Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

22 julio 2011

El futuro no duele. Todavía (III)

Mi vida se ha vuelto definitivamente más ajetreada pero también he descubierto a lo largo de los años que intentar transformarse uno mismo para poder así transformar mejor al mundo, trae satisfacción duradera y sobre todo, el don irremplazable del altruísmo y de la compasión.

Imagina un barco que se hunde y que necesita de toda la potencia disponible para hacer funcionar las bombas para drenar las aguas crecientes. Los pasajeros de primera clase se niegan a cooperar porque tienen calor y quieren utilizar el aire acondicionado y otros aparatos eléctricos. Los pasajeros de segunda clase desperdician todo su tiempo tratando de ser ascendidos a primera clase. El barco se hunde y todos los pasajeros se ahogan. Hacia allá es a donde nos está llevando la actitud actual con respecto al cambio climático.

Ya sea que la gente se dé cuenta o no, sus acciones pueden tener efectos desastrosos, como los cambios ambientales en el Himalaya, el Círculo Polar Ártico y muchos otros lugares nos lo están demostrando. El consumismo desenfrenado de los más ricos de nuestro planeta (5% de la población) es el máximo contribuyente al cambio climático, que traerá como consecuencia el mayor sufrimiento al 25% más pobre, quienes enfrentarán las peores consecuencias. Según el Departamento de Energía de E.U.A., en promedio un afgano produce 0.02 toneladas de CO2 al año, un nepalés y un tanzano 0.1, un británico 10 toneladas, un estadounidense 19 toneladas y un qatarí 51 toneladas, lo cual es 2,500 veces más que un afgano.

El consumismo desenfrenado opera bajo la premisa que los demás son sólo instrumentos para ser utilizados y que el medio ambiente es una mercancía. Esta actitud fomenta la infelicidad, el egoísmo y el desprecio hacia otros seres vivos y al medio ambiente. La gente rara vez está motivada para cambiar en nombre de algo para su futuro y el de la próxima generación. Se imaginan: “Bueno, lidiaremos con eso cuando se nos presente.” Se resisten a la idea de renunciar a lo que les gusta sólo para evitar los desastrosos efectos a largo plazo. El futuro no duele, todavía.

Matthieu Ricard

No hay comentarios:

Publicar un comentario