Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

11 enero 2012

Afirmación y abundancia

Sir Isaac Newton descubrió las leyes de la gravedad en 1600. Cuando introdujo dichas leyes al mundo científico, revolucionó los estudios astronómicos. Pero si no fuera por Edmund Halley, poca gente probablemente hubiera aprendido sobre las ideas de Newton.

Halley fue un sonoro trampolín para las ideas de Newton, el desafió las premisas de Newton, corrigió los cálculos matemáticos cuando eran errados, e incluso dibujó diagramas geométricos para apoyar el trabajo de Newton.

Newton dudó de publicar sus ideas, pero Halley lo convenció de escribir el manuscrito, luego se lo editó y hasta supervisó su publicación. Halley también financió la impresión de este, aunque él tenía menos recursos económicos que Newton.

El trabajo final, Principios Matemáticos de Filosofía Natural, convirtió a Newton en uno de los pensadores más respetados en la historia.

Halley entendió la diferencia entre autopromoción y promoción desinteresada. Entre el ser un conocido que halaga y un amigo auténtico que afirma. Era más importante para Halley ver las ideas de Newton compartidas que recibir reconocimiento personal por ayudarlo. El sabía cuan importantes eran esas ideas, y quería comunicarlas al mundo. Creía en su amigo y lo afirmaba constantemente.

Hay personas que se mueven bajo el principio de la escasez y otros por el principio de la abundancia. Cuando consideramos que todo es escaso, nos volvemos egoístas, pensamos solo en nuestra autopromoción, odiamos la competencia. No nos molesta hacer un halago fácil y superficial, pero nos resulta como egocéntricos egoístas inconcebible afirmar a otro colega o compañero de estudio o trabajo, aunque le llamemos amigo.

En todas partes y niveles encontramos personas con mentalidad de escasez y lengua fácil para el superficial halago. Pero las que sobresalen y son fructíferas, casi siempre tienen una mentalidad de abundancia y afirman a aquellos en quienes creen y con quien tienen una relación auténtica. Creen en el efecto multiplicador de las buenas acciones, de la justicia, de la integridad, por eso afirman a otros.

Halley, científico reconocido, no tuvo inseguridad alguna al apoyar a Newton quien aun entonces dudaba de sus capacidades y el valor de sus obras.

En un mundo como en el que vivimos, necesitamos personas integras, que estén dispuestos a ser mentores de otros, a dar de lo propio para que otros surjan con sus propios méritos. Necesitamos personas con mentalidad de abundancia y actitud de afirmación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario