uno de sus amigos , que ocupaba un cargo desde hacía algún tiempo, le dio un consejo:
- Sobre todo, no olvides esto: la mayor virtud del mandarín es la paciencia.

El funcionario novato saludó respetuosamente al veterano y le agradeció cordialmente esta preciada recomendación.

Un mes más tarde, durante un banquete, el mismo amigo le recomendó una vez más que se esforzase mucho en la paciencia.  Nuestro joven letrado le dio las gracias con una sonrisa divertida.

Al mes siguiente, se cruzaron en los pasillos cubiertos con fieltro de un ministerio.  El veterano agarró por la manga al principiante, se lo acercó de un tirón y le sopló al oído su sempiterno consejo.  Contraviniendo la acolchada etiqueta que era de rigor en los edificios oficiales, el otro retiró bruscamente su manga de seda y exclamó:

- ¿Me tomas por un imbécil o qué?  ¡Es la tercera vez que me repites lo mismo!

Mientras un cortejo de dignatarios indignados se volvía, el mentor declaró:
-¿Ves?, hago bien en repetirlo ¡Mi consejo no es tan fácil de poner en práctica!



Un momento de cólera es quemar en un instante la madera acumulada desde hace mucho tiempo.



28 octubre 2011

Cámbiate a ti mismo

¿Qué hacer con las personas que son malagradecidas, no confiables, despreciables, egoístas?

Aquí hay un milagroso e inefable camino para cambiarlas (por lo menos en relación contigo).
Cámbiate a ti mismo.  Cuando cambies, ellas cambiarán.  El problema no está del todo en ellas, sino en la forma en que interaccionas con ellas.  El problema está en las exigencias y expectativas que tienes para con ellas.  Acaba con eso y ve lo que sucede.  Dí a cada una de ellas: "No tengo derecho de exigir o de esperar algo de ti"

Y si alguna te exige algo que te molesta, sientes un fuerte deseo de que ella cambie o se detenga en su actitud.
¿Notas que estás esperando que ella cambie en vez de cambiar tú y crecer solo?   Es muy probable que ella esté esperando que tú cambies primero.  De esta forma, un abismo se abrirá entre ustedes, y esa relación podrá continuar siendo dolorosa por años, cada uno esperando que el otro cambie o muera.

¿Qué es más exacto: "yo me siento bien porque el mundo está bien" o "el mundo está bien porque yo me siento bien"?

Anthony de Mello
(Ejercicios de superación)


27 octubre 2011

El helecho y el bambú

Un día decidí darme por vencido...renuncié a mi trabajo, a mi relación, a mi espiritualidad... quería renunciar a mi vida. Fui al bosque para tener una última charla con Dios. 
-"Dios", le dije. "¿Podrías darme una buena razón para no darme por vencido?" Su respuesta me sorprendió...
-" Mira a tu alrededor", El dijo: "Ves el helecho y el bambú?" 
-"Sí", respondí. 
-"Cuando sembré las semillas del helecho y el bambú, las cuidé muy bien. Les di luz. Les di agua. El helecho rápidamente creció. Su verde brillante cubría el suelo. Pero nada salió de la semilla de bambú. Sin embargo no renuncié al bambú.  En el segundo año el helecho creció más brillante y abundante. Y nuevamente, nada creció de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú." Dijo Él. "En el tercer año, aun nada brotó de la semilla de bambú. Pero no renuncié." Me dijo. "En el cuarto año, nuevamente, nada salió de la semilla de bambú. "No renuncié" dijo. "Luego en el quinto año un pequeño brote salió de la tierra. En comparación con el helecho era aparentemente muy pequeño e insignificante. Pero sólo 6 meses después el bambú creció a más de 100 pies de altura. Se la había pasado cinco años echando raíces. Aquellas raíces lo hicieron fuerte y le dieron lo que necesitaba para sobrevivir. "No le daría a ninguna de mis creaciones un reto que no pudiera sobrellevar" Él me dijo. "¿Sabías que todo este tiempo que has estado luchando, realmente has estado echando raíces?" 

-"No renunciaría al bambú. Nunca renunciaría a ti. No te compares con otros" Me dijo. "El bambú tenía un propósito diferente al del helecho, sin embargo, ambos eran necesarios y hacían del bosque un lugar hermoso". "Tu tiempo vendrá" Dios me dijo. "¡Crecerás muy alto!"

-"¿Qué tan alto debo crecer?" Pregunté.

-"¿Qué tan alto crecerá el bambú?" Me preguntó en respuesta.

-"¿Tan alto como pueda?" Indagué.

Espero que estas palabras puedan ayudarte a entender que Dios nunca renunciará a ti. Nunca te arrepientas de un día en tu vida. Los buenos días te dan felicidad. Los malos días te dan experiencia. Ambos son esenciales para la vida. 
La felicidad te mantiene Dulce
Los intentos te mantienen Fuerte
Las penas te mantienen Humano
Las caídas te mantienen Humilde
El éxito te mantiene Brillante. 
Pero sólo Dios te mantiene Caminando...



26 octubre 2011

¿Qué clase de negocio es ese?

Jaime Jaramillo es un consultor exitoso, que dedica gran parte de su tiempo a ayudar a personas necesitadas.

Un día, mientras conducía su automóvil por una importante avenida de Bogotá, se detuvo en un semáforo en rojo.

De repente se le acercó a la ventana un hombre humilde, que en uno de sus brazos llevaba una herida mal cicatrizada, y le dijo:

- Por favor, caballero, una limosna, que no tengo trabajo, y además necesito ayuda para mandarme a curar este brazo.

Jaime, compungido, le contestó al señor:

- No se preocupe, yo le puedo ayudar. Yo conozco médicos en el mejor hospital de la ciudad y sin cobrarle le ayudarán a curarse ese brazo. Venga, súbase y lo llevo en seguida para que lo atiendan.

El señor se quedó mirando a Jaime desconcertado, se rascó la cabeza con la otra mano y le respondió:

- Muchas gracias por su oferta, pero no me vaya a dañar mi negocito.

Algunas veces es más fácil sacarle provecho a nuestros problemas que decidir resolverlos definitivamente. Por ejemplo, nos quejamos una y otra vez de ellos, buscamos la atención y la compasión de los demás. Hasta los usamos como excusa para encargarles nuestras responsabilidades a otros; pero, a la postre, no tomamos las decisiones necesarias para solucionarlos.



25 octubre 2011

Estar aquí y ahora

"He oído un chiste judío. Dos viejos amigos se encontraron después de muchísimos años. Entonces un amigo le dijo al otro: "No te he visto en 25 años. ¿Cómo está tu chico, tu hijo Harry?".

El otro dijo: "Eso es un hijo. Es un gran poeta. En todo el país se oye su voz, se cantan sus canciones, y los que entienden de poesía dicen que tarde o temprano le darán el Premio Nobel".

El otro amigo dijo: "¡Maravilloso! Y háblame de tu segundo hijo, Benny. ¿Cómo está?".

El amigo dijo: "Estoy muy contento con mi segundo hijo. Es un líder, un gran líder político. Tiene miles y miles de seguidores, y estoy seguro de que tarde o temprano va a ser el primer ministro de este país".

Entonces el amigo dijo: "¡Caray! ¡Qué afortunado eres! ¿Y qué hay de tu tercer hijo, Izzie?".

El padre se puso muy triste y dijo: "¿Izzie? Izzie no ha cambiado. Es sastre. Pero te aseguro que si no fuera por Izzie estaríamos todos muriéndonos de hambre".

Pero el padre estaba triste porque Izzie es sólo un sastre. Y el poeta y el gran político, el gran líder... son sueños. Izzie es la realidad..., el sastre. "Pero si no fuera por Izzie, estaríamos todos muriéndonos de hambre", dijo.

No podrías existir si no fuera por este momento. Eso es real. Pero nunca estás contento con él. Eres feliz en tus sueños del futuro sobre premios Nobel, primeros ministros... Ahora mismo, "Izzie" es sólo sastre. Tu realidad es donde estás enraizado; tus sueños no son tu base. Son falsos. Acepta tu realidad en el momento presente. Percíbela, afróntala sea la que sea, y no dejes que la mente se vaya al futuro. El futuro es deseo. Si no puedes estar aquí y ahora, entonces todo es sólo un sueño.

Osho



24 octubre 2011

Liberate del orgullo

Ser orgulloso es una bufonada cómica.

Mi amigo era un hombre de éxito. Con sincera modestia me confesó. He experimentado todo, lo dulce y lo amargo. He vivido en la pobreza y también en la abundancia, en el poder y la gloria lo mismo que en el fracaso y soledad, en los halagos y aplausos lo mismo que en el desprecio indiferente... Y después de todo eso, ahora veo que todo éxito mundano es volátil como el humo y deja un aterrador vacío cuando te enfrentas contigo mismo.

De niños nos enseñan y preparan para triunfar en algo, como el objetivo fundamental de nuestra vida. Nos dicen que lo importante es destacarse de los demás, ser los primeros...

Después vamos viendo en la vida de cada día, que existe, a todos los niveles, una competencia para ver quién es mejor y quién vale más o quién puede más...

Los artistas suelen tener como objetivo principal cosechar triunfos y aplausos.
Otros quieren ver sus nombres en las revistas, periódicos, carteleras...
Todos ansían aparecer como importantes...

Cuando este ridículo y necio espectáculo de la comedia humana se observa con atención serena, da pena y risa a la vez.
Si el orgulloso viera su postura cómica, tendría lástima de sí mismo y de su orgullo vano.
Quienes realmente son o fueron superiores a los demás jamás se pavonearon de nada. Por eso son superiores.

Las alabanzas y aplausos del mundo entero no añaden ni un ápice a nuestro verdadero ser real. No somos más con alabanzas que sin ellas, aunque para muchos aparentemente pareciera que con alabanzas se sienten dueños del mundo y sin ellas, caen en una profunda depresión.

Sería bueno que cada uno distinguiera bien que el éxito interno del ser humano consiste en ser y hacer lo que tenemos que ser y hacer en cada momento. Este es el auténtico éxito.

El éxito externo es el reconocimiento de los demás. Pero este éxito jamás será total porque siempre habrá quien piense y sienta de otra manera, y lo que otros consideran plausible, ellos lo consideren detestable. Este éxito externo es, como todo lo humano, fugaz, veleidoso y volátil como el humo. Hoy está y mañana ha desaparecido.

Quien sabe buscar el éxito interno de ser y hacer lo que debe ser y hacer, jamás sentirá desilusiones, desengaños o depresiones. Solamente se desengaña quien previamente se engañó.

No seas cómicamente orgulloso.


Darío Lostado
(Atrevete A Ser Libre)


23 octubre 2011

No debes dejarte caer

Hace algún par de años vi este video, me pareció muy motivador, y puedes tomar nota de lo que aquí comenta Randy Pausch
Enjoy!

22 octubre 2011

La rosa











21 octubre 2011

Aceptar lo que ocurrió

¿Recuerdas esos momentos en tu pasado cuando, saliste de una relación o un trabajo y pensaste que el mundo terminaba ahí?

Tal vez pensaste que era lo peor que te había ocurrido y si ves tu vida ahora, puedes reconocer todo lo que descubriste en ese proceso acerca ti que ahora valoras.

Lo que aprendiste, que hoy te ayuda a ser más feliz las fortalezas que creaste en ti, que ni te pensabas que tenías que hoy te apoyan y te apoyarán a tener una vida mejor.

Reconoce que en la vida todos somos huéspedes que llegamos y salimos a las almas de los otros en encuentros que a veces duran segundos o horas o años y aunque no lo veamos de cada encuentro nos llevamos un regalo que siempre, siempre servirá para descubrir más tu propia belleza y a florecer en lo que verdaderamente eres.

Tu apego no es a la persona o situación sino a tu pensamiento de como deberían ser las cosas. El dolor y el sufrimiento, no vienen por lo que pasa sino por lo que esperas que pase.

Es tan poco ese pensamiento de apego o de dolor ante todo lo que la vida en este mismo instante tiene para ti

En ultimas todo sufrimiento termina con las mismas palabras ... No valió la pena sufrir tanto por eso y el tiempo que te resistas será de dolor y frustración.

Tu relación cumplió su misión y es lo que es, toma los regalos que encontraste en este camino, valora las nuevos detalles de vivir que descubriste.

La paz y la felicidad llegan cuando aceptas lo que ocurrió.

La vida es más inteligente que nuestros pensamientos, un día cuando no tenías lo que ahora se va, tu vida era tan completa como lo es ahora.

En este instante tienes todo lo que necesitas para ser feliz, lo único que te puede alejar es un pensamiento que no es cierto.


20 octubre 2011

Con qué ser feliz

¿Buscas ser feliz?  Debes saber que la felicidad está en ti, solo en ti.

Mientras seas feliz por algo, con algo, por alguien o con alguien, y sin eso o ese alguien no te sientas feliz, es señal evidente de que tu felicidad es inestable y quebradiza y se convertirá en cualquier momento en causa de tu sufrimiento.

Todo apego o dependencia de algo o alguien es siempre causa de sufrimiento.  Cuantos más apegos o dependencias tengas con las personas con que piensas ser feliz, más abocado y cercano estás al sufrimiento.

Si, por el contrario, sabes y comprendes qué eres y quién eres, verás que tú mismo, tú verdadero ser, es tu felicidad.  ¿Por qué lo es? Porque en ti, en lo más esencial de ti, hay plenitud de lucidez o sabiduría, amor y energía vital.  ¿Qué más puedes esperar o querer?

Las cosas, los juguetes con los que pensamos ser felices -como un lujoso automóvil, una casa nueva, un gran equipo de música, algún aparato electrónico-, son entretenimientos, divertimentos de tu mente que, como vienen, se van.  Y te das cuenta de que, una vez que lo lograste, te llegan a cansar, y tu mente se inventa otro juguete, otro entretenimiento.

Con sabíduría, comprenderás que la vida sencilla te proporciona lo necesario para tu normal desenvolvimiento.  Hasta los objetos de los deseos te llegan entonces sin desearlos.

Dario Lostado
(Despertar a la conciencia día a día)


19 octubre 2011

Experimentar el amor

He aquí algunos pasos para llegar a un nivel en donde experimentar el amor; en donde no te dejes fascinar, afectar negativamente o herir por los demás.

Esto te ayudará a vencer el vacío del rechazo y la absoluta inutilidad y superficialidad de la aprobación ajena.  Serás capaz de dispensar, de abolir el auto-elogio y la auto-condenación, una vez establecida su irrelevancia.

1- Piensa en alguien cuya aprobación deseas.  Ve que, en presencia de esa persona, pierdes la libertad de ser tú mismo y de aceptarla como es, porque la necesitas.

2- Cuando estás solo, ¿de qué presencia piensas que necesitas?  Piensa en alguien cuya presencia te sea indispensable para dispersar tu sentimiento de no estar bien.  Advierte que en presencia de esa persona no eres libre, porque piensas en ella como necesaria para tu felicidad.

3- Piensa en las personas a quienes conferiste el poder de hacerte feliz o infeliz.

4- No te dejes engañar por la ilusión: no necesitas a nadie como bastón emocional.  En el momento en que tomes conciencia de eso, nadie más tendrá poder sobre ti.  Tus altibajos emocionales acabarán.  Pasarás a ser dueño de ti en tus relaciones con los demás.  No estarás a merced de nadie.  Ahora eres libre.  Puedes amar.  Restauraste tu espiritualidad y tu humanidad.

Cuidar de ti mismo es una actitud egoísta y auto-suficiente, pero cristiana en su origen y saludable en sus resultados.
Aprende a vivir en forma plena, humana y feliz cada día.   La actitud verdaderamente humana es aprender a nadar, y no ahogarte con tu amigo.

Anthony de Mello
(Ejercicios de superación)



18 octubre 2011

Esto también pasará

Hubo una vez un rey que dijo a los sabios de la corte:


- Me estoy fabricando un precioso anillo. He conseguido uno de los mejores diamantes posibles. Quiero guardar oculto dentro del anillo algún mensaje que pueda ayudarme en momentos de desesperación total, y que ayude a mis herederos, y a los herederos de mis herederos, para siempre. Tiene que ser un mensaje pequeño, de manera que quepa debajo del diamante del anillo.


Todos quienes escucharon eran sabios, grandes eruditos; podrían haber escrito grandes tratados, pero darle un mensaje de no más de dos o tres palabras que le pudieran ayudar en momentos de desesperación total. Pensaron, buscaron en sus libros, pero no podían encontrar nada.


El rey tenía un anciano sirviente que también había sido sirviente de su padre. La madre del rey murió pronto y este sirviente cuidó de él, por tanto, lo trataba como si fuera de la familia. El rey sentía un inmenso respeto por el anciano, de modo que también lo consultó. Y éste le dijo:
- No soy un sabio, ni un erudito, ni un académico, pero conozco el mensaje.
- Durante mi larga vida en palacio, me he encontrado con todo tipo de gente, y en una ocasión me encontré con un místico. Era invitado de tu padre y yo estuve a su servicio. Cuando se iba, como gesto de agradecimiento, me dio este mensaje (el anciano lo escribió en un diminuto papel, lo dobló y se lo dio al rey).
- Pero no lo leas -le dijo- mantenlo escondido en el anillo.
- Ábrelo sólo cuando todo lo demás haya fracasado, cuando no encuentres salida a la situación.


Ese momento no tardó en llegar. El país fue invadido y el rey perdió el reino. Estaba huyendo en su caballo para salvar la vida y sus enemigos lo perseguían. Estaba solo y los perseguidores eran numerosos. Llegó a un lugar donde el camino se acababa, no había salida: enfrente había un precipicio y un profundo valle; caer por él sería el fin. Y no podía volver porque el enemigo le cerraba el camino. Ya podía escuchar el trotar de los caballos. No podía seguir hacia delante y no había ningún otro camino.


De repente, se acordó del anillo. Lo abrió, sacó el papel y allí encontró un pequeño mensaje tremendamente valioso. Simplemente decía:


- esto también pasará.


Mientras leía estas palabras sintió que se cernía sobre él un gran silencio. Los enemigos que le perseguían debían haberse perdido en el bosque, o debían haberse equivocado de camino, pero lo cierto es que poco a poco dejó de escuchar el trote de los caballos.


El rey se sentía profundamente agradecido al sirviente y al místico desconocido. Aquellas palabras habían resultado milagrosas. Dobló el papel, volvió a ponerlo en el anillo, reunió a sus ejércitos y reconquistó el reino. Y el día que entraba de nuevo victorioso en la capital hubo una gran celebración con música, bailes. Él se sentía muy orgulloso de sí mismo.


El anciano estaba a su lado en la carroza y le dijo:
- Apreciado rey, le aconsejo leer nuevamente el mensaje del anillo.
- ¿Qué quieres decir? -preguntó el rey.
- Ahora estoy victorioso, la gente celebra mi vuelta.
- No estoy desesperado y no me encuentro en una situación sin salida.
- Escucha – dijo el anciano – este mensaje no es sólo para situaciones desesperadas.
- También es para situaciones placenteras.
- No es sólo para cuando estás derrotado; también es para cuando te sientes victorioso.
- No es sólo para cuando eres el último; también es para cuando eres el primero.


El rey abrió el anillo y leyó el mensaje: “esto también pasará”, y nuevamente sintió la misma paz, el mismo silencio, en medio de la muchedumbre que celebraba y bailaba, pero el orgullo, el ego, había desaparecido. El rey pudo terminar de comprender el mensaje. Lo bueno era tan transitorio como lo malo.



17 octubre 2011

Ecología Personal

Cuando hablamos de ecología solemos pensar el medio ambiente, también podemos ser ecológicos… con nosotros mismos.

Un ser ecológico consigo mismo tiene un ecosistema personal en equilibrio, lo que le permite vivir en plenitud y relacionarse saludablemente con su entorno.

Las emociones
Los pensamientos
Las palabras
Las acciones

Cuando estas cuatro áreas no están en equilibrio hacemos lo que no sentimos y decimos lo que no pensamos; lo hagamos para no dañar, por miedo al juicio o por convención social, la falta de sinceridad con uno mismo es fuente de malestar, un malestar que a menudo contagiamos a nuestro entorno.

Si emociones, pensamientos, palabras y acciones “emiten” en una misma frecuencia, desaparecen las tensiones internas y es mucho más fácil fluir: lo que sientes, piensas, haces y dices comunican un único mensaje sobre quien eres, lo que deseas y lo que puedes ofrecer. Te proponemos algunas pistas para “sintonizarlos”:

¡Autenticidad!
Aunque parezca difícil de llevar a la práctica, es mucho más fácil mostrarse como uno es que estar pendiente de no traicionarse.
Presta atención a tus sentimientos, utiliza tus pensamientos para entenderlos y no para ahogarlos, tus palabras para transmitirlos y no para callarlos, tus acciones para ponerlos en práctica y no para sabotearlos. Ser auténtico te da seguridad en ti mismo y te hace fuerte frente a una posible presión del entorno.

¡Aceptación!
Somos lo que somos, no lo que quieren los demás que seamos ni lo que nosotros quisiéramos ser; mirarse en el espejo y reconocerse, con lo bueno y lo malo, nos da la oportunidad de cambiar lo que no nos gusta y potenciar lo que nos hace felices. Siendo honestos con nosotros mismos somos honestos con los demás.

¡Confianza!
Adiós disfraz… perder el miedo a mostrarse nos ofrece nuevas oportunidades de relacionarnos con personas y experiencias afines; al prescindir del juicio de los demás nos convertimos en un ecosistema fuerte, capaz de defenderse, mantenerse y recuperarse ante las adversidades.

¡Amor!
Es el mejor nutriente de un ecosistema, el amor por uno mismo disipa las sombras de la duda ante una decisión o conflicto y se extiende más allá, influyendo en el bienestar de los demás. Reparte tanto como quieras, sin olvidarte de tus reservas para consumo propio: es más fácil agotar un recurso cuando es escaso que recuperarlo.

Sinceridad no es sinónimo de brusquedad; todo puede decirse desde el amor y evitando la confrontación; construir un ecosistema saludable es difícil si para ser sincero agredes el ecosistema de otro. Comunícate con amor y respeto: a veces te entenderán, otras no, pero seguro que ganarás su confianza y reconocimiento.




16 octubre 2011

15 octubre 2011

10 consejos

Diez consejos para retardar el envejecimiento:

1. Cambio de la percepción: Pasar de una visión materialista del universo a una visión integral y espiritual de la vida y la materia.

2. Tiempo: Dejar de vivir preocupados por el mañana o de vivir de los recuerdos y aprender a estar presente y vivir del ahora.

3. Sueño: La mala calidad de sueño acelera el envejecimiento. Lo que importa no es la cantidad, sino la calidad del sueño. La medicina ayurvédica aconseja acostarse sobre las 10:00 de la noche. Estas dos horas antes de la medianoche tienen un efecto reparador mucho mayor que las 6 horas siguientes. Es bueno dormir unas 8 horas y no excederse, si no se obtiene el efecto contrario, debilita.

4. Vigila tu alimentación: De acuerdo con el Ayurveda, el cuerpo se siente satisfecho y en equilibrio cuando tiene acceso a los seis sabores básicos (astringente, dulce, amargo, salado, agrio y picante). Los alimentos deben ser lo más frescos y naturales posibles, porque así aportan mayor cantidad de energía. Además, se deben tomar suplementos nutricionales (multivitamínicos con minerales), ya que aunque tengamos una buena dieta, los necesitamos debido a la gran cantidad de toxinas y de tensiones a las que estamos expuestos diariamente.

5. Haz deporte:
El yoga, el Tai-Chi o cualquier deporte que nos mantenga activos será bueno para recuperar la relación mente-cuerpo. La mejor forma de integración de ambos es a través de la respiración consciente, que facilita el movimiento energético de lo físico a lo mental.

6. Aprovecharse de los beneficios del Sol. Mirarlo, tomar baños de Sol, etc. Contrariamente a lo que dicen las empresas que venden protectores solares el cuerpo, hay más enfermedades de la piel en países donde casi no sale el Sol.

7. Eliminar las toxinas: Se deben eliminar las drogas, el alcohol y el humo del cigarrillo, pero también las toxinas emocionales, como miedo, depresión, culpa, enojo e ira, que actúan al nivel del cuerpo sutil. Desintoxica tu hígado, riñones y colon habitualmente.

8. Amor: Dar y recibir amor estimula el sistema inmunológico. Los tres niveles en que se expresa el amor son verbal (”te quiero”), atencional (escuchar al otro ininterrumpidamente) y afectivo (tocar, acariciar).

9. Creatividad: Aplica tu creatividad. Pinta, escribe, cocina, canta, etc, pero expresa tu creatividad de un modo libre y natural.

10. Mantén tu mente alimentada con lecturas que te hagan crecer interiormente
. Ayuda a tu Alma día a día a que se eleve de la materia con lecturas inspiradoras.


Deepak Chopra

** Ayurveda funciona como un sistema médico alternativo y complementario de la medicina basada en la evidencia.  Incluye dieta y medicamentos de herboristería  y hace hincapié en el uso del cuerpo, la mente y el espíritu en la prevención y el tratamiento de enfermedades.



14 octubre 2011

Nuestras proyecciones

Los juicios que hacemos sobre los demás suelen ser poyecciones de nuestros propios defectos, de nuestra propia sombra.

Si lo observas bien, advertirás que la sinceridad que has de tener contigo mismo es muy valiosa para reconocer y eliminar esos defectos de tu sombra cuando los proyectas sobre los demás.

Puede ser que sea verdad que el otro a quien juzgas también tenga ese defecto que le señalas.  Pero mírate a ti con sinceridad y verás cómo asoma tu sombra en tu juicio crítico del otro.

Es propio de inteligentes y sabios reconocer la propia sombra en las críticas que se hacen a otros.  Por el contrario, es propio de necios, ignorantes y orgullosos el negarse a reconocer en sí mismos lo que se critica en los otros.

El reconocimiento y la aceptación de nuestra sombra son un excelente medio de mejoramiento de sí mismo.
Es propio de necios ver sólo los defectos ajenos como mayores y más numerosos que los propios.

La sinceridad es una puerta abierta a la sabiduría.

Dario Lostado
(Despertar a la conciencia día a día)


13 octubre 2011

La escuela del hambre

Esta historia transcurre en el siglo XVII en Japón, durante un período de hambre.


Un campesino que no tenía con qué alimentar a su familla se acuerda de la costumbre que promete una fuerte recompensa al que sea capaz de desafiar y vencer al maestro de una escuela de sable.



Aunque no había tocado un arma en su vida, el campesino desafía al maestro más famoso de la región. El día fijado, delante de un publico numeroso, los dos hombres se enfrentan.  El campesino, sin mostrarse nada impresionado por la reputación de su adversario, lo espera a pie firme, mientras que el maestro de sable estaba un poco turbado por tal determinación.

"¿Quién será este hombre?", piensa. "Jamás ningún villano hubiera tenido el valor de desafiarme. ¿No será una trampa de mis enemigos?"



El campesino, acuciado por el hambre, se adelanta resueltamente hacia su rival. El Maestro duda, desconcertado por la total ausencia de técnica de su adversario. Finalmente, retrocede movido por el miedo. Antes incluso del primer asalto, el maestro siente que será vencido.

Baja su sable y dice:
-Usted es el vencedor. Por primera vez en mi vida he sido abatido. Entre todas las escuelas de sable, la mía es la más renombrada. Es conocida con el nombre de "La que en un solo gesto lleva diez mil golpes". ¿Puedo preguntarle, respetuosamente, el nombre de su escuela?
-La escuela del hambre -responde el campesino.

Leyenda de Japón



12 octubre 2011

Mi imagen ante los demás

¿Debo  vivir cuidando mi imagen ante los demás?

Imagina que llegaste a un estado tal que no sientes necesidad de dar explicaciones a nadie respecto a ti.  ¿Cuál es el sentimiento de no tener que justificar tus actos, pedir permiso o presentar disculpas?

¿Cómo te comportas?
¿Te parece que podrías llegar a ese estado en un futuro próximo?

Imagina que no tienes necesidad de impresionar a nadie.  ¿Cómo te sientes?  ¿Cómo actúas cuando no estás intentando impresionar?  ¿Qué te parece que necesitarías hacer para llegar a ese estado?

La más cansadora esclavitud del mundo es la preocupación: "¿Cuál es la impresión que causo a los demás?"  Esto impulsa a las personas que parecen inteligentes, encantadoras, generosas, etcétera.  ¿Conoces a alunga que sea así?  ¿Cómo te sientes con respecto a ella?  ¿Te das cuenta de que si un presidente o un líder religioso acutasen así, serían realmente esclavos?

Dijo George Santayana: "El hombre es un animal gregario mucho más en sus pensamientos que en su cuerpo.  Puede gustarle salir solo a dar un paseo, pero detesta estar solo en sus opiniones".

La primera cosa que la educación debe dar a una persona es la capacidad de estar solo y el coraje de confiar en sus propios ojos, mente y corazón, observaciones, pensamientos y sentimientos.
¿Estás de acuerdo?


Anthony de Mello
(Ejercicios de superación)


11 octubre 2011

Estar aquí y ahora requiere de mucha inteligencia

Un hombre le preguntó a su psicoanalista tras muchos días de psicoanálisis... 


Dijo:"Creo que el verdadero problema no es mi mente, el verdadero problema es la gente con la que trabajo: mi jefe, mi tesorero, los empleados. Las personas con las que trabajo son el verdadero problema. De manera que psicoanalizar sólo mi mente no va a ayudar".

El psicoanalista preguntó: "¿Cuál es exactamente el problema con las personas con las que trabajas?".


Él dijo: "Son absolutamente holgazanas. Nadie quiere trabajar, todos siguen posponiendo". El psicoanalista dijo: "Haz una cosa: prepara carteles bonitos. Escribe en los carteles con mayúsculas: ¡HAZLO AHORA! ¡MAÑANA NO LLEGA NUNCA! MAÑANA ES LA MUERTE, LA VIDA ES HOY. Y pon este cartel en todos los rincones de tu oficina, para que lo encuentren miren donde miren. Esto hará mella en ellos".


Después de tres días, el psiquiatra telefoneó a su paciente. Su mujer contestó la llamada y dijo: "Está en el hospital porque sus compañeros le han dado una buena paliza".
Él dijo: "¿Por qué?"

La mujer dijo: "Creo que ha sido debido a tu consejo".


De manera que se apresuró al hospital. El hombre estaba con muchos dolores, tenía fracturas en todo el cuerpo.
Le preguntó: "¿Qué ha sucedido?"


El hombre dijo: "Es por ti y tu estúpido consejo. El tesorero se escapó inmediatamente con todo el dinero: ¡HAZLO AHORA! ¡MAÑANA NO LLEGA NUNCA! ¡MAÑANA ES LA MUERTE!.  Simplemente dejó una nota: "He estado pensando en escaparme con el dinero durante muchos años, pero si es así, que mañana es la muerte, entonces ahora es el momento".  Mi Jefe se ha escapado, se ha fugado con la secretaria. Y los demás trabajadores se abalanzaron sobre mí y empezaron a pegarme. Dijeron: "Siempre habíamos querido pegarte, y estábamos posponiendo".



Me preguntas: "¿No puede ser peligroso a veces la enseñanza de estar aquí-ahora?"  Puede serlo si trabajas en semejante oficina, o si tienes a semejantes personas dentro de tu cabeza...


Estar aquí-ahora requiere mucha inteligencia. No es el mensaje para los mediocres. Cuando te digo que estés aquí-ahora, estoy otorgando muchísimo respeto a tu inteligencia. Ésta es mi manera de mostrarte respeto. Tienes que ser digno de él.


Estar aquí-ahora significa estar muy alerta, despierto, consciente, para que este momento ya no esté recargado de pasado, ya no esté recargado de futuro, para que este momento esté aligerado de toda basura y sea claro, puro, inocente. Y en esa inocencia encontrarás la puerta a Dios.


Pero recuerda siempre: puedes tergiversar, cambiar el significado, imponer tus propias ideas a las mayores enseñanzas y destruirlas. Todo depende de ti.

Osho



10 octubre 2011

Escuchar el corazón

Cualquiera que pretenda amar ha de oír la voz de su corazón.
En las antiguas culturas, las personas hablaban a su corazón.

En una tribu de África, la fecha de nacimiento de una persona se señala o se fija con el día en que la madre piensa por primera vez en tener ese hijo con tal persona.  Es como si ese pensamiento y esa decisión del corazón fueran ya el comienzo del niño en ella.

Entonces ella se va bajo un árbol hasta que puede oír el canto de la criatura.  Cuando esto ocurre, porque ella oye ese canto en su corazón, vuelve a la aldea, enseña esa canción a las parteras, y la cantan cuando nace el niño...
Lo mismo hacen en los momentos importantes de su vida.  Al final de su vida, en el momento de su muerte, también cantan la canción.

Ese es el efecto de oír la voz del corazón.

En nuestra cultura la persona más adaptada a la sociedad no es la que sigue la voz de su corazón sino la que está hipnotizada siguiendo las pautas de fuera y no la de su interior.  Es el signo de nuestro tiempo:  esclavitud de la mente a las normas exteriores.

La sociedad nos mantiene anestesiados, alienados.  Dice Thomas Merton: "Dejarnos llevar por una multitud de asuntos contradictorios, aceptar demasiadas exigencias, comprometerse con demasiados buenos proyectos, querer ayudar en todo y a todos es otra manera de sucumbir a la violencia de nuestro tiempo".

Dario Lostado
(Despertar a la conciencia día a día)


09 octubre 2011

Piensa diferente

A las personas que piensan diferente y por esa razón llegan a cambiar el mundo.




Enjoy!

08 octubre 2011

Sé firme, perseverante y paciente

Sé firme en tus actitudes y perseverante en tu ideal, pero sé paciente, no pretendiendo que todo te llegue de inmediato.

Haz tiempo para todo, y todo lo que es tuyo vendrá a tus manos en el momento oportuno. Aprende a esperar el momento exacto para recibir los beneficios que reclamas y espera con paciencia a que maduren los frutos para poder apreciar debidamente su dulzura.

No seas una persona esclava del pasado y de los recuerdos tristes.
No revuelvas una herida que está cicatrizada.
No rememores dolores y sufrimientos antiguos.
¡Lo que pasó, pasó!


De ahora en adelante procura construir una vida nueva, dirigida hacia lo alto y camina hacia delante, sin mirar hacia atrás.
Haz como el sol que nace cada día, sin acordarse de la noche que pasó. Sólo contempla la meta y no veas que tan difícil es alcanzarla.


No te detengas en lo malo que has hecho; camina en lo bueno que puedes hacer.
No te culpes por lo que hiciste, más bien decídete a cambiar.
No trates que otros cambien; sé tú la persona responsable de tu propia vida y trata de cambiar tú.




07 octubre 2011

Cada detalle cuenta

Si cuidas una abeja, habrá más miel en el panal.
Si evitas una injusticia, habrá más justicia en el mundo.
Si cultivas un rosal, habrá más rosas en el jardín.
Si amas, Dios estará más presente en el mundo.
Si siembras un grano de trigo, habrá más pan sobre la tierra.
Si enciendes una vela, habrá más luz en la noche.
Si vives en la verdad, habrá menos mentira en el mundo.

Si cuidas un nido de golondrinas, habrá más golondrinas en primavera.
Si vives en libertad, habrá más libertad en el mundo.

Si enciendes un fuego, habrá menos frío en el invierno.
Si irradias tu alegría, habrá menos tristezas en el mundo.
Si esperas cambiar tú cuando haya cambiado el mundo,
morirás sin haber vivido; Si comienzas cambiando tú,
ya estás cambiando el mundo...

René Trossero

06 octubre 2011

La rosa y el sapo

Había una vez una rosa muy bella.
Se sentía de maravilla al saber que era la rosa más bella del jardín. Sin embargo, se daba cuenta de que la gente la veía de lejos. Se dio cuenta que al lado de ella siempre había un sapo grande y oscuro, y que era por eso que nadie se acercaba a verla de cerca.


Indignada ante lo descubierto le ordena al sapo que se fuera de inmediato. El sapo muy obediente dijo:
- Esta bien, si así lo quieres.


Poco tiempo después el sapo pasa por donde estaba la rosa y se sorprendió al ver la rosa totalmente marchita, sin hojas y sin pétalos.


Le dijo entonces:
- Vaya que te ves mal.
- ¿Que te pasa?


La rosa contesta:
- Es que desde que te fuiste las hormigas me han comido día a día.
- No he vuelto a ser igual.


El sapo solo contesta:
- Pues claro, cuando yo estaba aquí me comía a esas hormigas.
- Y por eso siempre eras la más bella del jardín.


Tomado de: contarcuentos.com

05 octubre 2011

El valor de un saludo

Cuenta una historia que hace muchos años un judío trabajaba en una planta empacadora de carne en Noruega. Un día terminando su horario de trabajo, fue a uno de los refrigeradores para inspeccionar algo; se cerró la puerta con el seguro y se quedó atrapado dentro del refrigerador.

Golpeó fuertemente la puerta y empezó a gritar una y otra vez, pero nadie lo escuchaba. La mayoría de los trabajadores se habían ido a sus casas, y era casi imposible escucharlo por el grosor que tenía esa puerta.

Llevaba cuatro horas en el refrigerador y se sentía ya al borde de la muerte, sin esperanzas de salvación.

De repente y para su inmensa alegría, se abrió la puerta. El guardia de seguridad entró y lo rescató.

Después de esto, le preguntaron al guardia por qué se le ocurrió abrir esa puerta si no era parte de su rutina de trabajo.

Él explicó: llevo trabajando en esta empresa casi 25 años; cientos de trabajadores entran a la planta cada día, pero él es el único que me saluda en la mañana y se despide de mí en las tardes. El resto de los trabajadores me tratan como si yo fuera invisible.

Hoy, como cada día, me dijo "hola" a la entrada, pero nunca escuché - "hasta mañana". Yo espero ese hola, buenos días, y ese chao o hasta mañana, cada jornada. Sabiendo que todavía no se había despedido de mí, pensé que debía estar en algún lugar del edificio y que algo debió pasarle, por lo que lo busqué y gracias a Dios lo encontré”.

“El valor del saludo, por el reconocimiento del otro como persona..."

04 octubre 2011

8 regalos

Con seguridad estos regalos siempre serán bien recibidos y por lo tanto agradecidos. Por otro lado, con una buena implementación, te ayudarán a mejorar tu vida y la de tus cercanos. 

Si crees que a tus relaciones les falta algo, puedes ensayar uno de estos obsequios que algunos llaman "nutrientes de relaciones":
 
  - Gratitud: De nada sirve si no la expresas de manera permanente y de manera clara a quienes se lo merecen. Guardarla en el corazón es como encerrar un diamante en una caja fuerte.

No esperes la oportunidad, cada momento es una oportunidad disponible.

¿Cómo y a quienes podrías expresar la gratitud que conservas en ti?

  - Aceptación: Uno de los grandes secretos de las personas que poseen magníficas relaciones es que no intentan cambiar a los demás.
Los aceptan y los valoran tal como son. Sin importar si nos complace o no, las gente tiende a permanecer como es.
Recuerda que lo que nos une siempre es mayor que lo que nos separa, de esta manera tendrás la posibilidad de concentrarte más en las similitudes que en las diferencias.

¿A quién podrías criticar menos, aceptar y valorar más y por lo tanto disfrutar más?

  - Calidez: En la forma de expresarse y escuchar. Los abrazos, los besos y las miradas cariñosas fortalecen nuestras relaciones haciéndolas más gratas.

¿Con quienes y de que manera podrías expresar mayor calidez?

  - Generosidad: Demostrarla diciendo lo bueno que pensamos de los demás; alegrándonos de sus éxitos; y compartiendo lo que tenemos y lo que sabemos.

¿Con quién y como  podrías ser expresar más Generosidad?

  - Perdón: El mejor regalo para nosotros mismos y para nuestras relaciones. Recuerda los que antes te han perdonado y piensa en las dificultades que habrías debido enfrentar si el perdón no hubiera llegado en los momentos   en los que apareció.


¿Cuánto has perdido en tu vida por mantener y alimentar ese resentimiento que no quieres?

¿A quién podrías perdonar?

  - Humor: El regalo más oportuno. Nos recuerda que a veces nos tomamos muy en serio.

¿Con quién podrías compartir más risas, bromas y alegría?

- Pasión: Es el fuego, la intensidad, el entregarse a vivir y valorar como un tesoro cada instante de las relaciones, aun si éstas no son mas que interacciones cotidianas pasajeras.
Es la decisión de vivir cada encuentro, teniendo en cuenta lo único que es.

¿A cuál relación le podrías poner más pasión?

  - Presencia: Ya sea física o emocional es imprescindible para alcanzar los objetivos en todos los ámbitos. En las relaciones es importante lograr una mezcla de presencia y pasión para crear lazos sólidos y profundos.

¿En qué relación podrías invertir más presencia física o emocional?

Cada instante es una buena oportunidad para crear ese momento especial para compartir estos regalos, que con seguridad te traerán más felicidad a ti y tus cercanos.

 

03 octubre 2011

Alegría

Cada día, cada mañana, debe florecer en tus labios un canto de amor y alegría.

Al abrir los ojos, date cuenta de que ese es el mejor día que la vida te regala porque es real, presente.
Desecha los temores que ensombrecen tu alma.
Desecha los recuerdos del ayer con imágenes deprimentes como intrusos visitantes no deseados.

Hoy puedes cantar
Hoy puedes amar
Hoy puedes vivir con renovada alegría
Hoy la Vida es generosa contigo

¿Por qué has de añorar lo que no tienes?
Haz tu trabajo evitando el gesto quejumbroso. 
Haciendo bien tu trabajo, estás haciendo lo mejor por los demás.
Haz lo que amas pero ante todo ama lo que haces.

Si el Amor preside tu vida serás feliz.
No necesitas hacer grandes y vistosas cosas.

Recuerda que:
La virtud más eminente
es hacer sencillamente
lo que tenemos que hacer.

Permite hacer en ti al único Hacedor.
Sé una nota afinada en esta gran sinfonía de la Vida.
Actúa como si todo dependiera de ti, sabiendo que sólo eres un instrumento en las manos divinas.

Dario Lostado
(Despertar a la conciencia día a día)

02 octubre 2011

Hakuna matata

Hakuna Matata, no te angusties
Hakuna Matata, vive y deja vivir
Hakuna Matata, vive y sé feliz


Enjoy!

01 octubre 2011

¿Cuántas prendas necesitas? - Proyecto 333

¿Cuántas prendas tienes en tu armario?
¿Cuántas de estas prendas utilizas realmente?
¿Cuáles te hacen sentir bien?
¿Y por qué acabas poniéndote siempre los mismos conjuntos?

Estas preguntas fueron el inicio de un proyecto de moda diferente que intenta explorar la relación que tenemos con el armario desde otro ángulo: aprovechar al máximo lo que tienes para reducir el estrés y aumentar tu creatividad.

El proyecto 333 es un reto de moda para experimentar de vivir con menos cosas: los participantes se comprometen de vivir durante 3 meses con 33 prendas. Este número incluye no solo faldas, vestidos, camisetas y pantalones, sino también los zapatos (cada par cuenta como una prenda), las chaquetas y los cinturones. Lo que queda fuera de la lista son los objetos invisibles: la ropa interior, la ropa de deporte y tu pijama. 33 prendas son suficiente como para que tu colega del trabajo no se dé cuenta, pero al mismo tiempo es tan poco que tendrás que hacer una selección consciente de las cosas que utilizarás durante los próximos tres meses.

Efectos colaterales: 3 meses sin compras
El hecho de utilizar 33 prendas predeterminadas durante un tiempo determinado automáticamente implica que no irás de compras durante este periodo. Podrás descansar de la obligación imaginaria de ir en busca de las mejores ofertas. El tiempo que normalmente pasas en los probadores de las grandes cadenas de ropa ahora lo puedes invertir en otras actividades: hacer un curso de cocina de fin de semana, participar en una salida guiada en tu ciudad o sus alrededores o a reorganizar el resto de tu casa para liberar espacio también fuera de tu armario.

Efectos colaterales: redescubrir tu creatividad
Es recomendable escoger las piezas de tu armario con cuidado para que los colores combinen entre sí y tengas el máximo de opciones a la hora de combinar prendas diferentes. Si todo combina con (casi) todo y puedes revisar lo que tienes en un instante, entonces será más fácil encontrar nuevas combinaciones a partir de las prendas escogidas. Se acabó la monotonía de combinar siempre los mismos vaqueros con la misma camiseta. Ahora podrás sacarle el máximo provecho a todas las prendas elegidas.

Tus propias ideas: ¿Aceptas el reto?
Este 1 de octubre empieza la IV temporada del Proyecto 333 en el mundo hispanohablante. Cada uno ha sacado sus propias conclusiones y todos recomiendan probarlo por lo menos una vez. Así podrás comprobar que sí puedes vivir con menos cosas sin que esto tenga un efecto negativo sobre tu patrón de vida. Y aunque tu profesión influenciará en la selección de tus prendas, no es un impedimento: si un abogado o una publicista pueden participar, tú también puedes.

¿Aceptas el reto?

Recursos:
Escrito por Valentina Thörner da Cruz , experta en consumo responsable y autora del blog ValeDeOro, Sostenibilidad y Minimalismo

Me pareció muy interesante este reto y se los comparto hoy que inicia el ultimo trimestre del año.  Tenemos tanto que no necesitamos, y que a otros les puede servir, además la creatividad que implica hacer las combinaciones.  ¿Quien se anima?   Saludos!!  Edith